¿Cómo es un hotel sostenible?

La diferencia entre un alojamiento hotelero convencional y uno sostenible se basa en la puesta en práctica de medidas alineadas con los principios del turismo sostenible

Construcción sustentable 22 de diciembre de 2020
hoteles sostenibles

Cada vez son más los hoteles en los que prima la reducción de la huella de carbono, la conservación de los recursos naturales y el respeto por el entorno, o el impulso de actividades económicas de cercanía que sean sostenibles en el tiempo y que, a la vez, mejoren la economía y el medioambiente.

Pensar en cómo es un hotel sostenible va más allá de tener en cuenta criterios puramente medioambientales que son, quizás, con los que primero se asocia. Su gestión lleva también implícitos criterios sociales y culturales teniendo en cuenta los tres pilares que la Organización Mundial del Turismo establece para considerar al turismo como sostenible. Basándose en este organismo vinculado a las Naciones Unidas, ¿cuáles son las características para que un alojamiento hotelero sea sostenible?

Un hotel sostenible optimiza el uso de los recursos medioambientales para reducir el impacto en el entorno y, en consecuencia, disminuir la huella de carbono. Para ello:

  • Basa una parte importante de su consumo energético en energías renovables, lo que repercute en que las emisiones por el consumo eléctrico de luz, climatización o refrigeración durante el desarrollo de la actividad hotelera sean cero contaminantes, ya que este tipo de tecnología no emiten gases nocivos para el planeta.
  • Hace uso de iluminación LED. Gracias a este tipo de iluminación, el consumo puede verse reducido hasta en un 80%.
  • Establece sistemas de aprovechamiento de agua. Como pueden ser sistemas de purificación del agua que permitan su reutilización para, por ejemplo, los sistemas de riego del hotel; o la instalación de grifería y sanitarios automatizados que permiten reducir hasta en un 50% el desperdicio de agua en comparación con la grifería manual . En este ámbito, también se trabaja en la concienciación mediante la incorporación de mensajes dirigidos a los huéspedes para reducir el cambio de toallas teniendo en cuenta el consumo de agua que esto conlleva.
  • Reduce los residuos a través del reciclaje o la reutilización. En muchas ocasiones los residuos orgánicos procedentes de la comida se trasladan a espacios donde se realiza abono para los espacios ajardinados del alojamiento.
  • Opta por utilizar materiales reciclados o productos biodegradables. Por ejemplo, muchos hoteles ya optan por colocar en los baños de las habitaciones amenities ecológicos o dispensadores para evitar la monodosis y disminuir el número de residuos que se generan a través de estos envases. También utilizan detergentes o productos de limpieza biodegradables para reducir la contaminación de las aguas.
  • Ha utilizado materiales y técnicas de construcción sostenibles en las instalaciones con una certificación adecuada, como la madera, el corcho o las pinturas naturales.
  • Contribuye a la conservación de la biodiversidad, los ecosistemas y paisajes. Esto supone la conservación del entorno así como la protección de las especies de la zona, sobre todo en las áreas protegidas y zonas con alto valor de biodiversidad.

Otro de los puntos característicos de un hotel sostenible reside en el establecimiento de una actividad económica viable a largo plazo que contribuya a:

  • El fomento del empleo local.
  • La compra de productos de proximidad, con el objetivo de contribuir con la economía local y visibilizar a los pequeños comerciantes. Los alojamientos hoteleros sostenibles dan prioridad a proveedores locales y de comercio justo.
  • El apoyo a emprendedores locales, en el desarrollo y venta de productos y servicios sostenibles que provienen del entorno natural, cultural e histórico de la zona. Esto supone que en ocasiones tengan acceso a espacios y clientes del hotel para poder desarrollar la actividad comercial.

descarga

El fomento del empleo, el consumo de productos de cercanía y el apoyo a lo local es clave para la construcción de una economía circular que, además, supondrá reducir la pobreza.

Asimismo, un hotel sostenible también respeta la autenticidad sociocultural de las comunidades locales, por lo que:

  • Conserva los activos culturales y arquitectónicos, así como los valores tradicionales. Esto supone el mantenimiento y la integración de áreas patrimoniales protegidas a la hora de diseñar el hotel o realizar modificaciones en el mismo.
  • Aboga por contribuir al entendimiento y la tolerancia intercultural.

La apuesta de los viajeros por los alojamientos sostenibles

Según el último informe de viajes sostenibles de la plataforma digital Booking.com, el 72% de las personas que viajan considera que deben tomar decisiones de viaje sostenibles para salvar el planeta. Por edades, casi tres cuartas partes (74%) de las personas de 46 a 55 años creen firmemente que esto es necesario, seguidos por los ‘millennials’ con un 71%.

En cuanto a los alojamientos, el 73% de los viajeros globales que realizan búsquedas tienen la intención de quedarse al menos una vez al año, en un alojamiento sostenible. Esto supone que por cuarto año consecutivo la tendencia haya ido en aumento, pasando del 62% en 2016 al 65% en 2017, y al 68% en 2018. Además, el 70% de los viajeros globales dice que sería más probable reservar un alojamiento sabiendo que es ecológico, tanto si buscaban una estancia sostenible como si no.

En busca del distintivo ecológico

Otra de las conclusiones del estudio de Booking.com, es que los viajeros desconocen la existencia de etiquetas ecológicas vacacionales (72%), mientras que más de un tercio (37%) afirman que un estándar internacional para identificar alojamientos ecológicos ayudaría a animarlos a viajar de forma más sostenible. Además, el informe confirma que el 62% se sentiría mejor si pernoctara en un alojamiento que cuenta con un distintivo ecológico.

La Unión Europea, por ejemplo, ofrece a los alojamientos turísticos sostenibles la posibilidad de distinguirse de los convencionales con la etiqueta ecológica de la UE, establecida en 1992 y reconocida en Europa y en todo el mundo. Se trata de un distintivo de excelencia ambiental que se otorga a productos y servicios que cumplan un total de 37 criterios vinculados al ahorro de energía y agua, la reducción de residuos, la implantación de políticas medioambientales y la promulgación de información para los huéspedes que contribuya a la concienciación para conseguir un planeta más sostenible.

Desde la página web de la UE es posible consultar el catálogo de alojamientos turísticos con etiqueta ecológica de la UE, que permite obtener información sobre hoteles respetuosos con el medioambiente. En la actualidad hay más de 680 establecimientos adheridos.

Otras iniciativas para destacar los hoteles sostenibles en la red

Ante el cada vez mayor interés de los huéspedes por buscar hoteles sostenibles, portales digitales como Tripadvisor, han creado una etiqueta propia para que los usuarios de la página puedan diferenciar aquellos alojamientos comprometidos con lo sostenible. El distintivo ‘EcoLíderes’ engloba a los hoteles y hostales adheridos a este buscador que aplican medidas ecológicas, tanto establecimientos económicos como de lujo, y que ponen en marcha prácticas como reciclar, consumir alimentos orgánicos de la zona y utilizar puntos de recarga de vehículos eléctricos.

Fuente: BBVA (.com)

Te puede interesar