El krill: El aliado imprevisto

La muda del krill podría duplicar la cantidad de carbono eliminado

Cambio Climático 07 de diciembre de 2020
871532_202012041907560000001

Grandes enjambres de krill en el Océano Austral podrían ayudar a eliminar carbono adicional de la atmósfera, de una manera que actualmente está oculta en los modelos globales, indica un estudio del que da cuenta la agencia de noticias Europa Press.

Los científicos sabían que los gránulos fecales ricos en carbono que produce el krill se hunden en la columna de agua y pueden transferir carbono de la atmósfera a las profundidades del océano.

Los científicos sabían que los gránulos fecales ricos en carbono que produce el krill se hunden en la columna de agua y pueden transferir carbono de la atmósfera a las profundidades del océano.

Biomasa animal

El krill antártico (Euphausia superba) es la dieta principal de ballenas, pingüinos y focas y constituye una de las concentraciones más altas de biomasa animal en los océanos del mundo, con más de 150 millones de toneladas estimadas. También se recolecta como alimento.

Este estudio proporciona la primera estimación de cuánto carbono pueden extraer y almacenar grandes enjambres de krill antártico durante el proceso de muda. La eficiencia de este proceso tiene una influencia importante en nuestro clima global.

La autora principal, la doctora Clara Manno, ecóloga marina de British Antarctic Survey, dijo: “Esta es una noticia emocionante porque casi duplica la estimación anterior de la cantidad de carbono atmosférico que el krill transporta a las capas profundas del océano”.


Nuestro estudio -agregó la científica- revela que grandes enjambres de krill podrían eliminar una cantidad significativa de carbono de la atmósfera. En todo el océano, el krill transfiere 0,3 millones de toneladas de carbono al día, lo que equivale a las emisiones domésticas diarias de CO2 del Reino Unido.


“El krill son crustáceos realmente inusuales en la muda con tanta frecuencia”, dijo el coautor y ecólogo profesor Geraint Tarling. “De hecho, renuevan su exoesqueleto cada 10 a 14 días, liberando los viejos para que se hundan hacia el fondo del mar y se lleven carbono”, explicó.

Fuente: Diario La Gaceta (Tucuman, Argentina)

Te puede interesar

El papel de los bosques como sumideros de carbono

Los bosques tienen la capacidad de captar el CO2 de la atmósfera gracias a la energía del sol. Las plantas transforman las moléculas inorgánicas en moléculas orgánicas que usan en la construcción de sus estructuras vitales: flores, frutos, ramas, troncos, raíces, hojas, etc

Bosques/Selva/Arbol

Crisis climática: hacia una estrategia compartida

Puede resultar irritante, desesperante y casi inmoral tratar de construir lentamente cuando la crisis ecológica nos persigue y amenaza con hundir nuestras sociedades en el corto plazo. Sin embargo, nunca una organización, ni una propuesta política, por sólida que fuera, ha podido ir por delante de la movilización social

Planeta