Investigador argentino fue galardonado por un proyecto de cuidado del ambiente

El doctor Rodrigo Gibilisco recibió el Humboldt Alumni Award por un trabajo que apuesta a medir la calidad del aire en la provincia de Tucumán en tiempo real

Contaminación 12 de agosto de 2021
RodrigoGibilisco

Desde hace ya tiempo venía estudiando la contaminación atmosférica, que -según sus indagaciones- se cobra cada año la vida de siete millones de personas alrededor del mundo. Ahora, su proyecto Breathe To Change (“Respira para cambiar”), en el que plantea la necesidad de crear una red interinstitucional, nacional e internacional para combatir la problemática, fue reconocido por la Fundación Alexander von Humboldt. “Fui honrado con un premio que me ayudará a continuar con mi visión de unir ciencia-politica-sociedad, en favor de una transición sustentable y del cuidado de nuestro ambiente", cuenta el doctor Rodrigo Gibilisco, investigador asistente del CONICET, poco después de enterarse del reconocimiento.

Breathe To Change tiene como finalidad compensar la falta de monitoreo en la calidad del aire, y al mismo tiempo construir sistemas institucionales para el abordaje de estas cuestiones. La iniciativa propone crear la primera red de monitoreo de calidad del aire en la provincia de Tucumán, para proporcionar una plataforma de datos de acceso abierto e informar a los ciudadanos sobre la calidad del aire local en tiempo real. Para ello, se plantea un nuevo enfoque de vigilancia de bajo costo mediante sensores ambientales interconectados digitalmente a través de internet.

CO2/COntaminacionLa peligrosa moda de capturar carbono en lugar de reducir emisiones
MU5IQK3UORFAHI4MUC7GHA7PMALa nueva agenda verde: ¿saldremos mejores de la pandemia?

Un flagelo global, multicausal

La propuesta parte de la base de que la contaminación del aire se debe a muchos factores. Mientras el aumento de la actividad industrial y la quema de combustibles fósiles asociados al transporte y a la rápida urbanización son las principales preocupaciones en las economías desarrolladas, es la quema de biomasa a cielo abierto la máxima responsable en los países con economías en vías de desarrollo basadas en actividades agrícolas. Y para poner en relieve su gravedad, el investigador apela a los siguientes datos: el material particulado, uno de los principales contaminantes atmosféricos emitidos durante la combustión de la biomasa, se asocia cada vez más con los nacimientos prematuros y con el bajo peso de los recién nacidos; con los problemas cognitivos de los niños y los ancianos, y con una mayor incidencia de las enfermedades respiratorias y cardiovasculares en la población en general. Se calcula que, en 2015, más de 4,2 millones de muertes en el mundo fueron causadas por la contaminación del aire que respiramos por partículas finas (PM2,5), lo que significa más muertes prematuras que las ocasionadas por la malaria o por el VIH en ese mismo período.

La contaminación atmosférica no sólo representa una amenaza para la salud humana, sino también para el ambiente, ya que reduce el rendimiento de las cosechas y afecta los patrones de precipitación y la temperatura”, explica en su propuesta el experto del Instituto de Química del Noroeste argentino (INQUINOA, CONICET-UNT). Aunque existen leyes estrictas para controlar y regular el uso del fuego en la mayoría de los países latinoamericanos, solo en Argentina se quemaron más de un millón de hectáreas en 2020. De estos incendios, el 95% se debió a la intervención humana, según un reciente informe del Servicio Nacional de Manejo del Fuego del gobierno argentino, documento que Gibilisco utiliza como fuente informativa y estadística. Pero –agrega el experto-, esta situación se debe también a la implicancia de ciertas actividades socioproductivas, como la agrícola – en formas diferentes según la región del país-, y a factores climáticos como las altas temperaturas y los fuertes vientos, que también varían según la zona geográfica.

Objetivos: optimizar la vigilancia y la monitorización

El proyecto prevé el diseño de un módulo sensor de calidad del aire (AQSM) que se utilizará para una primera evaluación a gran escala en la provincia de Tucumán. A partir de allí se busca la creación de la primera red de monitoreo de calidad del aire impulsada en conjunto por instituciones académicas, organismos gubernamentales y con participación de los ciudadanos.

smog-free-bycicleLa mejor bicicleta del mundo: succiona el aire contaminado y lo limpia mientras pedaleas
la-tierra-ha-alcanzado-hoy-niveles-de-co2-nunca-vistos-en-varios-millones-de-anosLa Tierra ha alcanzado hoy niveles de CO2 nunca vistos en varios millones de años

Durante los últimos años, advierte el investigador que se desempeña bajo la dirección del doctor Mariano Teruel del INFIQC (Instituto de Físico Química de Córdoba) y la codirección de la doctora Aida Ben Altabef del INQUINOA, múltiples proyectos exploraron el potencial de los sensores ambientales de "bajo costo" para la vigilancia de la contaminación atmosférica. El uso se enfoca generalmente en la ciencia ciudadana y en el desarrollo de actividades educativas, que tienen como objetivo principal involucrar a los ciudadanos en el proceso de medición y sensibilizarlos sobre los problemas medioambientales; y por otro lado, se encara el problema con un enfoque científico más sofisticado, cuya finalidad primordial es estudiar el potencial de ese tipo de tecnologías de detección. Esta iniciativa -subraya- se centrará en la consecución de ambos enfoques; es decir, en la experimentación científica y la participación ciudadana,  e implicará la injerencia de instituciones académicas tanto nacionales como de Alemania.

Fuente: NOASUR Conicet (.gov.ar)

Te puede interesar

Experimento NatZone: Partículas en el Aire

Los contaminantes existentes en el aire traen diferentes consecuencias a la salud de los organismos vivos y por eso es uno de los mayores retos ambientales a nivel global. En Natural Zone, hemos realizado un experimento para identificar algunas partículas en el aire

Fabricas/Contaminacion/CO2