El cambio climático y las bicicletas impulsan a los verdes al poder municipal en toda Francia

Los ambientalistas dirigirán al menos dieciséis ciudades, incluyendo Grenoble, Lyon, Burdeos, Estrasburgo y un distrito de París.

Noticias Generales 30 de junio de 2020
11c77a_377989e2c02e450ab3bff8320918ccaf_mv2
11c77a_377989e2c02e450ab3bff8320918ccaf_mv2

Rara vez en la historia política moderna una formación ha hecho un avance tan espectacular como el de los ecologistas en las elecciones municipales de 2020. Veinte ciudades, dos millones de ciudadanos: visualicen el avance histórico de los ambientalistas a nivel municipal.11c77a_a03d0c143ec547589244e06774a3c4c3_mv2

Rara vez en la historia política moderna una formación ha hecho un avance tan espectacular como el de los ecologistas en las elecciones municipales de 2020. Al final de la segunda vuelta, el domingo 28 de junio, Europa Ecologie-Les Verts (EELV) y sus aliados han conservado o conquistado al menos dieciséis ayuntamientos, entre los que se encuentran cuatro grandes ciudades (Grenoble, Lyon, Burdeos y Estrasburgo).

A esto hay que añadir la metrópoli de Lyon y un distrito parisino, que se había prometido como parte del acuerdo entre la EELV y Anne Hidalgo, pero que aún no ha sido adjudicado. Los consejeros ambientalistas podrían así administrar más de dos millones de habitantes - ofreciendo a la EELV un enorme laboratorio para probar su capacidad de gobernar, dos años antes de las próximas elecciones presidenciales.

Si bien los ambientalistas ya han logrado importantes éxitos electorales, en particular en las elecciones europeas de 2009 y 2019, es la primera vez que lo han logrado con un apoyo local. Hasta entonces, la mayor conquista de la EELV fue Grenoble (158.000 habitantes), en 2014 con Eric Piolle.

Los ecologistas serán también fuertes aliados en varios municipios, donde han negociado acuerdos con la izquierda: Rennes, Nantes, Villeurbanne, Rouen, Montpellier... Queda pendiente un caso, el de la ciudad de Marsella, en el que Michèle Rubirola ocupaba el primer lugar pero sin mayoría absoluta (y debe por tanto esperar a la "tercera vuelta"); esta antigua ecologista encabezaba una lista sindical de la izquierda, la Printemps marseillais, y se había aliado con una lista EELV en la segunda vuelta.

Los candidatos de Europe Ecologie Les Verts (EELV) ganaron en Lyon, Estrasburgo, Besançon, Poitiers, Annecy y Tours. En Marsella, la segunda ciudad de Francia, los verdes ganaron la mayoría de los asientos en el consejo local y podrían asegurar la alcaldía a finales de esta semana.


Hoy, la ecología está dando un paso de gigante, dijo el secretario de la EELV, Julien Dayou, en un comunicado, añadiendo que el partido ahora tiene un mandato para actuar por el clima y la justicia social.

Anne Hidalgo, del partido socialista fue reelegida como alcaldesa de París el domingo 28 de junio, con una plataforma en la que tuvo mucho peso lo ambiental. Hidalgo tenía el respaldo de la EELV y era la candidata "verde" de facto. Sus planes de vivienda social demostraron ser populares, pero su política emblemática es profundamente verde: transformar París en una ciudad amigable con la gente, aprovechando los cambios en el transporte del "Plan Vélo" realizados durante su primer mandato, que incluye la eliminación del espacio para los automóviles y el aumento del espacio para los ciclistas y los peatones.

Hidalgo hizo de la lucha contra el cambio climático y la contaminación del aire los elementos clave de su campaña electoral. Después de su aplastante victoria, dijo que los votantes habían elegido hacer de París una ciudad más verde.

Han elegido la esperanza, el trabajo en equipo, un París que pueda respirar, que sea mejor para vivir, dijo en un discurso a sus seguidores.

Entre sus planes para su mandato de seis años está el de que todas las calles de la capital francesa tengan un carril bici y que todos los puentes de la ciudad tengan carriles bici protegidos.

"Si te gustó la primera temporada [del Plan Vélo], te encantará la segunda", insistió a principios de este año.

En enero, Hidalgo reveló que el espacio necesario para hacer de París una ciudad amigable para los ciclistas vendría mayormente a expensas del automovilismo. Según sus planes, París eliminará la mayoría de sus espacios de estacionamiento en la calle. Y otras ciudades francesas podrían ahora seguir el ejemplo.

Y a los partidos "ecológicos" también les va bien en otras partes de Europa. En Irlanda, el Partido Verde entró en el gobierno de coalición la semana pasada.

El líder Eamon Ryan, antiguo propietario de una tienda de bicicletas, aseguró que como parte del acuerdo de coalición el 20% del presupuesto de transporte de Irlanda se destinará a caminar y andar en bicicleta, mientras que dos tercios del resto se destinarán al transporte público.

Durante los próximos cinco años, los programas de ciclismo y caminar -incluidas las redes de ciclismo protegidas y la ampliación de las aceras- recibirán 360 millones de euros anuales.

Fuente: Climaterra


 

Te puede interesar

El aporte de la técnica para un país circular

“Hoy parece ya una obviedad la preocupación sobre los residuos, pero pocos se acuerdan que hace diez años la protección medioambiental se circunscribía básicamente a la contaminación del aire y agua, algo de suelo y la protección de la flora y fauna, más nuestro conocido Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. De residuos poco, o casi nada y la mayoría del asunto se abordada desde una perspectiva sanitaria”

comision

Asume el primer ministro de Cambio Climático de América Latina

Patricio Lombardi ocupará el ministerio creado por el gobernador Oscar Herrera Ahuad, en un hecho histórico para la política nacional y Latinoamericana. “Voy a salir con el maletín bajo el brazo a decirles a nuestros deudores que nos paguen. Porque le están haciendo daño al planeta. Esa es mi meta N°1”, dijo en diálogo con Infobae

TX6U6EGZ5NHU5FV2QDBAL5JTQI