Como utilizar menos plástico

Más allá del abrumador reto, te aseguramos que vivir sin plástico es mucho más fácil (y económico) de lo que parece. Para facilitarte la tarea, hacemos un repaso por algunos de los objetos de plástico más habituales en nuestro día a día y sus alternativas más ecológicas

Residuos 28 de septiembre de 2020
tips-para-usar-menos-plastico

Utilizar menos plástico parece tarea imposible en unos tiempos en los que este material alcanza todos los espacios de nuestra vida cotidiana. Reducir su consumo ya no es una opción. El plástico que inunda nuestros mares es el que pasa por nuestras manos a diario. Replantear nuestros hábitos y prácticas es la única solución a un problema insostenible para el que no existe un plan B.

Para ponertelo aún más cómodo y evitarte la eterna procrastinación, te dejamos el enlace de los sustitutos que proponemos para que los incluyas directamente a tu próxima compra de Amazon.


UTILIZAR MENOS PLÁSTICO EN CASA

1. CEPILLO DE DIENTES DE BAMBÚ
Cepillarte los dientes es la primera cosa que haces por la mañana y la última antes de dormir. Los cepillos de dientes convencionales representan el 1% del plástico en nuestros océanos. Se estima que tiramos al año unos 4.500 millones. Al sustituir el plástico de sus empuñaduras, podemos reducir drásticamente nuestra huella medioambiental.

AMAZON-cepillo-de-dientes-bambu

La alternativa más ecológica en este caso son los cepillos de bambú, un material biodegradable, compostable y con unas propiedades excepcionales. No necesita ni fertilizantes, ni pesticidas, ni riego para su cultivo y normalmente produce un 30% más de oxígeno que otras plantas.

Nosotros los hemos probado y la experiencia ha sido tan satisfactoria como el de un cepillo tradicional. Su venta todavía no está muy extendida aunque es fácil adquirirlos en Amazon. Existen distintas alternativas prime y su precio suele ser el habitual en un cepillo de calidad (unos 2 euros aprox.). En este enlace puedes consultar todas las opciones disponibles.

2. GEL Y CHAMPÚ SÓLIDOS
El gran número de envases que empleamos es otra de las grandes lacras que arrastramos. Aunque mucho de ellos vienen identificados como reciclables, la verdad es que son downcycled y nunca podrán ser reciclados y convertidos en un envase de la misma calidad.

En algunos casos, parece difícil prescindir de ellos pero en otros es más fácil y beneficioso de lo que parece. Es el caso de los geles y champús.


Todos conocemos la tradicional pastilla de jabón pero lo que muchos no saben es que también tiene sus homólogas en sus distintas versiones para el cabello (champú, acondicionador…). Existen alternativas para todo tipo de necesidades y, además de un menor impacto ecológico, gozan de mayores beneficios para nuestra salud y nuestro bolsillo.

3. CUCHILLAS NO DESECHABLES
En el mundo, se desechan 2.000 millones de cuchillas desechables al año. Olvídate de ellas. Al no ser consideradas envases, no hay ningún contenedor específico y acaban en vertederos o incineradas.

Para los que no quieran emplear maquinillas eléctricas, pueden usar cuchillas no desechables en las que se recambie únicamente la cuchilla. La mejor opción para reducir el consumo de plástico a cero son las clásicas en metal cuyo uso también es extensible a chicas.

AMAZON-cuchilla-de-afeitar-metal-500x503

4. EL AGUA, MEJOR DEL GRIFO
Las botellas de agua son, junto a las bolsas de plásticos, uno de los artículos sobre los existe más concienciación. Aun así, todavía muchos creen que su calidad es superior a la del agua de grifo, un mito que debemos erradicar.

En España, el agua de grifo es potable y pasa por unos controles analíticos exhaustivos que garantizan su calidad y la seguridad para el consumo humano. Que sea de grifo no implica que sea peor que la envasada. De hecho, el agua embotellada no es estéril, ni garantiza la ausencia de microorganismos de origen. Lo que asegura, por medio también de controles muy estrictos, es que no haya patógenos.

daytime-flow-h2o-1295138-e1544806848217
Ahora bien, el agua de grifo puede tener distintos orígenes (ríos, lagos, acuíferos…) y esta diversidad hace que tenga una composición muy variable que requiera distintas técnicas de tratamiento. En algunos lugares, esto resulta en  un excesivo sabor a cloro que repele a muchos consumidores.

UTILIZAR MENOS PLÁSTICO FUERA DE CASA

6. BOTELLAS DE AGUA REUTILIZABLES: PLEGABLES, CON FILTRO…
Ya no hay excusa para no llevar encima su propia botella de agua reutilizable. El espacio, el mal sabor del agua de grifo…  Aquí te dejamos algunas alternativas que nos lo ponen fácil.

Irrompibles y libres de tóxicos, estas botellas de agua plegables disponen de buenos apoyos una vez llenas y son aptas tanto para bebidas calientes como frías. Se pueden lavar en el lavavajillas:

7. MUG PARA EL CAFÉ
En este mismo orden de ideas, para muchos, se ha convertido en un hábito el café “para llevar”. Si es tu caso, debes saber que además de la tapa, el interior del vaso también está recubierto de un plástico imposible de reciclar. Opta por tomarte el café en el sitio o llévate tu propia taza reutilizable. Si no tienes, te sugerimos esta plegable, muy práctica y ligera:

AMAZON-mug-plegable

8. ENVOLTORIOS MÁS ECOLÓGICOS PARA EL BOCADILLO
Además de las tradicionales fiambreras porta bocatas y porta sandwiches, existen también  otras alternativas reutilizables al papel albal y film transparente, los envoltorios de cera de abeja. Una solución reutilizable, natural y respetuosa con el medio ambiente que protege los alimentos del aire y la humedad, al tiempo que les permite respirar con barreras alimentarias naturales. Sus propiedades antibacterianas y antifúngicas mantienen la comida fresca durante más tiempo.

AMAZON-SuperBee

UTILIZAR MENOS PLÁSTICO EN TUS COMPRAS

9. COMPRAS ZERO WASTE
Por fin, se han empezado a tomar medidas para restringir el uso de bolsas de plástico y privilegiar las bolsas reutilizables. Sin embargo, todavía hay una excepción en la ley y son las bolsas de menos de 15 micras que usamos habitualmente para las compras a granel (fruta, frutos secos…). La principal función de estas bolsas es favorecer su pesado y, por lo tanto, su esperanza de vida apenas sobrepasa la línea de caja.AMAZON-bolsas-algodon

Estas bolsas de algodón orgánico para las compras a granel permiten que los productos respiren y contribuyen a su transporte y conservación.

Un medida con la que podemos contribuir a reducir el despilfarro innecesario que se hace de ellas, es llevando nuestras propias bolsas de pesado reutilizables. Y si eres de los que te olvidas siempre la bolsa en casa o el coche, te recomendamos este llavero.

10. PRIVILEGIA EL CARTÓN Y EL VIDRIO
Cuando escojas los productos, dale preferencia a los envases de cartón y de vidrio sobre los packagings de plástico. Por ejemplo, en el detergente, en el aceite… Es frecuente también que las latas de metal, tengan un recubrimiento de plástico en su interior. En este caso, escoge las conservas envasadas en botes de vidrio.

IMG_20181211_181731-2
Y, por supuesto, antes de comprar algo hecho de plástico, pregúntate si realmente lo necesitas y, si como en los casos anteriores, puedes sustituirlo por una alternativa más ecológica. que reduzca tu huella plástica.


BENEFICIOS DE REDUCIR EL USO DEL PLÁSTICO:
· Se evita la extracción del petróleo destinado a la industria del plástico.
· Se reduce el consumo de energía, lo que se traduce en menor contaminación y menos uso de productos no renovables, agentes importantes en la producción de la contaminación del medio ambiente.
· Se evitan decesos de la fauna silvestre.
· Se reducen los residuos sólidos, lo que se traduce en mayor espacio para relleno sanitario.
 

Fuente: Surf Rule (.com)


 


 

 


 


 


 

Te puede interesar