La impactante transformación de un desierto en un oasis luego de 61 años de restauración ecológica en China

Arbolado 27 de mayo de 2020
desierto_china

La desertificación (una degradación persistente de los ecosistemas de las tierras secas producida por las variaciones climáticas y la actividad del hombre) es un obstáculo importante para el desarrollo sostenible global, y el monitoreo efectivo y la comprensión de sus factores impulsores son importantes para la prevención y remediación.

Un estudio científico, publicado en la revista científica Journal of Cleaner Production, realizado con datos levantados entre 1986 y 2015 muestra cómo el desierto de Mu Us, en China, se convirtió prácticamente en un oasis luego de 61 años de aplicar medidas de restauración.

El 93,24% del territorio de esta zona en la provincia china de Shaanxi, en el noroeste del país, se ha vuelto completamente verde.

El desierto pasó de ser en 1959 una área de 42 000 kilómetros cuadrados de dunas, a una tierra cultivada cubierta por árboles en la actualidad. El fenómeno ha sido posible gracias a que los habitantes de la provincia comenzaron a plantar árboles en el límite del desierto, añade la investigación.

Hace muchos años, la ciudad de Yulin se vio obligada a moverse hacia el sur tres veces, debido a las tormentas de arena invasivas. Sin embargo, a partir de 1959, los habitantes locales comenzaron a plantar árboles en un esfuerzo por frenar el avance del desierto. Décadas después la vegetación se logró extender 400 kilómetros hacia el norte.

Durante más de 60 años, casi la mayoría del desierto se ha convertido en un área fértil. Según el secretario del comité del partido de la aldea de Shilisha, Shi Guangyin, hoy en día la productividad de esas tierras supera más de una tonelada por hectárea, según el sitio Intelligent Living.

En base a imágenes de teledetección, y utilizando análisis de datos de panel pudimos evaluar los roles relativos del clima, el desarrollo socioeconómico y la restauración ecológica como impulsores de estas dinámicas basadas en registro meteorológico, estadísticas socioeconómicas y fondos de entrada de proyectos de restauración ecológica, indica el estudio científico.

La investigación detecta el papel clave de las políticas de restauración ecológica en la recuperación de la desertificación mediante el uso de datos cuantitativos. "En base a esto, sugerimos continuar implementando una política de restauración ecológica para mantener la recuperación de la desertificación".

Fuente: El Universo (Guayaquil, Ecuador)



 

Te puede interesar