Vida sustentable: los beneficios de vivir en una comunidad con propósito

Entre la selva y las playas de Tulum, el proyecto inmobiliario Selvazama llegó para redefinir y educar sobre las ventajas de llevar un estilo de vida sostenible

Construcción sustentable 21 de julio de 2021
A24-Foto-1024x576

Hoy en día el compromiso por adoptar un estilo de vida que deje una huella para las generaciones futuras es más fuerte. Cada vez son más quienes adoptan hábitos sostenibles en su vida diaria, que velan por proteger recursos y regalos de la naturaleza.

De ese concepto nace Selvazama: el nuevo proyecto inmobiliario de Zamá Desarrollos, ubicado en medio de la selva de Tulum, que llegó para proponer un lifestyle con propósito. Mediante su filosofía sostenible, promueve una mejora en la calidad de vida para turistas, residentes y futuros inversores que decidan apostar por este proyecto de transformación. 

ZLFP5JFNYVE47IPNBYHADI7EYQTriple impacto: el cuidado del medio ambiente y los negocios sostenibles, también en la agenda de los desarrolladores inmobiliarios
descargaSenillosa: cómo será la primera ecoaldea que se construirá en Argentina

Con una visión responsable de la zona y avalada por un profundo conocimiento del patrimonio y sus recursos, este lugar es mucho más que un simple complejo turístico y de viviendas. Está enfocado en crear una comunidad consciente de nuevas conexiones humanas a través del arte, creatividad, tecnología, aprendizaje y responsabilidad, todo esto bajo el marco de tres objetivos principales: la creatividad, bienestar y educación.

Los proyectos en Selvazama representan tres áreas que impulsan la integración social con la comunidad: Tulum Center, un espacio para actividades culturales que cuenta con un anfiteatro rodeado de árboles tropicales; Parque Arte, con un área total de 135,000 m2 de selva pura, y el Centro Holístico, un santuario para equilibrar cuerpo, mente y espíritu donde se ofrecen diversos servicios de bienestar como medicina estética, clases de yoga y nutrición.

Además, pronto se sumará un nuevo jugador dentro del lugar: Green School Tulum. Este movimiento de educación global y revolucionario busca formar los líderes del futuro, los llamados “agentes de cambio”, cuyo objetivo es lograr un impacto positivo en el mundo, inspirados por esa misma pasión, curiosidad y creatividad con la que nacen.

A24-Foto-2-768x512

Esta escuela ofrecerá una experiencia de aprendizaje integral y multidisciplinaria que fomenta el desarrollo físico, emocional, intelectual y expresivo de cada estudiante. Además de las clases “tradicionales”, propone dentro de su plan de estudios las asignaturas en estudios empresariales, ambientales, artes, salud y bienestar. De esta manera los alienta a convertirse en pensadores críticos que puedan innovar y generar impacto en un mundo que requiere que la humanidad se reconcilie con la naturaleza.

Cada uno de estos recursos que forman parte del concepto de Selvazama redefinen el significado de lujo: hablamos ahora del “lujo descalzo”, el de poder tener el contacto directo con la tierra, de estar en conexión con uno mismo, alejado de la vorágine del circuito hotelero. Comprende otra perspectiva orientada al “slow living”, un término acuñado hace unos pocos años que apela a descubrir la mejor versión de uno mismo, junto a una comunidad que tiene los mismos objetivos, sin estar pendiente 24/7 a todo aquello que nos ata como la tecnología.

kopila-valley-schoolKopila Valley School, la “escuela más verde” de Nepal
CS76JAVZ25AK7O7K3NLU2UI6DM¿Qué materiales de construcción son más fáciles de reciclar?

Selvazama crea el camino para aquellas personas que buscan el autoconocimiento y transformarse. Hoy tenemos la posibilidad de formar parte de nueva comunidad que vibre tan alto que sea capaz de proteger los regalos de nuestra Madre Tierra, y este proyecto simboliza un nuevo despertar tanto para Tulum como para redefinir lo que se entiende por un ‘buen estilo de vida’.

asegura el Ingeniero Rodolfo Rosas, socio fundador de Selvazama, pionero y creador de Aldea Zamá en Tulum. 


Esta nueva conciencia sustentable respecto del mundo, sin dudas traerá un impacto positivo para la ciudad. El Caribe Mexicano de por sí tiene un imán para atraer gente por su vegetación, su mar de color turquesa, y su historia. Sumado a esto, el entorno que propone Selvazama, orgánico y relajado, lejos del circuito hotelero, con un ambiente de comunidad cerrado y un diseño arquitectónico que se pierde entre la selva, complementa de una manera perfecta y disruptiva lo que propone Tulum como destino. 

Selvazama llegó a Tulum para refrescar la oferta de complejos de viviendas y hoteles. Con su visión puesta en preservar la naturaleza de cara a las futuras generaciones, propone una visión de valores, conexión humana y centros educativos que desafía y otorga al lujo un nuevo significado. 

Fuente: Forbes (.com.mx)

Te puede interesar