En Taiwan reciclan mascarillas usadas para convertirlas en cargadores de teléfono y así evitar la “basura COVID”

La pandemia del covid-19 nos ha obligado a utilizar elementos de protecciones plásticos como las mascarillas que, una vez utilizadas, se convierten en residuos, y su mala gestión ha provocado serios problemas ambientales

Reciclado 02 de marzo de 2022
Pink-Blue-and-Purple-Photocentric-Neon-UI-Neon-Phone-Wallpaper16

Es que las mascarillas están compuestas de diminutas fibras de polipropileno, un material que prácticamente no se degrada, por lo tanto, se pueden acumular en medios marinos y terrestres, ocasionando grandes daños a animales, a seres humanos y a los ambientes naturales.

Ciertamente, el coronavirus ha traído más que una crisis sanitaria, también nos trajo la “basura COVID” en donde entran las mascarillas plásticas, los guantes o los escudos faciales. Lamentablemente, son todos materiales que están contaminando nuestras playas, parques o calles.


Es por eso que muchas empresas se han dedicado a encontrarle otro uso a las mascarillas faciales para poder reciclarlas y disminuir la contaminación ambiental.

273569853_5410853032275629_9195708076208813368_n


Una empresa que convierte las mascarillas en cargadores.

La empresa taiwanesa Miniwiz ha sido capaz de encontrar una forma de aprovechar las mascarillas quirúrgicas desechadas para convertirlas en cargadores de teléfono. Para lograr este propósito, la compañía se asoció con el holding de inversiones financieras Fubon Financial Holding Co. Y propuso esta solución bastante inteligente.

Ciertamente, producir cargadores de teléfonos a partir de mascarillas comprimidas logran el objetivo de una economía circular. «Durante la pandemia, los productos que más se tiran son las mascarillas de un solo uso», explicó el cofundador y director general de Miniwiz, Arthur Huang.

1640598190-61c98aae4f9bd


Cada tres minutos podemos hacer un cargador con máscaras faciales que pueden reducir el desperdicio. Transformar los desechos locales en un producto valioso es el objetivo final.

dijo Huang.


Hasta ahora, han logrado convertir más de cinco mil piezas de cubrebocas quirúrgicos en cargadores de teléfono, en total hicieron 43 mil cargadores inalámbricos con un super agarrador. Esta acción fue una de las que crearon para presentar su 60 aniversario.

¿Cómo es el proceso de reciclaje?

Las mascarillas se tratan con brazos mecánicos para completar este proceso de reciclaje. Los brazos se encargan de destrozar, amontonar y aplanar las mascarillas hasta que toman la forma deseada.

Además, la empresa Miniwiz se encarga de convertir todos los residuos posconsumo en materiales para la construcción de edificios, accesorios, ropa, muebles y, de vez en cuando, aparatos electrónicos.

screenshot_3-1

Lo mejor es que los cargadores cuentan con un diseño atractivo que llama la atención de las personas y sirve para promover su uso.

Se han establecido sitios de reciclaje en edificios de oficinas de Fubon. Utilizando las tecnologías revolucionarias de Miniwiz para recolectar máscaras faciales no deseadas. Y muchos de los cargadores de colores creados se han utilizados para dárselos a los empleados como regalo de aniversario.

Es un movimiento bastante importante que le enseña al público sobre la sostenibilidad y cómo se beneficia al medio ambiente a través de este proceso de reciclaje. Se espera que, al utilizar los dispositivos de carga, también aumenta la conciencia sobre el uso adecuado de la electricidad.

No es una produccion propia, la fuente es Portal Ambiental (.com)

Te puede interesar

Colmenas robotizadas en Israel para preservar a las abejas

En una comunidad agrícola de Galilea, una empresa emergente israelí ha construido colmenas robotizadas que vigilan las abejas 24 horas y permiten reducir la mortalidad de estas grandes polinizadoras, garantes de la seguridad alimentaria

a5eddf8ed3e99fbbd340ff0d034bd944ae2f1b34