Kopila Valley School, la “escuela más verde” de Nepal

En Nepal funciona una escuela que atiende a niños con escasos recursos económicos. No sólo brinda oportunidades para un mejor futuro; sus instalaciones se han diseñado para que sean sostenibles a nivel ambiental

Noticias Generales 04 de noviembre de 2020
kopila-valley-school

Los niños de las zonas rurales de Nepal se enfrentan a una serie de vicisitudes que comprometen su futuro. El 40% de los niños está desnutrido y las niñas se ven obligadas a casarse muy jóvenes, lo que incide en la mortalidad materna, altas tasas de infección por VIH y otras enfermedades, maltratos e incluso suicidios.

En el año 2006, la americana Maggie Doyne viajaba de mochilera en el Valle de Surkhet, Nepal. En su travesía, tropezó con una niña de siete años que hurgaba en la basura para conseguir cosas para vender. Al ver esta situación, dispuso de 15 dólares para inscribirla en la escuela y comprarle el uniforme.

Cuando lo hizo, se percató que había muchos niños en esa situación, por lo tanto decidió trabajar en la construcción de una escuela.

El sueño se hizo realidad con la creación de Kopila Valley School, que trabaja junto con el Ministerio de Educación, Ministerio de la Mujer, Organización de Bienestar Infantil, la municipalidad local y el distrito.

La escuela alberga aproximadamente 400 niños, distribuidos en distintos niveles, que van de la guardería hasta el 12° grado. Tiene un curriculum multidimensional que abarca arte, música, religión, valores humanos, matemáticas, ciencia, nepalí, inglés, estudios sociales y computación.

Los estudiantes tienen acceso a comida, atención médica y dental básica, uniformes y libros escolares. Dispone de biblioteca, centro de Salud, sala de tutoría, laboratorio de computación y teatro.

La escuela se caracteriza por su sostenibilidad ambiental. Para construir las paredes, se utilizó tierra compactada de origen local.

kopila-valley-school-Nepal

Luego le agregaron 18 pulgadas de espesor reforzadas con barras de acero para darle estabilidad y resistencia ante terremotos, así como una pequeña cantidad de cemento para proteger contra la humedad durante la temporada de monzones.

El campus cuenta con un sistema fotovoltaico de 25,2 kWp y una batería de 20 kVA sin conexión a red. Sun Former fue la empresa encargada de surtir los paneles solares fotovoltaicos.

Las instalaciones optimizaron la ventilación y la iluminación natural, mientras que las terrazas cubiertas en las paredes orientadas al sur proporcionan sombra.

Kopila-Valley-School-Huerto
Dispone de una aljibe de 300.000 litros que almacena el agua de lluvia recogida de los tejados y filtrada para uso potable. El pavimento es permeable para que el agua de lluvia pueda reponer el sistema de agua subterránea.

Las aguas residuales son tratadas in situ con humedales construidos y luego se reciclan. Las aguas grises de los lavabos se utilizan para limpiar los inodoros; las aguas negras se filtran para el riego de las plantas; los sólidos se convierten en un tanque presurizado en combustible biogás para cocinar. También hacen uso de cocinas solares.

Una escuela por la que merece la pena apostar.

Fuente: Eco Inventos (.com)


 

Te puede interesar

Impulsan proyectos en favor de las energías renovables en la costa argentina

Es una iniciativa del concejal del PRO Guillermo Volponi quien destacó que, entre los beneficios de esta fuente de energía destaca la reducción de las emisiones contaminantes, el uso racional y eficiente de los recursos naturales de que se dispone; la disminución del peligro de calentamiento global, entre otros

Eolica

El futuro de la energía se está fraguando en Asia

Se atribuye a un francés haber sido el primero en descubrir el efecto fotovoltaico que produce electricidad a partir de la luz solar. El primer panel solar fue construido en los Estados Unidos. Pero cuando Abu Dhabi decidió construir el proyecto individual de energía solar más grande del mundo, pensaron en el este en busca de ayuda

descarga (4)