El Senado aprobó la "Ley Yolanda": capacitación ambiental obligatoria en honor a una tucumana

La Cámara alta aprobó este jueves y por unanimidad el proyecto que rinde homenaje a Yolanda Ortiz, tucumana y primera secretaria de Ambiente de Argentina y América Latina. Un breve repaso por la trayectoria y distinciones de esta tucumana notable, comprometida y adelantada a su época

Noticias Generales Por: Enrique Bach 19 de octubre de 2020
818x460_201009173028_81203

El Senado de la Nación Argentina otorgó este jueves media sanción al proyecto de "Ley Yolanda", que establece la capacitación obligatoria en materia ambiental para todos los funcionarios de los tres poderes del Estado. Su nombre es un homenaje a la tucumana Yolanda Ortiz.

Yolanda Ortiz nació en Tucumán y falleció el pasado 22 de junio de 2019 a sus 94 años. Tras doctorarse en Química, fue la primera secretaria de Recursos Naturales y Ambiente Humano de Argentina, creada por Juan Domingo Perón en 1973. Fue la primera mujer en ejercer un cargo en un área gubernamental de materia ambiental en América Latina.

Durante su exilio en España, Juan Domingo Perón redactó en Madrid un "Mensaje Ambiental a los Pueblos y Gobiernos del Mundo". Tras volver al país creó la secretaría en la que designó a la tucumana, en la órbita del Ministerio de Economía.

Durante su gestión, "creó el Consejo Federal del Medio Ambiente, donde estaban representadas todas las provincias. Y hay quienes aseveran que su principal y gran innovación fue incorporar la perspectiva ambiental en la industria", apunta el portal argentinaforestal.com.

El proyecto aprobado prevé la "capacitación obligatoria en la temática de ambiente, con perspectiva de desarrollo sostenible y con especial énfasis en cambio climático, para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación".

"Es muy valioso darle un reconocimiento a su lucha", remarcó la senadora Eugenia Catalfamo (Frente de Todos), y analizó que "la industrialización, la deforestación, la agricultura a gran escala, situaciones que no están alejadas de nuestro país, fenómenos extremos como las sequías, las lluvias persistentes, la contaminación de las aguas o los incendios forestales".

Gladys González (Juntos por el Cambio) enfatizó que "la ‘ley Yolanda’ no es el punto de llegada, sino el punto de partida, de base, sobre la educación ambiental. Necesitamos conocimiento para garantizar la calidad de nuestras políticas públicas".

El proyecto de Ley Yolanda

La iniciativa aprobada en el Senado establece que, en los 90 días posteriores a la sanción de la ley, la autoridad de aplicación deberá establecer "los lineamientos generales destinados a las capacitaciones", para cuya confección deberá convocarse a "instituciones científicas especializadas en la materia, así como de la sociedad civil y sus organizaciones".

Se deberá contemplar, "como mínimo, información referida al cambio climático, a la protección de la biodiversidad y los ecosistemas, a la eficiencia energética y a las energías renovables, a la economía circular y al desarrollo sostenible, así como también deberán contemplar información relativa a la normativa ambiental vigente".

Las máximas autoridades de los organismos serán responsables de garantizar las capacitaciones, mientras que, para las máximas autoridades de los tres poderes, la capacitación estará a cargo directamente de la autoridad de aplicación.

"La información comprendida deberá ser clara, precisa y de base científica, y deberá ajustarse al organismo y al contexto en el que se brinde. El material desarrollado por la autoridad de aplicación será de libre disponibilidad, contemplando su difusión y circulación para actividades de capacitación que quisieran replicarse en jurisdicciones públicas provinciales o municipales, así como en otros ámbitos privados de la República Argentina", indica el proyecto. Cada provincia argentina deberá luego adherir a la normativa.

El proyecto de Ley Yolanda dispone que las personas que se nieguen "sin justa causa" a realizar las capacitaciones "serán intimadas en forma fehaciente por la autoridad de aplicación”, y el incumplimiento de esa intimación “será considerado falta grave dando lugar a la sanción disciplinaria pertinente".

Como sanción adicional, la autoridad de aplicación podrá hacer pública la negativa a participar en la capacitación en su página web.

Más sobre Yolanda Ortiz

Tras la muerte de Perón y el derrocamiento de Isabel Perón, la tucumana se exilió en Venezuela, donde se desempeñó en la Universidad Simón Bolivar por seis años.

Al regresar a la Argentina, fundó la organización no gubernamental Centro Ambiental Argentino - CAMBIAR.

En 2009, el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) rindió homenaje a su trayectoria, y en mayo de 2015, la fundación R21 – Latinoamérica Sustentable la nombró Miembro Honorario por su destacada trayectoria a favor del medio ambiente y la sustentabilidad.

En 2018, el Senado le otorgó la mención Juana Azurduy en distinción por su trayectoria; en 2017 se le había rendido homenaje en el Palacio del Congreso de la Nación Argentina donde se le otorgó la Mención de Honor por su trayectoria, el mayor reconocimiento de la Cámara de Diputados de la Nación.


Reseña del Instituto Patria

La compañera Yolanda Ortiz fue la primera Secretaria de Ambiente de la República Argentina, nombrada por Juan Perón en su último gobierno y también la única ministro mujer de su gabinete. Al asumir el cargo, Yolanda era joven y su militancia política tenía origen en la democracia cristiana, desde donde sumó su aporte y pudo enriquecer la visión de Perón expresada en lo que se conoce como su “Mensaje ambiental a los pueblos y gobiernos del mundo” de 1972. Por aquel entonces, allí comenzaba a plasmarse el paradigma de complejidad e integralidad del ambiente que ella difundió y hoy nosotros desde el Instituto Patria entendemos que es indispensable.

Becaria y doctorada en Química en Paris durante el Mayo Francés, abrazó desde temprano una mirada integrada del ambiente donde lo social, lo económico y el medio natural estaban íntimamente relacionados. Priorizó la prevención e impulsó la concientización de los trabajadores para minimizar el impacto de las actividades antrópicas, a la vez que propugnó su capacitación para proteger y mantener las condiciones del propio ambiente laboral, ya sea urbano o rural.

Desde su espacio fue pionera en el debate sobre el empoderamiento de la mujer y su participación en la cuestión pública, consciente del rol fundamental de las mujeres en la sociedad y su participación en la lucha por el acceso a un ambiente sano, Yolanda creyó firmemente en la importancia de la educación ambiental para involucrar a toda la sociedad en el cuidado de la “casa común”.

Hasta sus últimos días se involucró y ofreció su colaboración con total generosidad a los actores que compartían su inquietud, incluyendo a esta comisión que ahora no podrá tenerla sentada en un panel, pero que piensa y escribe un poco gracias a su impronta.

¡Gracias Yolanda! Siempre fuiste una adelantada y ahora que te fuiste, la meta que nos dejas es un camino marcado por tus pasos para no perdernos.


Fuente: El Tucumano (Argentina)
 

Te puede interesar