El tiempo ‘está loco’ y la ciencia climática trata de saber por qué

Alteraciones del clima en la atmósfera ártica y el Atlántico explican sólo una parte de por qué pasamos de tiempo invernal al primaveral en horas

Cambio Climático 07 de abril de 2021

La primavera astronómica se estrena con media España congelada. Tiempo loco: frío tras un fin de invierno primaveral. En menos de dos días, un desplome de 10ºC de temperatura media, como en ciudades de Castilla-La Mancha oriental y Comunidad Valenciana.

El tiempo está loco. En el fondo, como siempre por estas fechas. Pero hay indicios de que algo está cambiando. Y no es precisamente que haga más frío del normal para estos días –que en algunos puntos, también–. Ni siquiera un evento excepcional como la nevada asociada a Filomena, que en enero fue la estrella de los mapas meteorológicos y platós.

Filomena/Nubes¿Está relacionado el temporal de frío y nieve de Filomena con el cambio climático?

“Tendemos a confundir el tiempo con el clima”; así sentencia uno de esos hombres del tiempo que lleva mirando a la atmósfera 25 años, el físico y geógrafo Mario Picazo, quien desde hace unos años se dedica a la divulgación de la ciencia de la emergencia climática en eltiempo.es.


Tendemos a confundir el tiempo con el clima, aunque cada vez más hablamos de lo segundo en espacios meteorológicos

Mario Picazo, físico y meteorólogo


Hemos tenido y estamos teniendo episodios de tiempo loco, a veces “muy frío, y nos dicen ¡cómo que estáis hablando de calentamiento global! –continúa el meteorólogo–, pero cuando hacemos la media de un tiempo podemos concluir que será un año mucho más cálido. Clima es promedio”.

Y es ahí donde se evidencia ese aumento de las temperaturas medias, mes tras mes. Olvidémonos de una Filomena o una ola de calor puntual. “Es como hablar de estado anímico de un día y distinguirlo de la personalidad, que es como un promedio de estados anímicos”, compara Picazo.

ZGB7NLJGQZA37CEYPRU5B76XU4Diez países europeos reclaman a Bruselas una salida “verde” de la crisis del coronavirus

¿Qué está pasando ahí arriba?

Cada vez más, los espacios meteorológicos de la tele o internet nos hablan de emergencia climática. Pero no todo evento extremo o llamativo en la atmósfera es producto del calentamiento global. Aunque una parte “sí que tiene que ver”.

Picazo recuerda “grandes huracanes, como los que tocaron Centroamérica, la borrasca Gloria, los incendios de California o Siberia”. Pero lo interesante es que al unir los puntos, el dibujo final retrata “globalmente el segundo año más cálido de la Tierra y de mayor deshielo en el Ártico”.

Por si había alguna duda, fenómenos de frío extremo ni compensan el calentamiento global, ni le son ajenos. “Los cambios del Ártico tienen que ver con el vórtice polar y la corriente en chorro que desplaza frentes y borrascas”, precisa.

La corriente en chorro o jet stream bordea todo el hemisferio norte de este a oeste. Un permanente soplido que utilizan los aviones para dejarse llevar y ahorrar combustible. El vórtice polar, por su parte, es lo que queda dentro de ese cinturón.

arton188105-d93e8Vórtice Polar: ¿Qué tiene que ver con el cambio climático?

Un debilitamiento de ese vórtice llevaría a mayores ondulaciones de ese chorro de aire. Tan pronto nos introduce masas de aire caliente del sur como frío polar. ¿Está el deshielo ártico tras esas ondulaciones?

El investigador en dinámica atmosférica y cambio climático de la UCM Juan Jesús González Alemán prefiere ser más cauto y precisar: “En los últimos cuatro años han salido estudios diciendo que no está tan claro que un deshielo pueda hacer que ese jet se ondule más”. A su juicio hay muchos factores y destaca el papel del “desplazamiento de los trópicos”.

De dar el pronóstico del tiempo al del clima

Picazo no tiene dudas sobre el papel de calentamiento global en estos fenómenos que alteran la corriente en chorro. Incluso añade el rol de la fusión del ártico en “la alteración de las corrientes oceánicas”. La corriente atlántica AMOC, que trae aguas cálidas a Europa desde el golfo de México se está ralentizando.

“Son dinámicas muy complejas que requieren estudios”, señala González Alemán, quien no cree que se cumpla aquello de que Europa se enfrenta a una nueva glaciación sólo por el frenazo de la corriente del Golfo.

¿Es Filomena uno de esos fenómenos extremos que proyectan los modelos de la emergencia climática? “No está claro que los eventos de enero o ahora sean resultado de que el cambio climático está afectando al jet, yo creo que hace falta profundizar más”.

copos-de-nieve-1140x600¿Puede el cambio climático impulsar la aparición de olas de frío?

Pero Picazo, con larga memoria contando en la televisión eventos meteorológicos, sí percibe una intensificación de los extremos. Una cierta mayor recurrencia. Y coincide con estudios de atribución a la emergencia climática que apuntan a un alargamiento de las semanas de verano en España.

En los espacios del tiempo, dice Picazo, “hoy tenemos ese anexo de clima y cambio climático. Es parte fundamental. Nos hemos convertido, también, en analistas del clima”.

Fuente: Newtral (.es)

Te puede interesar

Qué es el cambio climático: causas y cómo nos afecta

Los expertos de las Naciones Unidas dicen que el cambio climático “altera la composición de la atmósfera global y causa múltiples consecuencias negativas para la naturaleza y la vida”. La humanidad sabe bien a qué se refieren, porque ya está aquí en forma de desertificación, subida del nivel del mar o de temperaturas extremas. Se puede paliar la emergencia pero hay que actuar con más decisión, más recursos y más rápido

BBVA-cambio-climatico-apertura-1