28 de Enero | Día mundial por la reducción de las emisiones de CO2

El dióxido de carbono (CO2) es un gas de efecto invernadero (GEI) responsable en un 63% del cambio climático. Por lo cual este 28 de Enero se recuerda la fecha con el objetivo de crear conciencia y sensibilizar a los ciudadanos sobre el cambio climático y los impacto ambientales que esta ocasiona.

Cambio Climático 29 de enero de 2021
03_-_28_de_Enero_día_mundial_por_la_reducción_de_las_emisiones_de_CO2jpg

Historia:

Este día fue designado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como el día clave del año para tomar decisiones en pro del cuidado de nuestro planeta, con el objetivo de crear conciencia y sensibilizar a los habitantes de nuestro planeta sobre el cambio climático y los impactos ambientales que esta ocasiona.

A lo largo de la historia de la Tierra se han sucedido varios cambios climáticos naturales. En la actualidad, sin embargo, las actividades humanas, como el transporte o la industria, provocan la alteración del clima. Así lo advierte el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), que señala que el clima se está volviendo más extremo. En las últimas décadas, las emisiones de CO2 a la atmósfera se han disparado, en gran parte producto del uso de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón).

El cambio climático es un problema global que exige, por tanto, medidas y soluciones globales. De la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) surgió en 1997 el Protocolo de Kioto, el primer intento a nivel internacional para limitar las emisiones de CO2.

La CMNUCC organiza desde 1995 conferencias anuales (conocidas como conferencias de las partes, COP) con la meta de, entre otras cuestiones, preparar futuros objetivos para reducir las emisiones de CO2. En 2012 expiraba el Protocolo de Kioto y los 194 países reunidos en la COP18 de Doha decidieron prorrogarlo hasta 2020. Sin embargo, el acuerdo no satisfizo las recomendaciones de los científicos, que pedían medidas más drásticas. Diversos países, como Rusia, Japón o Canadá, se quedaron fuera de este compromiso, de forma que las emisiones de CO2 de los participantes suponen ahora apenas el 15% de las emisiones globales.

¿Qué podemos hacer?

  • La responsabilidad cae en cada uno de nosotros y principalmente en las autoridades desde el nivel regional, nacional y mundial comprometidos con los acuerdos de la COP 21 ya que somos los encargados de dar cumplimiento de estos objetivos de la siguiente manera:
  • Apoyar la eficiencia energética y el uso de renovables. El derroche de energía, proveniente en su mayor parte de combustibles fósiles, provoca el descontrol de las emisiones de CO2. Para lo cual se recomienda el cambio y el incentivo al uso de energía renovable pero que tengan el componente de tener un impacto mínimo y eso se logra con apoyo a la investigación y tecnología.
  • Desplazarse de forma sostenible. El transporte y su consumo de energía es otro de los grandes emisores de CO2. Utilizar transporte público, ir en bicicleta o a pie, siempre que sea posible, ayuda a disminuir dichas emisiones.
  • Aplicar las tres erres: reducir el consumo hasta lo imprescindible, cambiar el modo de vida siendo responsable con el consumo; reutilizar para aprovechar al máximo la vida útil de los productos; y reciclar para aprovechar los materiales de los productos eliminados son también importantes contra el cambio climático, dando un nuevo uso a los mismos.
  • Compensar emisiones de CO2. El Protocolo de Kioto estableció diversos sistemas para reducir las emisiones de forma indirecta, como los Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL).
  • Conservar y mejorar los bosques y océanos que retienen el CO2, de manera que su cuidado ayuda a que el CO2 que no llegue a la atmósfera.

Fuente: Natural Zone (.org)

Te puede interesar