Cuatro preguntas para saber si estás reduciendo tu huella de carbono

Una nueva investigación concluyó que la mayoría de los estadounidenses no tiene la información necesaria para reducir de manera eficaz sus emisiones de gases de efecto invernadero, según una nueva investigación. Tú podrías ser uno de ellos

Contaminación 10 de septiembre de 2020
descarga

Si tomas un vuelo en avión, ¿puedes compensar las emisiones de ese vuelo que fomentan el calentamiento global haciendo cosas como conducir menos y apagar las luces de tu casa?

La respuesta es sí, pero hay opciones que podrían ser mucho más efectivas que otras. Y, un nuevo estudio, la mayoría de las personas no son buenas para juzgar cuáles opciones tienen el mayor efecto en sus emisiones de dióxido de carbono.

¿Cuán bueno crees que eres para elegir las mejores maneras de reducir tus emisiones? Responde este minicuestionario basado en el estudio y verifica si tus respuestas están dentro del rango correcto.

Instrucciones:Por favor expresa tus opciones como valores numéricos (por ejemplo, 1, 23, 300, etc.)

adventureImage-image-1598544147254-superJumbo
¿Volverse vegetariano o reducir los empaquetados?
Has decidido reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al convertirte en vegetariano durante un año. Tu amiga no quiere modificar su dieta, pero decide reducir las emisiones al comprar solo alimentos a granel (nada con algún tipo de empaquetado). ¿Cuántos años le tomaría a tu amiga reducir la misma cantidad de gases de efecto invernadero que tú?
  adventureImage-image-1598544097505-superJumbo

¿Dónde están los acaparadores de electricidad en tu hogar?
Tu casa genera muchos gases de efecto invernadero, pero no todos los electrodomésticos y dispositivos son iguales.

¿Cuántas horas puedes dejar prendida una lámpara con una bombilla led y producir la misma cantidad de gases de efecto invernadero que una sola carga de una secadora de ropa?

adventureImage-image-1598544456081-superJumbo
¿De vacaciones?
Supongamos que vas a tomar un vuelo en clase turista solo de ida desde Nueva York a Londres. Quizás quieras compensar esas emisiones con no comer hamburguesas de cuarto de libra.

¿Cuántas hamburguesas deberías dejar de comer para neutralizar ese vuelo?

adventureImage-image-1598544063583-superJumbo

¿Son mejores los autos híbridos? ¿Cuánto??
Tienes un auto mediano y tienes conciencia ambiental, por lo que decides establecerte un límite estricto de 160 kilómetros por semana.

Si te cambiaras a un vehículo híbrido, ¿cuántos kilómetros podrías conducir y producir la misma cantidad de gases de efecto invernadero?

¿Te equivocaste por mucho?

Si es así, no te sientas mal. No estás solo. Los investigadores entrevistaron a 965 personas en Estados Unidos y Canadá, y solo una respondió tres de cuatro preguntas correctamente. Nadie logró contestar las cuatro preguntas de manera correcta.

Cuando se les pidió a los participantes que clasificaran en orden los efectos de diferentes actividades, cuatro de cada cinco personas subestimaron la importancia climática de los vuelos. Más de la mitad sobreestimó la importancia de las bolsas de supermercado reutilizables.

“Me sorprendió un poco la persistencia de algunas percepciones erróneas”, afirmó Seth Wynes, doctorando de la Universidad de Columbia Británica y autor principal del estudio, publicado en agosto en la revista científica Climatic Change.

Wynes afirmó que las personas podrían haber subestimado las fuentes de gases de efecto invernadero que no pueden ver, como las emisiones de la agricultura, y darle demasiado peso a las que se encuentran todos los días.

“No ves las emisiones de metano que produce una vaca”, dijo Wynes. “Pero sí ves el humo que sale del tubo de escape de un auto”.

Estados Unidos y Canadá son dos de los principales emisores de gases de efecto invernadero a nivel mundial, tanto en emisiones totales como per cápita. En promedio, cada persona produce más de 15 toneladas de dióxido de carbono, uno de los principales contribuyentes al calentamiento global, cada año. Eso es alrededor de tres veces más que el promedio británico y unas ocho veces más que en la India.

Sin embargo, para muchas personas en todo el mundo, tomar un avión a París o comer menos filetes no es una opción para empezar. El año pasado, un informe publicado en la revista médica or eating fewer steaks isn’t an option to begin with. A report last year in the medical journal The Lancet sugirió que las personas que comen mucha carne roja, como los estadounidenses y canadienses, deberían consumir menos.. Pero no le recomendó lo mismo a las personas pobres, porque necesitan más proteína animal para tener una mejor salud.


No vivimos en un mundo donde todos tienen una especie de presupuesto de carbono, como una tarjeta de crédito de carbono, donde solo podemos gastar X toneladas de CO2 por año, dijo Shahzeen Attari, profesora asociada de la Universidad de Indiana en Bloomington que estudia las percepciones climáticas y la toma de decisiones. Attari no participó en la encuesta.


Además, la reducción de las emisiones de carbono para frenar el cambio climático requerirá cambios de política radicales a nivel gubernamental y una revisión de las redes energéticas del mundo.

Pero, particularmente en los países más ricos del mundo, las huellas de carbono individuales aún se acumulan. Las emisiones de los hogares, que incluyen el uso de energía, la compra de alimentos y el transporte, representan una quinta parte de todas las emisiones en Estados Unidos.

Cuando les pidieron a las personas de la encuesta que dijeran cuál sería el cambio de estilo de vida más significativo que podrían hacer para reducir las emisiones, conducir menos fue la respuesta más popular. En realidad, el cambio más significativo sería tener menos hijos. Las otras medidas que podrían contribuir de manera importante son vivir sin automóviles, evitar los viajes en avión y tener una dieta vegetariana (comer vegetariano, por ejemplo, es ocho veces más efectivo que actualizar las bombillas).

Para aclarar algunas percepciones erróneas sobre el clima y ayudar a que las personas tomen mejores decisiones, el estudio recomienda más educación y un enfoque que se centre en esas actividades de alto impacto, así como etiquetas de huella de carbono para los bienes de consumo, similares a las etiquetas nutricionales para alimentos.


Estamos en este tipo de situación extraña con muchas tensiones, dijo Chris Jones, profesor titular de psicología social y ambiental en la Universidad de Surrey en Inglaterra. Sabemos que deberíamos ser mejores ambientalistas, pero también estamos rodeados de tentaciones”].


Esas tentaciones pueden tomar la forma de chuletas de cordero o unas vacaciones en el extranjero.

Para compensar estas “indiscreciones ocasionales”, la gente suele recurrir a lo que Jones define como un “banco difuso de bondad”, una especie de contabilidad imprecisa de los impactos del carbono. Por ejemplo, si alguien recicla y compra localmente, podría usar esas acciones positivas como justificación para comer carne con frecuencia cuando, en realidad, la compensación de carbono está lejos de ser igual.

Comprender la clasificación de diversas actividades también podría ayudar a las personas que podrían tomar una sola acción amigable con el clima y calificarla como suficientemente buena. Si esa acción es el reciclaje, tendría un pequeño impacto en las emisiones en comparación con tomar menos vuelos o cambiar un SUV por una bicicleta.

Sin embargo, Attari dice que hacerlo mejor no tiene por qué significar una abnegación extrema.

“También existe la idea de que ser proambiental significa apretarse el cinturón”, dijo la investigadora. “No siempre es necesario que sea menos. Puede ser simplemente hacer lo mismo, pero de una manera mucho más inteligente”.

Bajar la temperatura un par de grados en invierno o reducir la carne puede tener un gran impacto en la huella de carbono, pero no requerirá una revisión completa de su rutina diaria.


No tenemos que convertirnos en calculadoras, dijo Attari. Solo debemos saber cuáles son las cosas más efectivas que podemos hacer y, simplemente, salir y hacerlas.


Fuente: New York Times (.com)
 


 
 

Te puede interesar

Huella de Carbono de una botella

Una botella de agua tiene una huella de carbono unas 1.000 veces mayor que el agua de canilla.Es ingenuo pensar que podemos resolver este problema reciclando. (english follows) Las empresas que venden agua embotellada ponen cielos azules, montañas y lagos en sus etiquetas, y todas tratan de parecer etéreas y rebosantes en salud. Pero tengamos en cuenta que todas estas empresas no producen agua. Con el dinero que reciben, fabrican botellas de plástico, etiquetas de plástico y tapas de plástico, pagan la costosa logística para distribuir el agua y la campañas de marketing para hacernos creer que el agua embotellada es mejor que el agua del grifo. Ah, y no olvidemos las cuantiosas ganancias que les quedan.

Botella

Guía del cambio climático: Qué es ITER, un proyecto científico de película

El cambio climático está aquí con sus eventos meteorológicos extremos que ponen en peligro el futuro del mundo tal cual lo conocemos. ¿Cuáles son sus evidencias? ¿Qué debemos saber? ¿Estamos preparados? En esta sección, cada semana, noticias, conceptos básicos, personalidades destacadas y datos necesarios para comprender el fenómeno.

0037903443

Peces en problemas por el cambio climático

En un nuevo metaestudio, expertos del Instituto Alfred Wegener, Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina, de Alemania, han publicado hallazgos innovadores sobre los efectos del cambio climático para las poblaciones de peces en todo el mundo

cambio-climatico-peces-problemas-850502-194627