Los bosques de Alemania agonizan por el calentamiento global

Los bosques de Alemania están agonizando a causa del calentamiento global, no son los incendios forestales los causantes sino un enemigo silencioso

Arbolado 17 de agosto de 2021
bosques-alemania-muriendo-calentamiento-global.11-08-2021.medio-ambiente-1536x864

Alemania es un país conocido por sus zonas boscosas que cubren partes apartadas de las ciudades y se entretejen con la urbanización. Pero esto podría cambiar en un futuro cercano, debido a que los bosques de Alemania están muriendo y agonizando a causa del calentamiento global. Más bosques alemanes murieron en 2020 que en cualquier otro año y el panorama se complica a medida que las temperaturas aumentan.

El país europeo se caracteriza por sus grandes zonas boscosas, lo que pocos saben es que, aunque parecen parajes naturalmente ricos, son en realidad bosques jóvenes de monocultivo con poca biodiversidad. Tras la guerra, Alemania comenzó una reforma de reforestación creando bosques ‘artificiales’ de coníferas. En parte esto se hizo porque se trata de una especie que no requiere grandes lapsos de tiempo para crecer, además proporcionaron la madera necesaria para la reconstrucción. Actualmente siguen fungiendo como proveedores de madera, pero la tala ya no es el único problema al que se enfrentan.

bosques-alemania-muriendo-calentamiento-global.11-08-2021.medio-ambiente-1536x864

El abeto ahora es la especie de árbol más abundante en aquella región, representa el 25% de los bosques alemanes. Estos árboles requieren de condiciones húmedas y frías, y contrario a lo que está sucediendo en los extremos oriente y occidente con los incendios forestales, los bosques artificiales alemanes no se enfrentan a esta problemática. Aunque esto no quiere decir que escapan a las consecuencias del calentamiento global, por el contrario. Están luchando por mantenerse vivos en estas zonas no nativas, un proceso exacerbado por el cambio climático. 

Muerte forestal al acecho de Alemania

La muerte de los bosques de Alemania se está suscitando como una consecuencia inmediata de veranos más secos y calurosos. Las temperaturas cada vez más elevadas están propiciando la propagación de plagas de escarabajos escolítidos que han invadido a los seres arbóreos. Estos se encargan de dañar las cortezas y a su vez debilitan a sus presas. Tan sólo en 2020 murieron más árboles que nunca en los bosques de Alemania, una señal del inminente calentamiento global. Así lo informaron los expertos en la cumbre forestal nacional adecuadamente llamada “Waldensterben 2.0” (Muerte Forestal).

bosques-alemania-agonizantes-calentamiento-global.11-08-2021.medio-ambiente-1536x1022

Además, la extracción de madera que va a parar a los mercados estadounidenses y chinos para la industria de la construcción, no se está llevando a cabo de manera sostenible. “La extracción de madera no es ecológicamente sostenible cuando se extrae demasiada madera a la vez, señaló Judith Reise, investigadora del Oeko-Institute de Alemania.

En resumen, las zonas boscosas alemanas se enfrentan a múltiples amenazas que ponen en riesgo su existencia. La supervivencia en zonas no nativas, ha creado bosques con poca biodiversidad. No obstante, las especies que habitan en ellos parecen acercarse cada vez más a la extinción. Desde su plantación, más especies se han sumado a la Lista Roja de Especies amenazadas, de las que han recuperado su salud poblacional. Sin duda, Alemania tiene una problemática a la que debe prestar atención de manera urgente y plantear soluciones sostenibles, de resiliencia climática a la vez que de productividad.

Fuente: Ecoosfera (.com)

Te puede interesar