Esta escritora vive hace 30 años sólo de su Huerta

Jill Redwood es un activista ambiental, presidente de una asociación en la región que para hacer un poco de dinero, escribe y dibuja historietas

Alimentos y Tóxicos 05 de octubre de 2020
Jill-Redwood2-e1487524229942

Su refugio se llama Witchwood, y está a una hora y media de la ciudad de Gippsland, al sureste de Australia. A pesar de que admite que es una opción de vida un poco radical, ella se siente sumamente satisfecha y anima a todos los que la apoyan a emigrar a ese estilo de vida. Para ella, prestar atención a la naturaleza es más que una necesidad, es obvio, y comienza con la simplicidad voluntaria.

Para llevar a cabo este proyecto, utilizó materiales totalmente ecológicos como la madera y una mezcla de cal, paja y barro para las paredes de su casa.

Después de ocho años de trabajo y por menos de $ 3.000 dólares, Redwood logró obtener un resultado sorprendente.

Jill-Redwood3-e1487524261862

Su casa tiene una estufa de leña que proporciona calefacción y agua caliente. También hay paneles solares que abastecen de electricidad suficiente para que Jill pueda usar su computadora, su radio, algunas lámparas y equipo de cocina.


Cuando el sol brilla muy fuerte y da mucha energía, incluso es suficiente para una lavadora. Esto es un lujo, explica Jill.


Su modo de vida es muy simple sin estar aislado del mundo y la tecnología.

JillRedwood6-e1487524293594
En sus 6 hectáreas de terreno, Jill Redwood tiene todos los recursos necesarios para vivir de manera autosuficiente. Ella hace crecer sus propias frutas y verduras y, como una gran amante de los animales, vive con perros, caballos, cabras, gansos y gallinas.

Jill-Reedwood7-e1487524586523

Jill siempre detestaba el supermercado y decidió liberarse de este sistema de consumo. Consecuentemente, va allí un par de veces al año para comprar productos “raros” que no puede producir como aceite de oliva, harina o chocolate. El resto, todo viene de su propia producción.


Dependiendo de la temporada, es el jardín el que dicta lo que está en el menú, dice Jill.


Jill-Redwood4-e1487524327473

Por otra parte, toda su propiedad personal, incluyendo los muebles, se recuperaron del vertedero o se compraron usados. A ella le gusta vivir con poco y admitir que la mayor parte de su gasto va para sus animales.


No me gusta ser dependiente de un supermercado y distorsionar los alimentos para satisfacer mis necesidades. Me parece una locura cuando voy a un supermercado y veo lo que la gente está comprando. Toda la vida y las cosas buenas son reemplazadas con otros aditivos, agrega.


Jill-Reedwood6-e1487524535493
Con su perseverancia y su apertura, Jill  está segura de inspirar a aquellos que aún son reacios a cambiar su estilo de vida, teniendo en cuenta que no existe un modelo único y que todo el mundo tiene la capacidad de ser innovador.

Jill-Redwood1-e1487524361435

Jill Redwood nació en Melbourne en 1954, la menor de dos hijos en una familia que no era política ni estaba involucrada en ningún tipo de activismo comunitario. Asistió a escuelas públicas mixtas, donde desarrolló un temprano interés en el bienestar animal. En la escuela secundaria participó en marchas contra Vietnam y después de graduarse se convirtió en miembro activo de Amigos de la Tierra.

Cuando tenía poco más de veinte años, Jill decidió evitar la sociedad y perfeccionó las habilidades necesarias para vivir en gran medida independientemente de la “máquina de la gran ciudad”. Mientras vivía en Buldah en East Gippsland a principios de la década de 1980, Jill se dio cuenta de los impactos de las actividades de tala a su alrededor. Después de que su casa se incendiara en incendios forestales en 1983, Jill trabajó en equipos de construcción en el Parque Nacional de las Montañas Nevadas, donde se convirtió en líder a pesar de la resistencia de sus jefes basada en el género. Este trabajo le permitió a Jill ahorrar el dinero para comprar su propiedad en Goongerah, donde construyó una casa y ha vivido durante los últimos 30 años. También ha construido una cabaña ecológica turística en su propiedad, que genera algunos ingresos.

Fuente: inspimundo (.com)


 
 




 
 


 

Te puede interesar

El Problema de la Agricultura

El problema de la agricultura actual es que no es un sistema orientado a la producción de comida sino a la producción de dinero.

117262572_3076775205691052_1587635724894706864_n