Así se usan las olas del mar para generar electricidad

La tecnología WEPTOS nos acerca un poco más a un viejo sueño: aprovechar la inmensa energía del mar

Energía renovable 29 de abril de 2022
usan-olas-mar-generar-electricidad-2685597

Estamos comenzando a utilizar energías infinitas que nos ofrece nuestro planeta, como el viento y el Sol. El agua del mar, aún se nos resiste.

La superficie de la Tierra está cubierta en un 70% por los mares, pero trágicamente aún no hemos encontrado una forma rentable de aprovechar su infinito potencial. La conversión del agua salada en agua potable acabaría con las sequías, y la energía de las olas podría abastecer de electricidad a todo el planeta.

WEPTOS es una tecnología que convierte el movimiento de las olas en electricidad. Asegura que es tan eficiente como una turbina eólica, con un coste mucho menor. Puedes verla en acción en este vídeo:

WEPTOS está formada por unas boyas colocadas en forma de V. Estas boyas absorben la energía de las olas a través de una línea de rotores, cada uno de los cuales transmite la energía a un eje común, unido directamente a un generador. Así se produce una generación de energía uniforme a lo largo de la duración de la ola.

La tecnología WEPTOS se diferencia de otras similares porque aplica la extracción mecánica de energía trabajando en el sentido de movimiento del rotor en dos direcciones.

Como el golpeo tiene lugar en un ángulo con respecto a la evolución de las olas, y los numerosos rotores alineados son relativamente cortos, se garantiza una rotación duradera del eje común con una velocidad en el mismo rango que la de las turbinas eólicas.

Cuando una ola golpea un rotor individual, hace girar el eje común. Después de que una ola haya pasado por el rotor individual, el centro de gravedad hace que el rotor vuelva a oscilar hacia el punto de partida, haciendo girar todavía más el eje común.

Según las condiciones del mar, el dispositivo en forma de V se puede abrir o cerrar como unas tenazas. En condiciones de tormenta la estructura se cierra casi por completo, abriéndose al máximo, casi 150 grados, cuando la mar está más calmada.

WEPTOS permanece anclado al fondo del mar con una estructura que también se usa para transmitir a tierra la electricidad obtenida con el generador.

La tecnología aún está en fase de pruebas, pero los resultados están siendo muy buenos. Si todo va bien, pronto podríamos empezar a ver estructuras de este tipo en los mares de todo el mundo.

No es una produccion propia, la fuente es Computer Hoy (.com)

 

Te puede interesar