¿Qué es el Antropoceno?

El 'Antropoceno' es un término ampliamente utilizado desde su acuñación por Paul Crutzen y Eugene Stoermer en el año 2000 para denotar el actual intervalo de tiempo geológico, en el que muchas condiciones y procesos en la Tierra fueron profundamente alterados por el impacto humano

Cambio Climático 07 de diciembre de 2020
11c77a_5f14f52e087746469f4184884d5bb279_mv2

Este impacto se ha intensificado significativamente desde el comienzo de la industrialización, sacándonos del estado del sistema terrestre típico de la época del Holoceno que sigue a la última glaciación.

No somos la primera generación que cambia nuestro entorno. Desde que los humanos emergieron por primera vez a la sabana salvaje, hemos modificado nuestro hogar - quemando nuestro camino a través de bosques, cazando para hacer desaparecer los animales más grandes, cortando terrazas de arroz en las montañas, desplazando los ríos, y cavando roca y barro para construir nuestras ciudades. Pero los cambios que los humanos han hecho en las últimas décadas han sido de tal escala que han alterado nuestro mundo más allá de lo que ha experimentado en sus 4.500 millones de años historia. Nuestra influencia es tan profunda que está empujando al planeta en una nueva era que los geólogos están llamando el Antropoceno: la era de los humanos.

Dentro de millones de años, una franja en el acumulado de las capas de roca en la superficie de la Tierra revelarán nuestra huella dactilar tal como podemos ver evidencia de dinosaurios en rocas del Jurásico, o la explosión de vida que marca el Cámbrico. Nuestra influencia se mostrará como cambios en la química de los océanos, la pérdida de bosques y el crecimiento de los desiertos, el represamiento de los ríos, y la retirada de los glaciares. Los registros fósiles mostrarán extinciones de varios animales (que actualmente ocurren a 1.000 veces la tasa histórica), la huella química de materiales como las bolsas de plástico, y la física de proyectos como las minas de arenas petrolíferas de Alberta, Canadá, que anualmente mueve el doble de tierra que fluye por todos los ríos del mundo en un año determinado.

En el Antropoceno, la humanidad se ha convertido en una la fuerza geofísica a la par del impacto que sobre la Tierra tuvieron asteroides y volcanes en eras pasadas. La Tierra es ahora un planeta humano. Ahora somos el animal grande, más numeroso de la Tierra, y siguiente en la línea son los animales que hemos domesticamos y criamos para alimentarnos y servirnos. El 40% de la la superficie de la tierra se utiliza para cultivar nuestros alimentos. Tres cuartas partes del agua dulce del mundo está controlada por nosotros. Alrededor del 75% de la ecología terrestre del planeta ha sido significativamente modificado por los humanos.

11c77a_805e191bb4fd4b009ba63d53f0d37255_mv2

Al cambiar la Tierra hemos podido vivir más tiempo y más saludablemente, y en mayor número que nunca antes. Ahora somos casi 8.000 millones de personas. Un hombre de 72 años hoy en día tiene las mismas posibilidades de morir que una persona de 30 años de las cavernas.

La posibilidad de que un niño muera antes de la edad de cinco años ha disminuido cinco veces desde 1950, y el número de mujeres que mueren en el parto se ha reducido casi a la mitad a nivel mundial desde 1990. El mundo se está convirtiendo en un lugar más seguro para un humano para vivir y crecer, en gran parte debido a la moderna medicina y alimentos asequibles y abundantes.

Hemos mejorado el planeta para nuestra supervivencia en un número de maneras, pero también lo hemos empeorado: agotando su recursos, matando su biodiversidad, contaminándola con desperdicios, y arriesgando su capacidad para mantenernos. Algunos de esas consecuencias negativas las podemos superar a través de los avances tecnológicos, la migración u otras adaptaciones. Otras necesitaremos revertirlas. Otras tendremos que aprender a vivir con ellas.

11c77a_2aa6ff6c67924db28b51d1acc4ad30e2_mv2

Los humanos ya no somos un animal más: tenemos derechos humanos específicos que se espera alcanzar a través del desarrollo, incluido el acceso al saneamiento y la electricidad - incluso Internet. La entrega de los servicios sociales la justicia y la protección del medio ambiente están estrechamente vinculadas.

En 2015, los estados miembros de la ONU acordaron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG) para el año 2030, como un plan universal para lograr un mejor futuro para todos, reconociendo que todas nuestras necesidades están entrelazadas entre sí y con nuestro entorno. Los SDG buscan hacer frente a los desafíos globales que enfrentamos, incluyendo aquellos relacionadas con la pobreza, la desigualdad, el clima, el medio ambiente degradación, la prosperidad y la paz y la justicia. Nosotros estamos en un tercio del camino hacia el 2030, y a pesar de los avances en varias áreas, en algunos de los objetivos el progreso ha sido demasiado lento o incluso se ha invertido. Por ejemplo, aunque la extrema pobreza ha alcanzado su punto más bajo desde que comenzó la vigilancia, todavía no estamos en camino de terminarlo para el 2030.

Pensamiento conjunto

Los problemas ambientales que enfrentamos son sistémicos: una mezcla de factores físicos, químicos, biológicos y sociales... que interactúan en conjunto y se retroalimentan unos a otros. Tratando de entender cómo nuestros impactos en un área, como la extracción en un río, afectan a otras, como la provisión de comida, es una tarea compleja. Pero eso es lo que los científicos, sociólogos, economistas, ecologistas y otros están tratando de hacer. Y mientras que nuestras problemáticas prácticas pueden impactar en muchas otras áreas, la buena noticia es que también pueden restaurarla: mejorar la biodiversidad en un ecosistema de humedales también puede reducir la contaminación del agua y la erosión del suelo, y proteger los cultivos contra los daños de las tormentas, por ejemplo. 

Fuente: Clima Terra (.com)

Te puede interesar

Hablemos del IPCC

Dr. Carter: "Estamos en una emergencia climática, en una emergencia sin precedentes en la Tierra... es una emergencia de nuestro clima, una emergencia de nuestros océanos... este no es uno de los muchos desafíos, este es EL desafío para la humanidad"

11c77a_b1611897c2f2481f94894396075008b9_mv2

Coronavirus y decrecimiento

Podemos mejorar la vida de las personas simplemente compartiendo de manera más justa lo que ya tenemos e invirtiendo en bienes públicos

11c77a_90772245eafb4df0a7aba038d33c3d67_mv2

Los datos vitales de la crisis climática en 2020

La evidencia científica sigue avisando: hay más CO2 acumulado en la atmósfera, la temperatura global sube, el hielo se derrite y los mares crecen. El cambio climático no ha parado por la pandemia

Mapa