El plan para reconvertir ciudades en centros urbanos sustentables

Busca que sean resilientes al cambio climático, que conserven su biodiversidad y que se proyecten como bajas en emisiones de gases de efecto invernadero

Construcción sustentable Por: Enrique Bach 20 de octubre de 2020
mar-del-plata-2

Según datos de la Organización para las Naciones Unidas (ONU), más de la mitad de la población del mundo –3500 millones de personas– vive actualmente en ciudades.

El organismo estima que el 2050 esa cifra rondará cerca del 70%, a pesar de que las ciudades ocupan apenas el 3% de la superficie del planeta.

Semejante concentración de personas en esos pocos centros urbanos hace necesario pensar una adecuada gestión del desarrollo sostenible, ya que representan entre el 60% y 80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones de carbono.

Más que nada, en un momento en el cual la aparición del Covid-19 exacerbó la pobreza, la desigualdad, el acceso a la salud y a la educación, además de un incremento de la vulnerabilidad que deriva en pérdidas humanas, económicas y no económicas.

Buenos-Aires

Para combatir estos problemas, la ONU recomienda reforzar la resiliencia urbana y fortalecer los acuerdos multilaterales firmados en el 2015 para la reducción de riesgo de desastres; la agenda 2030 para el desarrollo sostenible y el acuerdo de París de la Convención Marco de la ONU sobre cambio climático.

Los objetivos de estos acuerdos buscan lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean “inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles” a partir de un desarrollo urbano sostenible.

Más que nada en América latina, donde la mayoría de las ciudades presentan, según la ONU, problemáticas derivadas de una rápida urbanización y falta de planificación estratégica.

Caso local

En el caso de Argentina, desde el propio gobierno nacional se admite que el país no está exento de esa realidad y hasta se encuentra entre los de mayor grado de urbanización teniendo en cuenta que más del 90% de sus habitantes se concentra en las ciudades.

Un acelerado proceso de urbanización que desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, genera problemáticas vinculadas con el acceso a servicios básicos e infraestructura necesaria para sostener la calidad de vida de las personas, e importantes desafíos ambientales y de planificación.

A partir de esta visión, se llevan adelante proceso para transformar las principales ciudades en centros urbanos “sostenibles” y más amigables con el cambio climático, con economías de bajas emisiones, así como la gestión de los impactos ambientales de las actividades humanas.

Ya durante el anterior gobierno de Cambiemos fueron aprobados planes de sustentabilidad para 40 municipios en los cuales se espera potenciar mejoras en el funcionamiento del sistema de gestión integral de residuos sólidos urbanos; eficiencia energética y espacio público. 

El plan incluye alcanzar mejoras en la gestión y la planificación; desarrollo de capacidades; ordenamiento territorial; desarrollo y acceso a infraestructura resiliente; y una adecuada gestión de las interacciones entre la ciudad y el medio natural.

bf12f78c-city-17040-16b8b266312
Con ese horizonte se creó la llamada Plataforma Nacional de Ciudades Sustentables para impulsar esa reconversión comenzando por ciudades piloto.

Parte del dinero para reconvertir estos centros urbanos provendrán del Fondo Mundial para el Medio Ambiente, que el año pasado, aprobó una donación de u$s26 millones, más inversiones asociadas por otros u$s200 millones, para la ejecución de acciones concretas ambientales en Salta; Mendoza; Mar del Plata; Ushuaia y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

A cambio, se deben orientar las políticas locales hacia fomentar el desarrollo urbano resistente al clima; integrar la biodiversidad en la planificación urbana y en el sector del turismo y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero mediante la promoción de inversiones bajas en carbono y de conservación y el apoyo a enfoques de planificación integrados.

Ahora, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible avanzó un paso más hacia ese objetivo a partir de la realización de un concurso nacional de ideas “Ciudades Sostenibles” para encarar proyectos de desarrollo sostenible en Mar del Plata; Mendoza; Salta y Ushuaia.

La convocatoria busca obtener ideas-proyecto que promuevan un desarrollo sostenible en torno a ejes temáticos específicos para convertirlas en ciudades inclusivas, resilientes al cambio climático, que conserven su biodiversidad y que se proyecten como ciudades bajas en emisiones de gases de efecto invernadero.

Esta convocatoria se realiza en el marco del proyecto de Ciudades Sostenibles “Inversiones Integradas Bajas en Carbono y Conservación en Ciudades Argentinas”, tomando en consideración la emergencia por COVID-19 y, específicamente, los efectos para la actividad productiva generados por la necesidad del “aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

Según los considerandos de la convocatoria, las ideas que se presenten deberán contemplar pautas como la descarbonización; prevención de pérdida de hábitat natural; promoción de resiliencia en la planificación urbana para absorber a eventos climáticos extremos y otros cambios globales, y fortalecimiento en la gestión y financiamiento de áreas protegidas.

Deben además promover la economía circular a partir de la gestión de residuos, producción y consumo sustentable, innovación tecnológica.

Detalles de las propuestas

Entre los principales componentes del proyecto se deben incluir el turismo sustentable; sistemas de movilidad sostenible urbanos o conectando las áreas naturales; economía circular, tanto en la gestión de los residuos sólidos urbanos como específicamente en los proyectos de turismo sustentable.

“El crecimiento en los centros metropolitanos de las ciudades argentinas tiende a darse de forma dispersa, lo que genera importantes efectos negativos en la cohesión social, la economía y la conectividad de la ciudad”, se señala en la convocatoria a participar del concurso que se acaba de publicar en el Boletín Oficial de la Nación. El informe también especifica las características a reformular por ciudad. 

En el caso de Salta se valorará: 

El fortalecimiento de la gestión y financiamiento de áreas protegidas, en particular la Reserva de la Biósfera de Las Yungas. 
La incorporación de la planificación de turismo sustentable en espacio rural y/o de artesanías y de vías de movilidad sostenible y movilidad no motorizada y del desarrollo de un corredor verde que conecte la ciudad con las áreas protegidas.
Mejoras en el sistema de gestión integral de los residuos sólidos urbanos, la revalorización económica o energética de residuos, la generación de empleo a partir de ellos, la mejora del sistema de gobernanza del tratamiento de residuos sólidos urbanos en el área metropolitana.
Reducir los factores directos de pérdida de biodiversidad para proteger a hábitats y especies-Integración de la biodiversidad en los sectores productivos y los paisajes terrestres.

Para el área metropolitana de Mendoza se espera:  

Promoción de un cinturón verde en el periurbano para equilibrar su crecimiento y ofrecer un área de amortiguación con el área rural.
Que el área forme parte de corredores biológicos en el marco del cinturón verde regenerando hábitats para la fauna y así crear beneficios para la biodiversidad.
El fortalecimiento de la gestión y conservación de bienes y servicios ambientales.
Incorporación de sistemas para el aprovechamiento, retención del agua y protección contra la erosión del suelo.
Mejoras en el sistema de gestión integral de los residuos sólidos urbanos, la revalorización económica o energética de residuos sólidos urbanos, la generación de empleo, mejora del sistema de gobernanza del tratamiento de residuos sólidos urbanos en el área metropolitana.
Que el cinturón verde respete la biodiversidad local, contemple espacios con diferentes dinámicas locales. 
Componentes de movilidad sostenible y movilidad no motorizada.

sliderhome

En el caso de Ushuaia contempla: 

Turismo sustentable que conecte la zona urbana con áreas de interés natural.
Urbanización sostenible en nuevos barrios partiendo del enclave estratégico que tiene la ciudad de Ushuaia con su entorno natural, además de la recepción frecuente de cruceros, y ubicándola como uno de los ejes de turismo del país.
La incorporación de características de sostenibilidad en la planificación y el crecimiento del suelo urbano, como la adaptación a la topografía y el entorno, la conservación de espacios naturales vírgenes.
 Desarrollo de energías renovables y la atención en la eficiencia energética, reutilización y eficiencia del uso de agua, la reutilización de residuos y conceptos de economía circular, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.
Sumar a los productores sostenibles de la zona periurbana, tanto en la cadena de valor del sector turístico como directamente en los destinos y recorridos turísticos.
Componentes de movilidad sostenible y movilidad no motorizada asociados tanto a las nuevas urbanizaciones como al turismo.
Gestión de residuos sólidos urbanos y economía circular, tanto en las nuevas urbanizaciones como referidos al turismo sustentable.
El fortalecimiento de la gestión y financiamiento de áreas protegidas, en particular el Parque Nacional Tierra del Fuego, los bosques autóctonos y los turbales.
Reducir los factores directos de pérdida de biodiversidad para proteger a hábitats y especies-Integración de la biodiversidad en los sectores productivos y los paisajes terrestres.

26824519578_6a65e00419_o

Con respecto a Mar del Plata, conocida por ser uno de los principales balnearios de la Costa que recibe un alto nivel de turismo en una época acotada del año, se pretende diversificar los destinos turísticos potenciando áreas protegidas y generar así, recorridos y dinámicas alternativas a los que ya están consolidados:

Turismo sustentable que conecte la zona urbana con áreas de interés natural.
Propuestas para potenciar el vínculo de la ciudad con el área de Sierra y Laguna de los Padres, con la Laguna de Mar Chiquita -una albúfera que conforma una biosfera única en Argentina-, la reserva del puerto, los barrios forestales.
Incorporar a los productores sostenibles de la zona periurbana, tanto en la cadena de valor del sector turístico como directamente en los destinos y recorridos turísticos, con ferias de productos, gastronómicas.
Componentes de movilidad sostenible y movilidad no motorizada asociados al turismo, incluido un posible corredor verde que conecte la ciudad con estas áreas.
Gestión de residuos sólidos urbanos y economía circular, tanto en las nuevas urbanizaciones como referidos al turismo sustentable.
El fortalecimiento de la gestión y financiamiento de áreas protegidas.
Todas las características del concurso se encuentran detalladas en la Resolución 2/2020 publicada este viernes 16 de octubre en el Boletín Oficial de la Nación por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Fuente: Economía Sustentable (.com)


 


 

Te puede interesar

10 acciones contra la emergencia climática

¡Los pequeños cambios pueden marcar una gran diferencia! En Naciones Unidas hemos identificado 10 acciones clave contra la emergencia climática que puedes adoptar en tu vida diaria. ¿Con cuál(es) te comprometes?

act-now-header