Crean un climatizador solar que calefacciona y también ventila el hogar

Se trata de una alternativa sustentable y que permite ahorro energético. Funciona con un panel térmico ubicado en el exterior.

Construcción sustentable 05 de junio de 2020
image5ed8103f1db16

En épocas de pandemia de coronavirus -donde una de las recomendaciones de la OMS es mantener aireados y ventilados los espacios- y de alto valor de las tarifas energéticas, el desarrollo de un grupo de ingenieros mendocinos asoma como una alternativa sustentable y atractiva.

Se trata de un “climatizador solar”, un recurso de ventilación y calefacción de espacios cerrados basado justamente en la luz solar y el aire libre. Estos sistemas de climatización y renovación de aire; centrado en uno o varios paneles térmicos que absorben la luz solar y la transforman en calor útil, permite ambas posibilidades (ventilación y calefacción) de forma segura y garantizando la renovación del aire.

“En este contexto, son varias las ventajas de este sistema; que inicialmente se había pensado para calefacción, pero también sirve para ventilar. El sistema toma aire externo -el equipo está en el exterior- y mientras lo calefacciona, lo incorpora como nuevo aire. Esto es fundamental, ya que el aire de un espacio cerrado puede estar viciado por dióxido de carbono u otros contaminantes (vinculados a la estufa, por ejemplo). Entonces, mientras este sistema desplaza el aire hacia afuera, lo renueva”, destacó el ingeniero industrial Leonardo Scollo, uno de los desarrolladores del sistema y quien se desempeña en la firma Energe.

Según explicó, el aire que ingresa a la vivienda por medio de este sistema en el proceso de renovación -y previo filtrado por el sistema-, es limpio y disminuye la carga de microorganismos del aire interior. Y si se tiene en cuenta que la falta de ventilación o las tasas bajas en este proceso están estrechamente asociadas con mayores tasas de infección o brotes de enfermedades de transmisión aérea; la alternativa de las “calefacciones solares” suma más ventajas.

Sencillo

Según explicó uno de sus desarrolladores, la cantidad de energía que genera un sistema de calefacción solar tiene una potencia de 1,4 KW; similar a la que genera un caloventor eléctrico. “En una casa estándar, un panel puede calefaccionar y ventilar en simultáneo un local de entre 20 y 25 m2. Dependiendo de si uno use normalmente gas o electricidad, lo cierto es que en cualquiera de los dos casos termina ahorrando”, se explayó, y agregó que es productivo tanto para el uso doméstico como comercial.

El costo de este sistema es de aproximadamente 40.000 pesos, “aunque se amortiza pronto con el ahorro energético”, agregó Scollo; quien destacó que en tres años se termina de pagar teniendo en cuenta la proporción del ahorro en el costo de otros suministros. Ese ahorro tiene que ver además con que el sistema desarrollado complementa la climatización del ambiente con energía limpia y renovable (en este caso, la solar). Además, al no necesitar la apertura de ventanas y puertas para renovar el aire, se evita la pérdida de temperatura ambiente durante el proceso.

image5ed80fe5ae3d8

“La instalación es simple. Hay que hacer un solo agujero de 15 centímetros, como el que se hace para instalar un calefactor”, detalló Scollo.

Cómo funciona

El “climatizador solar” consta de un sistema compuesto por un captador (o varios) colocado en un muro exterior de cualquier vivienda; siempre orientado al norte, o bien en el techo de la vivienda. Esta orientación tiene que ver con un mayor aprovechamiento de la luz y exposición solar. Además del captador, cuenta con un difusor de aire colocado en el interior de la vivienda, y ambos componentes están interconectados a través de conductos.

“Del lado exterior hay un panel térmico con fachada de vidrio templado, que tiene aluminio y aislante. Adentro del panel hay un intercambiador para transformar la energía del sol en aire caliente, y tiene también un termostato que regula”, agregó el ingeniero. Y resaltó que otra de sus ventajas es que al no requerir intervención humana para su funcionamiento, se aprovecha para la ventilación y calefacción en los momentos de mayor radiación solar (y que en circunstancias normales no coinciden con los momentos en que uno está en casa para hacer la ventilación manual al abrir puertas y ventanas).

“El aire renovado ingresa desde el techo o la pared -según donde esté el sistema- y el viciado sale por los respiradores, hendijas u otras pequeñas aberturas de las salas”, concluyó.

Fuente: Los Andes (Mendoza, Argentina)


 

Te puede interesar

10 acciones contra la emergencia climática

¡Los pequeños cambios pueden marcar una gran diferencia! En Naciones Unidas hemos identificado 10 acciones clave contra la emergencia climática que puedes adoptar en tu vida diaria. ¿Con cuál(es) te comprometes?

act-now-header