El Valle de México agotará la capacidad de extraer agua del acuífero en 40 años

“Hemos hecho cálculos y planteado que, probablemente, en 40 años habremos agotado la capacidad técnica de extraer ese recurso de nuestro acuífero”, afirmó el coordinador técnico de la Red del Agua de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Fernando González Villarreal.

Noticias Generales Fuente: Sin Embargo (Mexico) 31 de julio de 2019
agua

 El aprovechamiento del agua en el Valle de México es ejemplo de la no sustentabilidad debido a que no se tiene un uso consciente y responsable de ese recurso y ante ello expertos estimaron que en 40 años se puede agotar la capacidad del acuífero de la región.

“Hemos hecho cálculos y planteado que, probablemente, en 40 años habremos agotado la capacidad técnica de extraer ese recurso de nuestro acuífero”, afirmó el coordinador técnico de la Red del Agua de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Fernando González Villarreal.

La Zona Metropolitana del Valle de México está integrada por la Ciudad de México y municipios de los Estados de México e Hidalgo.

El también investigador del Instituto de Ingeniería (II), participó en la inauguración del seminario internacional Tópicos de frontera en la sustentabilidad”, organizado por la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad (COUS) y el cual este mes estará enfocado al agua.

“Los problemas del agua y la sustentabilidad son interdisciplinarios”, agregó y dijo que las reflexiones del seminario servirán al nuevo Centro Regional de Seguridad Hídrica, constituido por el Instituto de Ingeniería (II) y el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, y auspiciado por la UNESCO.

En tanto, el director de Concertación Ciudadana del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACME), Rafael Val Segura, expuso que en la cuenca del Valle de México “no se le ha dado importancia a la cultura del agua: no se valora este recurso de manera ambiental, económica ni social, no le damos valor económico porque (prácticamente) es gratis”.

Recordó que actualmente cinco estados se surten de esta cuenca y es necesario definir cómo debe repartirse el recurso y quién debe usarlo principalmente: la agricultura, la industria o la población.

“La educación y cultura son piezas fundamentales para cambiar actitudes, transformar valores, creencias y conductas. Tenemos que trabajar la cultura del agua para que la población nos ayude a ser un mejor sistema y tener seguridad hídrica”, subrayó.

Mientras que Manuel Perló Cohen, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) señaló que en México “tenemos un serio problema en la gobernabilidad de este recurso, que puede entenderse como la falta de capacidad para solucionar conflictos”.

Señaló que “México se ha estancado” en la ampliación de los servicios de agua y drenaje y hay desconfianza entre los diversos actores involucrados en el tema “y la legislación actual no es un instrumento que ayude a dirimir los problemas”.

Sin embargo, consideró que la propuesta de crear una nueva Ley de Aguas Nacionales abre la posibilidad de avanzar hacia una nueva gobernabilidad: crear acuerdos, negociaciones y esquemas.

En su oportunidad, María del Carmen Carmona Lara, del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) sostuvo que “no se puede alcanzar el desarrollo sostenible sin seguridad hídrica” y para ello se requiere una autoridad en el tema del agua, que gobierne con la confianza de que lo hace bien y que sus actos sean jurídicamente fundados y motivados.

Te puede interesar

Stella McCartney presenta su colección más sustentable

La diseñadora inglesa fue una de las pioneras en realizar colecciones para salvar el planeta. Para este invierno presentó casi en su totalidad prendas hechas con materiales de descarte. ¿Su resultado? una propuesta llena de color y diseño con conciencia ecológica

PORTADA-stella-828x621

10 empresas que lideran la economía circular

Dado que se prevé que la población mundial se acerque a 9.000 millones de personas para 2030, se están usando más recursos de los que pueden proporcionar el planeta. Nuestro futuro depende de reutilizar lo que tenemos de forma sostenible

pgpTOkidqNAuyiuPwpqE