Se viene una ley que obligará a los sanjuaninos a clasificar la basura

La Secretaría de Ambiente ya trabaja en el anteproyecto que plantea metas hasta 2030.

Reciclado 22 de julio de 2020
bigstock-separación-residuos-reciclaje-basura-ecología-1152x768
bigstock-separación-residuos-reciclaje-basura-ecología-1152x768

“Esta ley nos coloca a la vanguardia del tratamiento de residuos sólidos urbanos en el país, ya estamos entre los mejores”, evaluó el secretario de Ambiente, Raúl Tello. En un acto en el que se presentó el Plan de Gestión Municipal 2020, el funcionario anunció que se viene una norma con metas ambientales para toda la década, entre las cuales está implementar la clasificación obligatoria de residuos en la provincia.

Según explicó Tello a Tiempo de San Juan, se trata de una modificación a Ley de residuos sólidos urbanos cuyo borrador está listo para ser revisado por el gobernador y plantea cambios en una norma madre que rige hace unos 8 años.

El proyecto plantea una normativa de aplicación progresiva hasta 2030, planteando que para esa fecha el 90% de los residuos sólidos urbanos lleguen clasificados a la planta de tratamiento. Como meta próxima se plantea el 2021 con 15% clasificado y recuperado, lo que implica duplicar los valores actuales. Según los números oficiales, hoy anualmente se recupera alrededor del 8%, lo que suma unas 16.000 toneladas al año. En la provincia se generan alrededor de 200.000 toneladas de residuos anuales.

¿Se puede obligar a los sanjuaninos a clasificar su basura? La respuesta es sí, dijo el funcionario, pero será progresivo y no se puede exigir a la gente si no hay preparación de por medio.

“Nosotros entendemos que la clasificación es una política de Estado desde el área ambiental y no solo implica una cuestión de elección individual sino la posibilidad de disminuir un costo financiero, lo que se traduce en mejoras para todos los municipios”, argumentó Tello.

Respecto de los requisitos previos para aplicar la obligatoriedad, en el plan priman dos ejes fundamentales que deben estar a punto: la infraestructura y la cultura. Y sobre todo el consenso, dijo Tello.

Sobre lo primero, entran a jugar los municipios y las plantas de tratamiento. Estas últimas existen en toda la provincia y suman 8, siendo la más grande la ubicada al pie del cerro Parkinson en Rivadavia, donde llegan residuos de 9 comunas, le siguen en importancia la de Caucete y la de Jáchal. Estos lugares están ya preparados para tratar residuos diferenciados. Lo que falta es que los municipios creen la red de basureros diferenciados, además de la recolección diferenciada.

Respecto de la cultura, en la medida que la gente tome conductas de reciclado, ya sea aprovechando en sus hogares y generando compost por ejemplo, o simplemente depositando en diferentes tachos lo orgánico y lo inorgánico, se está ganando la batalla ambiental. El plan involucra la concientización usando contenidos en las escuelas –que ya están incorporados en algunas currículas- hasta las comunicaciones informales como redes sociales, siempre aprovechando las nuevas tecnologías.

f768x1-616045_616172_5050

El programa que tiene que ver con lo comunitario, incluye premios y castigos. El primer elemento, de los incentivos ya se aplica como las campañas especiales que reconocen a los alumnos solidarios, o en las plantas premiando a los camioneros que llevan diferenciado (con descuentos en las tasas de ingreso y disposición final). Para Tello, no es descabellado pensar que los municipios o la Provincia puedan ofrecer descuentos impositivos para premiar a los que más y mejor clasifican.

Un ejemplo de cómo podría darse es que el camión pase por los barrios en días distintos, una vez para llevarse lo orgánico y otra para lo inorgánico.  Es un plan progresivo y no descartó el funcionario que el año próximo pueda empezar a implementarse con los vecinos. Ya hay departamentos como Capital con experiencias piloto.

Con el producido de la recuperación ya hay iniciativas que ponen a San Juan entre las mejores del país en el tratamiento de residuos, como es la experiencia PITAR y el centro ambiental educativo Anchipurac. En el primero ya hay empresas instaladas, se trabaja con plásticos, neumáticos y basura electrónica. Pronto se espera sumar el reciclado de aceites y baterías. Además, se progresa con el reciclado de pilas y hay muchos proyectos más en ese predio donde se busca contaminar lo menos posible el planeta.

Fuente: Tiempo de SanJuan (.com)


 

Te puede interesar

Hablemos sobre Residuos Sanitarios

Hospitales, establecimientos de asistencia de salud, laboratorios, centros investigación, bancos de sangre, residencias de ancianos e institutos farmacéuticos o de procesos mortuorios son las principales fuentes donde se producen diferentes residuos o subproductos que entrañan riesgos a la salud e impactos en el ambiente

residuos-peligrososjpg

Qué, cuánto, cómo y dónde reciclar

Ecolana es el primer mapa digital para reciclar en México, te permite seleccionar de forma gráfica los puntos de acopio más cercanos a ti y señala el tipo de residuos que reciben

20200128171507-ecolana