Un avión voló de Paris a Montreal con combustible en base a aceite de cocina usado

El viaje supuso una "ambición compartida para descarbonizar el transporte aéreo"

Movilidad y transporte 04 de junio de 2021
Avion

Air France-KLM voló hoy un Airbus A350 propulsado con biocombustible de París a Montreal, mostrando la disposición de la aerolínea a adoptar energía de baja emisión, pese a la profunda división en el sector sobre el ritmo de adopción.

El vuelo 342 de Air France despegó del aeropuerto Charles de Gaulle con una mezcla de 16% de combustible de aviación sostenible (SAF) en sus depósitos, producido en Francia por Total a partir de aceite de cocina usado.

1366_2000Refinerías de basura: la doble solución a la gestión de residuos y a la energía sostenible
coche-combustion-vs-coche-electricoA largo plazo los Vehículos eléctricos son mejores para el bolsillo y para el planeta

El viaje supuso una "ambición compartida para descarbonizar el transporte aéreo y desarrollar una cadena de suministro de SAF en Francia", dijeron las empresas en un comunicado conjunto con el operador aeroportuario ADP.

El combustible para aviones producido a partir de biomasa o sintéticamente a partir de energía renovable tiene el potencial de reducir las emisiones de carbono, pero con un costo elevado en comparación con el precio del carburante tradicional.

A partir del año que viene, los vuelos que salgan de Francia deberán utilizar un 1% de SAF, adelantándose a los objetivos de la Unión Europea (UE) de alcanzar un 2% para 2025 y un 5% para 2030, en el marco de la política verde del bloque.

Transit-mHEV-768x512Ford presenta una furgoneta que usa como combustible aceite de cocina usado
AvionesCientíficos de Oxford crean un combustible de avión ecológico a base de CO2

Sin embargo, las compañías aéreas tradicionales han tratado de eximir a los vuelos de larga distancia, argumentando que un requisito de SAF sólo para Europa podría exponerlos a la competencia desleal del extranjero.

Esto ha provocado una airada respuesta de las aerolíneas de bajo costo, como Ryanair, Wizz Air y EasyJet , que escribieron a la UE en marzo para exigir que las normas se apliquen a todos los vuelos con origen en Europa.

Las aerolíneas tienen una "gran responsabilidad" para reducir las emisiones, dijo el presidente ejecutivo de Air France-KLM, Ben Smith, pero reiteró sus dudas sobre las cuotas europeas para los vuelos de larga distancia. 

Fuente: Diario La Gaceta (Tucuman, Argentina)

Te puede interesar