La empresa de jugo Cítric fue denunciada por contaminar un arroyo entrerriano

Aseguran que en 10 años la planta extinguió la fauna en el curso de agua. El video y las fotos que acompañan la denuncia

Residuos 30 de octubre de 2020
Citric-780x470

Citric es uno de los jugos con mayor demanda en la Argentina, bajo su lema de ser una bebida 100% natural . En su página web aseguran: «intervenimos la naturaleza lo menos posible, trabajando de manera honesta y transparente, para que la gente pueda disfrutar de una variedad de jugos naturales. Por eso nuestro jugo nace donde nace la fruta«. Sin embargo la realidad está muy distante de esa premisa.

Las instalaciones en Chajarí, que la firma tucumana El Carmen posee en tierras entrerrianas, están bajo la lupa por la denuncia de vecinos.  La empresa está acusada por contaminar las aguas del arroyo Las Alpargatas, afluente del curso Mandisoví que luego desemboca en el embalse de la represa hidroeléctrica Salto Grande, publicó Economía Sustentable. 

En concreto, y de acuerdo al proceso asentado en el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, la compañía vierte desechos industriales sin ningún tipo de tratamiento en el caudal del arroyo desde hace al menos una década.

Según se denunció, la presencia de la fábrica derivó en la extinción de toda forma de vida en las aguas –la elevada mortandad de peces fue el primer indicio de contaminación–, la proliferación de olores nauseabundos, y la imposibilidad de continuar utilizando el recurso para el riego de plantaciones y la crianza de ganado.

Todo ese detalle aparece en la acción impulsada por Néstor Marsilli, el principal afectado por los desperdicios que el fabricante de Citric libera en el ambiente. Ocurre que “Las Alpargatas” atraviesa la chacra que el damnificado comparte con su esposa, dos hijos y un hermano. 

En la presentación que originó el proceso judicial Marsilli adjuntó fotografías y otros registros que ponen en evidencia el daño ambiental. En tanto, pruebas químicas concretadas a instancias del denunciante confirmaron la ausencia casi total de oxígeno en el agua.

denuncia


De ocupación productor citrícola, Marsilli presentó un recurso de amparo por contaminación en 2015 en compañía de otro vecino pero el reclamo resultó desestimado por el municipio, que alegó falta de competencia por cuestiones de jurisdicción. 

Dos años después, y a raíz de una intervención del provincial Concejo Regulador del Uso de Fuentes de Agua (CORUFA), El Carmen se comprometió por escrito a poner en marcha una planta de tratamiento de desechos con el fin de erradicar por completo las descargas tóxicas en el arroyo. La compañía nunca cumplió con lo acordado. 

Fuente: Entre Medios Web (.com)


 

Te puede interesar