Hidricity: una novedad más dentro del sector de la energía solar

El concepto de hidricity es un sistema inventado por diversos investigadores de Estados Unidos y Suiza, entre ellos Emre Gençer, Dharik S. Mallapragada, François Maréchal, Mohit Tawarmalani y Rakesh Agrawala

Energía renovable 25 de noviembre de 2020
9974_hidricity

¿Cuál es el origen del hidricity?

Este sistema supone la coproducción de hidrógeno y electricidad a partir de la tecnología solar térmica, con el objetivo principal de aportar nuevas opciones renovables para una economía sostenible. ¿Por qué? Con el Hidricity se implementan dos sinergias muy interesantes que se complementan entre sí, en conjunto y como procesos individuales: tecnología solar a muy alta temperatura y la generación de hidrógeno.

Origen y funcionamiento

Este descubrimiento se enmarca dentro de la investigación de diferentes científicos de Estados Unidos y de Suiza y su publicación en un artículo de 2015: “Round-the-clock power supply and a sustainable economy via synergistic integration of solar thermal power and hydrogen processes”, para la web de la National Academy of Sciences of the United States of America.

Con el sistema hidricity, se pretende potenciar las centrales de energía termosolar o termoeléctrica, para que trabajen a una temperatura de 725 °C, en vez de a los 625 °C, temperatura promedio en la que trabajan las centrales térmicas. Pero ¿por qué? El motivo para querer alcanzar estas temperaturas es que con este aumento en la temperatura en las centrales temoeléctricas el agua se puede separar para extraer sus componentes: hidrógeno y oxígeno.

¿Qué supondría esto?

Aplicando las técnicas del hidricity, se pretende subir las temperaturas normales de trabajo, para conseguir la disociación de la molécula H2O, consiguiendo H2 y O2, para así almacenar el hidrógeno (H2) y el oxígeno (O2) generados en tanques para su posterior utilización.

Por la noche, cuando no se dispone de luz solar para hacer funcionar la central de energía termosolar o termoeléctrica, se procede a realizar el proceso inverso. Es decir, utilizar el hidrógeno y el oxígeno guardados para provocar la reacción química inversa, generando agua y energía térmica. Pero es que además, si esta reacción se realizara en las condiciones adecuadas, puede desprender una gran cantidad de energía en forma de calor. Energía que se podría utilizar en las mismas instalaciones de la central de energía termosolar o termoeléctrica, para generar electricidad. Todo un descubrimiento con efectos muy positivos para las centrales termoeléctricas.

¿Qué ventajas aportaría el Hidricity?

Se ha calculado que la eficiencia general de sol en el proceso de hidricity, promediada durante un ciclo de 24h, se acerca al 35%, en términos de electricidad. Este rendimiento solar es casi la eficiencia alcanzada mediante el uso de las mejores células fotovoltaicas de múltiples funciones junto con las baterías de última generación o baterías inteligentes. Todo un descubrimiento, que aportaría las siguientes ventajas:

  • Almacenar energía termoquímicamente con una densidad de dos a tres veces mayor.
  • El hidrógeno coproducido tendría usos alternativos en las industrias de transporte / industria química y petroquímica.
  • A diferencia de las baterías, la energía almacenada no se descarga con el tiempo y el medio de almacenamiento no se degrada con los usos repetidos.

Como puedes ver es una solución bastante interesante y con un gran potencial que ha despertado el interés no sólo a nivel científico sino dentro del sector energético. Aun así, sigue siendo, de momento, sólo un estudio, sin una aplicación real, y sin una fecha concreta de llevarlo a la práctica como proyecto real a corto plazo.

¿Qué otras novedades encontramos en el sector solar?

  • Solar Paint: una pintura que, además de dar color y protección a las superficies (paredes, puertas, pavimentos, etc.), tiene la capacidad de reaccionar a la luz del sol para producir energía limpia y sostenible.
  • Ventana solar: las ventanas fotovoltaicas pueden ser una innovación que promete para el futuro del sector energético ya que son varios los beneficios que nos podrían aportar en el día a día.
  • es una esfera transparente, que puede integrarse fácilmente a los edificios. Su forma esférica ayuda a que pueda aprovechar mejor la luz difusa, hasta en un 15%.
  • Tejas fotovoltaicas: tejas o azulejos que incorporan mini paneles solares en su interior, de diversas formas y plantillas. Actualmente a la venta, la mayoría de ellas están hechas de cerámica y poseen 4 celdas fotovoltaicas; la instalación pasa debajo del tejado hasta el convertidor.
  • Solar Roadways: las carreteras solares o solar roadways son un proyecto que viene estudiándose desde hace unos 7 años. Pero la realidad de esta innovación tecnológica es que aunque se han empezado diversas investigaciones al respecto, se ha visto frenada por lo difícil y costoso que puede resultar una aplicación por el estilo.
  • Globos solares: los globos solares, diseñados por Rob Lamkin y promovidos por la empresa estadounidense Cool Earth Solar, prometen generar 400 veces más energía que los paneles solares tradicionales. Esto es posible por su forma, como media esfera plástica, pero resistente, que ayuda a concentrar la luz solar en el punto donde se encuentra la célula fotovoltaica.
  • Enchufe solar: el enchufe solar se trata de una alternativa energética fácil de usar y que hace que puedas cargar tus dispositivos sin necesidad de acceder a la red eléctrica.

Fuente: Noticias de la Ciencia (.com)

 

Te puede interesar

En el sur argentino cada ciudadano produce energía limpia

Río Negro casi triplicó durante 2020 la cantidad de usuarios que generan parte de sus requerimientos energéticos a partir de fuentes renovables instaladas en el techo de sus casas. En 2019 eran apenas 19, y ya son 38 los establecimientos y viviendas que cuentan con paneles solares para abastecerse

Granja-solar-Arabia-Saudi