Refinerías de basura: la doble solución a la gestión de residuos y a la energía sostenible

El mundo tiene un problema: necesitamos producir energía y reducir, a su vez, la ingente cantidad de CO2 que emitimos

Movilidad y transporte 26 de abril de 2021
1366_2000

Una vez entendido que el CO2 es el mayor contribuyente al cambio climático y que la situación empeora año tras año, seguimos buscando soluciones para generar energía y tener un impacto menos significativo en el ecosistema. Durante siglos, la gente ha quemado desechos para crear energía, pero enviando carbono a la atmósfera. Y transformar la basura en combustible limpio era una historia de ciencia ficción, más propia de películas como Regreso al futuro.

Ahora puede que no lo sea tanto. Un puñado de empresas quieren convertir la basura doméstica en combustibles de bajas emisiones para aviones, trenes y camiones. Y lo están llevando a cabo.

Contaminacion/CO2La contaminación por combustibles fósiles nos está matando: otro motivo para actuar con ambición
Oso PolarLessenich «Para vivir la vida que vivimos tenemos que dañar a otros»

¿Cómo funciona? Los científicos llevan décadas estrujándose la cabeza para dar con una fórmula que aproveche todos esos residuos de los que nos deshacemos en los hogares, como creando energía. Y, encima, energía limpia. El proceso es conocido como gasificación de residuos o pirólisis, e implica cortar y secar la basura no reciclable de hogares y oficinas, como envases y botellas, antes de pulverizarla con vapor y oxígeno a 2.200º para descomponerla en hidrógeno y monóxido de carbono. Los sólidos que quedan se venden como materiales para carreteras, y los gases producidos se pueden sintetizar y refinarlos en combustibles más ecológicos, incluidos los biocombustibles y el hidrógeno libre de emisiones.

Convertir algo malo en bueno. Uno de los pioneros de este sistema es la empresa Sierra Energy. Sus instalaciones pueden procesar hasta 10 toneladas de basura y producir una tonelada de hidrógeno por día. “Cuando arrojas basura en un hoyo en el suelo, lo que sucede es que sale una enorme cantidad de metano”, explicaba Mike Hart, director ejecutivo de Sierra Energy, en un reportaje de The Wall Street Journal. El metano comprende el 20% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y es 25 veces más potente que el dióxido de carbono para atrapar el calor de la tierra, según la Agencia de Protección Ambiental. "Lo evitamos si podemos coger ese desperdicio y convertirlo en algo valioso", indica.

108899-basura-medio-ambiente-pagina-12_0¿Qué hacemos con la basura?

Reemplazar para reducir las emisiones. Los esfuerzos para transformar los desechos domésticos, así como los aceites de cocina usados ​​y las grasas animales, se producen mientras el sector del transporte libra una complicada batalla para reducir sus emisiones. Si bien la industria de la electricidad está en camino de descarbonizarse, el transporte representó casi una cuarta parte de las emisiones globales de dióxido de carbono en 2019, según la Agencia Internacional de Energía.

El año pasado, la Unión Europea rescató al sector de las aerolíneas tras el golpe de la pandemia, premiando a las aerolíneas que aumentan el uso de biocombustibles, que incluyen combustibles hechos a partir de desechos domésticos o cultivos agrícolas. Pero reemplazar los combustibles baratos y sucios como el queroseno y el diesel que alimentan a los vehículos más grandes del mundo resulta difícil.

Campo/IngenioVerónica Geese: “descarbonizar”, la clave de los biocombustibles

No gasta tanto. El proceso de gasificación de residuos o pirólisis convierte la basura de hogares y oficinas en combustibles de bajas emisiones y no es tan caro. Un estudio indica que las fracciones de petróleo en el rango de destilación de nafta y diesel se producen a partir de un valor de producto de €0.68 por litro. Cuesta €0,37 producir un litro de queroseno. Mientras que se puede producir bioaceites comerciales por un coste de poco más de €0,70. Aunque estos resultados sugieren que los biocombustibles derivados de la pirólisis son competitivos con otros combustibles alternativos, la tecnología aún es relativamente inmadura.

ingenio-planta-bioetanol-archivo-864877-205213Críticas al biocombustible por la generación de vinaza

Las empresas de transporte esperan que algún día la energía de combustibles de hidrógeno libres de emisiones impulsen el sector, pero actualmente son pesadas y tienen una densidad de energía demasiado baja para viajes de larga distancia en aviación o transporte marítimo, que no pasan regularmente por los centros de repostaje.

El contrapunto. Algunos grupos ecologistas, sin embargo, argumentan que la pirólisis equivale a una laguna legal de “lavado verde” para los productores de desechos si simplemente pueden gasificarlos. "La gasificación de los desechos plásticos podría permitir a las compañías petroleras una "compensación superficial" para continuar produciendo plásticos", decía Greenpeace.  Argumentan que el tiempo y el dinero gastados en pirólisis podrían invertirse mejor en otros aspectos, incluida la investigación de almacenamiento de baterías y la eliminación gradual de los motores de combustión interna por completo.

El futuro. Lo que antes era una idea distópica ahora es una realidad. Y más lo será en el futuro. La base del ejército Fort Hunter Liggett en EEUU comenzó a operar el año pasado con el modelo de Sierra Energy y ya procesa 10 toneladas de basura y produce una tonelada de hidrógeno al día, suficiente para alimentar seis coches durante un año, según la AIE. Las unidades futuras podrían ser 10 veces más grandes, según la compañía.

primer-camion-basura-alimentado-hidrogeno-servicio-corea-del-sur-10273El primer camión de basura alimentado con hidrógeno

En Ottawa, Canadá, la empresa Omni ha invertido más de 350 millones de euros para desarrollar su propio sistema. La compañía construyó una máquina para permitir a sus clientes producir combustibles a partir de la basura y ha estado recibiendo pedidos durante aproximadamente un año. El sistema puede convertir 200 toneladas de basura al día y el objetivo que tienen en mente es llenar de esos residuos los autobuses urbanos de la ciudad.

Fuente: Magnet Xataka (.com)

Te puede interesar