¿Reciclarías más si te devolvieran dinero por cada envase?

Ecoembes tiene el monopolio de la gestión de los envases en nuestro país, mientras que en Europa apuestan por el Sistema de Retorno

Reciclado Por: Enrique Bach 29 de septiembre de 2020
images

51 millones de envases de un solo uso se consumen en nuestro país cada día. Es decir, 18.000 millones al año, una cifra similar a la de Alemania, con el doble de población. La gran diferencia es que en Alemania se recicla el 98,5% de estos envases, mientras que aquí tan solo se recoge el 40% en los contenedores. El resto se abandonan en el medio ambiente, se vierten o incineran.

La legislación europea obliga a los fabricantes a pagar para la gestión y eliminación del 100% de sus residuos. Es decir, todas las compañías están obligadas a responsabilizarse de los envases que ponen en la calle.

¿Pero por qué entonces esta diferencia con países como Alemania, Finlandia o Países Bajos? El sistema de reciclaje que utilizan ellos es el SDDR (Sistema de depósito, devolución y retorno), que consiste en cobrar una cantidad a los clientes que se les reembolsa al devolver el envase.

Por eso, en las calles de Berlín u Holanda es casi imposible encontrar una lata o una botella. Tienen un valor económico. Los comercios donde se venden bebidas aplican un suplemento de unos 10 céntimos en cada envase. Este suplemento lo recupera el consumidor una vez devuelve el envase.

Este sistema hace que en algunos países europeos se recicle casi el 100% de los envases que se consumen.

¿Qué pasa en nuestro país?

En España no se utiliza el sistema SDDR, sino el SIG, sistema integrado de gestión, donde una empresa se encarga de organizar a todos los implicados: fabricantes, administraciones públicas, empresas de reciclaje y consumidores.

La empresa que tiene el monopolio del reciclaje en España es Ecoembes. Está inscrita como una sociedad anónima sin ánimo de lucro y más de 12.000 empresas de alimentación y bebidas están adheridas a ella. Entre ellas, multinacionales como Coca Cola, Bimbo, Campofrío, Codorniú, Colgate o Danone.


Ecoembes recibe dinero por envases que no se reciclan


A través de este sistema, las empresas pagan a Ecoembes por cada envase que fabrican. Con este dinero, Ecoembes paga a los ayuntamientos, que son los encargados de la recogida y separación de los envases. Pero no les pagan por todos los envases que se consumen en la ciudad, sino solo por envase útil que el ayuntamiento les entrega. Es decir, Ecoembes cobra por todos los envases que se producen, pero solo paga por los que son aptos para el reciclaje.

Además, los consumidores también pagamos por el reciclaje. Los envases que llevan el símbolo de las dos flechas enroscadas, lo que se denomina el punto verde, indica que la empresa que produce el envase ha pagado una tasa para su gestión posterior. Esa tasa se cobra a los consumidores al comprar el producto.

Estudio SDDR

Tras una pregunta del que fuera diputado de EQUO, Juantxo López de Uralde, sobre la política de gestión de residuos y reciclaje, el Gobierno afirmó en enero de 2019 que pondría en marcha un estudio para evaluar las posibilidades y viabilidad de la implementación en España de un Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR).

Juantxo López de Uralde explicó entonces que la implantación del SDDR “permitiría avanzar hacia el modelo de economía circular del que ahora mismos estamos tan alejados”.

La ONG Retorna afirma que “volver al hábito de devolver las latas y las botellas a la tienda acabaría con el abandono diario de 30 millones de envases en nuestro país”. Esta práctica ya funcionaba en España hasta los años 80. “Evita que cada día muchos de esos envases acaben en el fondo del mar, ayuda en la lucha contra el cambio climático y promueve una economía circular limpia. Es por ello que tanto aquí como en el resto del mundo, el 85% de la ciudadanía ve con buenos ojos este sistema”, explican desde Retorna.

Ecoembes en contra del SDDR

Ecoembalajes España S. A. factura cada año alrededor de 500 millones de euros. Esta sociedad ha mostrado su rechazo al SDDR afirmando que “no tiene beneficios para el medioambiente, incrementa el precio de la cesta de la compra, es un sistema mucho más caro que el actual y mercantiliza el reciclaje”.

La semana pasada la fundación Changing Markets publicaba un artículo sobre las diferencias entre el SDDR y el sistema español.

Fuente: Gasteiz Hoy (.com)

Te puede interesar

7 curiosidades sobre el reciclaje de envases

Tal vez desconozcas ciertas curiosidades sobre el reciclaje. Tal vez recicles pero no te has planteado cuál es el impacto real de esta acción, que es indispensable para frenar el cambio climático. O tal vez aún no reciclas porque no te has planteado el impacto de tu consumo en el mundo.

Reciclaje-Suecia