Reciclan plástico en desuso para la confección de bolsos y otros productos

Opción sustentable. Un emprendimiento rosarino elabora diferentes productos con residuos plásticos y se propone concientizar sobre problemáticas ambientales

Residuos 05 de junio de 2020
whatsapp_image_2020-02-12_at_15_16_58_x1x_crop1581599772490.jpeg_1572130063

La problemática de exceso de plástico en el mundo está dando que hablar durante el último tiempo. Es que hace poco se reveló el dato de que entre ocho y doce millones de toneladas de plástico procedentes de residuos mal gestionados a nivel mundial terminan cada año en los océanos. Además, se está generando una mayor conciencia sobre los plásticos de un solo uso, que están en nuestros manos por unos minutos, pero luego tardan más de quinientos años en degradarse. 

A partir de identificar el exceso de plástico como una problemática actual, surgieron numerosas propuestas, proyectos y emprendimientos sustentables. Uno de ellos es Beutel, un emprendimiento rosarino que recicla el material plástico en desuso para confeccionar diferentes productos como bolsos, materas y modelos de neceser. 

La iniciativa fue de Matías Tolesano, estudiante de administración de empresas, quien trabaja junto a Agustina Tamagno, a cargo de la gestión de redes sociales. El proyecto comenzó a fines del año pasado, ante la inquietud de hacer algo con las bolsas plásticas residuales que generaban en su empresa familiar.

Uno de sus objetivos es concientizar acerca del destino del plástico, entre otras cuestiones ecológicas; y generar un impacto positivo en el medioambiente. Por ello persiguen los objetivos del Sistema B, aquellas empresas que producen un triple impacto: económico, social y ambiental. 

Tanto el diseño como la elaboración están a cargo del emprendedor, que por ahora tiene en stock tres artículos: materas, neceser y bolsos más grandes. Su objetivo es sumar nuevos productos, como mochilas y carteras. 

Por ahora el material utilizado proviene de los residuos de su empresa familiar, pero en el futuro esperan tener puntos de recepción de plásticos para seguir confeccionando.

La idea es tejer redes y acompañar a otros emprendimientos sustentables para que crezca esta movida, sostuvo Tolesano.

Algo destacable es el bajo costo de los productos, ya que solo se paga la mano de obra porque la materia prima principal es "basura". Los precios parten desde los $200, según el producto. Hasta el momento, el único punto de venta son los pedidos a través de sus redes sociales, Facebook e Instagram. Pero con el tiempo buscan generar contacto con diferentes locales para tener puntos de re-venta. 

El emprendedor destaca la capacidad resistente del material, que soporta hasta 20 kg y además es impermeable.

"Re-inventamos, cortamos y unimos algo que para muchos es basura. Tratamos de cambiar viejos paradigmas, de buscar nuevas soluciones. Con ganas y conciencia trabajamos para contribuir con el medioambiente, usando como materia prima bolsas de descarte", explican en sus redes sociales. 

Fuente: ecos.365 (Argentina)

Te puede interesar

Tres que apuestan a la sostenibilidad en Puro Diseño

En el salón ocre de la Rural se exhiben propuestas que hacen foco en la recuperación de materiales: aluminio, plástico y joyas en desuso. Cómo pensaron la marca, cuál es el modelo de negocios, las metas más próximas.

20190927_103620-696x480