Detectan, en Venus, un gas que puede tener un origen biológico

Hallan fosfina, que en la Tierra producen microbios en ambientes libres de oxígeno. El estudio se llevó a cabo primero con telescopios en Hawaii y se confirmó en el observatorio ALMA, en Atacama

Noticias Generales 15 de septiembre de 2020
860547_202009142335020000001

Las nubes altas de Venus contienen fosfina, un gas que en la Tierra sólo se produce a nivel industrial o por microbios que prosperan en entornos libres de oxígeno. Es el descubrimiento de un equipo internacional de astrónomos de cinco universidades, dirigido por la profesora Jane Greaves de la Universidad de Cardiff.

La molécula podría apuntar a un indicio de vida, según el Observatorio Europeo Austral (ESO). Para confirmar el descubrimiento, utilizaron el observatorio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) ubicado en el norte de Chile.

Los astrónomos han especulado durante décadas que las nubes altas en Venus podrían ofrecer un hogar para los microbios, libres de la superficie abrasadora, pero que necesitan tolerar una acidez muy alta.

El gas es conocido como fosfano o fosfina (PH3), una molécula formada por un átomo de fósforo y tres átomos de hidrógeno. El nuevo descubrimiento se describe en un artículo publicado en “Nature Astronomy”.

Por todo lo que se sabe de Venus, nadie logra explicar una vía abiótica hacia la fosfina. No en las cantidades que se han detectado. Esto significa que vale la pena considerar que exista una fuente de vida en ese planeta.

El equipo utilizó por primera vez el telescopio James Clerk Maxwell (JCMT) en Hawaii para detectar la fosfina, y luego pasó tiempo en el grupo de 45 telescopios ALMA, en Chile.

En un comunicado de la Royal Astronomical Society, la profesora Greaves dijo: “Fue un experimento hecho por curiosidad, aprovechando la poderosa tecnología de JCMT y pensando en futuros instrumentos. Pensé que podríamos descartar escenarios extremos, como nubes llenas de organismos. Cuando obtuvimos los primeros indicios de fosfina en el espectro de Venus ¡fue un shock!”. Cautelosos, Greaves y su equipo pidieron pasar tres horas con el observatorio ALMA, que es más sensible. Tras seis meses de procesamiento de datos, se confirmó el descubrimiento. “Ambos observatorios habían visto lo mismo: una débil absorción en la longitud de onda correcta para ser gas fosfina, con moléculas iluminadas por las nubes más cálidas de abajo”, dijo Greaves.

El profesor Hideo Sagawa de la Universidad Sangyo. de Kioto, utilizó sus modelos para la atmósfera venusiana para interpretar los datos y descubrió que la fosfina está presente pero es escasa: solo unas veinte moléculas por cada 1.000 millones.

Luego, los astrónomos realizaron cálculos para ver si la fosfina podría provenir de procesos naturales en Venus. Advierten que falta algo de información. El único otro estudio del fósforo en Venus provino de un experimento de aterrizaje, por la misión soviética Vega 2 en 1985.

Para crear la cantidad observada de fosfina en Venus, los organismos terrestres necesitarían trabajar a aproximadamente el 10% de su productividad máxima, según Paul Rimmer de la Universidad de Cambridge. Sin embargo, especula, cualquier microbio en Venus sea muy diferente a uno terrestre para sobrevivir en condiciones hiperácidas.

Otra miembro del equipo del MIT, la doctora Clara Sousa Silva, también estaba pensando en buscar fosfina como un gas “biofirma” de vida que no utiliza oxígeno en planetas alrededor de otras estrellas, porque la química normal hace poco de ella.


El descubrimiento plantea muchas preguntas, como cómo podrían sobrevivir los organismos. En la Tierra, algunos microbios pueden hacer frente a aproximadamente un 5% de ácido en su entorno, pero las nubes de Venus están casi completamente compuestas de ácido.


Pueden existir otras posibles biofirmas en el Sistema Solar, como el metano en Marte y el escape de agua de las lunas heladas Europa y Encelado. En Venus, se ha sugerido que las rayas oscuras donde se absorbe la luz ultravioleta podrían provenir de colonias de microbios. 

Fuente: La Gaceta (Tucuman, Argentina)

Te puede interesar

Soluciones sostenibles en la industria textil

La sostenibilidad también ha llegado a la industria textil. Se trata de algo más que el uso de algodón orgánico y mejores condiciones de trabajo. El consumo de agua, energía y productos químicos plantea retos para las empresas textiles en todas las etapas de la cadena de valor.

Algodon-organico

Deseos y Necesidades

Cuando compres objetos superfluos, piensa que otros, tienen necesidades básicas insatisfechas.

1604419_790112651003447_469706492_n