Tener árboles en la calle y cerca de casa reduce el riesgo de depresión

Una investigación asocia esta medida en las ciudades con una menor prescripción de antidepresivos

Arbolado 12 de febrero de 2021
Arboles/Ciudad

La depresión, especialmente en las zonas urbanas, está aumentando más que nunca. Los resultados de salud mental están influenciados, entre otras cosas, por el tipo de entorno en el que se vive. Estudios anteriores muestran que el espacio verde urbano tiene un beneficio positivo en las personas que experimentan enfermedades mentales, pero la mayoría de estos utilizaron medidas autoinformadas, lo que dificulta comparar los resultados y generalizar conclusiones sobre los efectos del espacio verde urbano en la salud mental.

Un equipo de investigación interdisciplinario de UFZ, iDiv y la Universidad de Leipzig trató de mejorar este problema involucrando un indicador objetivo: prescripciones de antidepresivos. Para averiguar si un tipo específico de espacio verde 'cotidiano' (árboles de la calle que salpican las aceras del vecindario) podría influir positivamente en la salud mental se centraron en las preguntas de si el número y tipo de árboles de la calle y su proximidad a la casa casa se correlacionaban con el número de antidepresivos recetados.

images (1)El “dolor climático”: El creciente impacto emocional del cambio climático.

Los investigadores analizaron datos de casi 10.000 habitantes de Leipzig, una ciudad de tamaño medio en Alemania, que participaron en el estudio de salud 'LIFE-Adult' que se lleva a cabo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Leipzig. Combinando eso con datos sobre el número y el tipo de especie de árboles callejeros en toda la ciudad de Leipzig, los investigadores pudieron identificar la asociación entre las prescripciones de antidepresivos y el número de árboles callejeros a diferentes distancias de los hogares de las personas. Los resultados se controlaron por otros factores que se sabe que están asociados con la depresión, como el empleo, el sexo, la edad y el peso corporal.


El hallazgo sugiere que los árboles de la calle pueden ayudar a cerrar la brecha en las desigualdades en salud entre grupos sociales económicamente diferentes


Tener más árboles alrededor de la casa (a menos de 100 metros) se asoció con un riesgo reducido de que se receten medicamentos antidepresivos. Esta asociación fue especialmente fuerte para los grupos desfavorecidos. Como estos grupos sociales corren el mayor riesgo de que se les receten antidepresivos en Alemania, los árboles de la calle en las ciudades pueden servir como una solución basada en la naturaleza para una buena salud mental, escriben los investigadores.

img_mrius_20200904-142524_imagenes_lv_terceros_ecoansiedad_2-kwbB-U483289252639urF-992x558@LaVanguardia-Web¿Qué es y por qué cada vez más personas sufren ecoansiedad?

Al mismo tiempo, los árboles de la calle también pueden ayudar a reducir la "brecha" en la desigualdad en salud entre grupos sociales económicamente diferentes. Sin embargo, en este estudio no se pudo demostrar ninguna asociación de tipos de árboles y depresión.


Nuestro hallazgo sugiere que los árboles de la calle, una forma de espacio verde urbano accesible al público a pequeña escala, pueden ayudar a cerrar la brecha en las desigualdades en salud entre grupos sociales económicamente diferentes, explica la autora principal del estudio, Melissa Marselle. Esta es una buena noticia porque los árboles de la calle son relativamente fáciles de conseguir y su número puede aumentarse sin mucho esfuerzo de planificación.


Esperan que la investigación lleve al ayuntamiento a plantar más árboles

Como psicóloga ambiental, llevó a cabo la investigación en UFZ e iDiv y ahora trabaja en la Universidad De Montford de Leicester, Reino Unido. Marselle espera que la investigación "impulse a los ayuntamientos a plantar árboles en las calles de las zonas urbanas como una forma de mejorar la salud mental y reducir las desigualdades sociales".


Es importante destacar que la mayor parte de las pautas de planificación para espacios verdes urbanos a menudo se basan en visitas intencionales para la recreación, agrega Diana Bowler (iDiv, FSU, UFZ), analista de datos del equipo. "Nuestro estudio muestra que la naturaleza cotidiana cerca de casa, la biodiversidad que se ve por la ventana o cuando camina o conduce al trabajo, la escuela o las compras, es importante para la salud mental". Este hallazgo es especialmente ahora en tiempos de los bloqueos de Covid-19, agrega Bowler.


Y no solo la salud humana podría beneficiarse. "Proponemos que agregar árboles en las calles en áreas urbanas residenciales es una solución basada en la naturaleza que no solo puede promover la salud mental, sino que también puede contribuir a la mitigación del cambio climático y la conservación de la biodiversidad", dice la autora principal, la profesora Aletta Bonn, quien dirige el departamento de servicios ecosistémicos en UFZ, iDiv y Friedrich-Schiller-University Jena. "Para crear estos efectos de sinergia, ni siquiera se necesitan parques caros a gran escala: más árboles a lo largo de las calles serán suficientes. Y esa es una medida relativamente económica".

20201005_cambio_climatico_ansiedadAnsiedad por el cambio climático: cómo nos afecta la preocupación por el planeta y cómo podemos transformarla en acción

"Esta contribución científica puede ser una base para que los urbanistas salven y, posiblemente, mejoren la calidad de vida de los habitantes, en particular, en áreas densamente pobladas y en áreas centrales de la ciudad", agrega el profesor Toralf Kirsten de la Universidad de Leipzig. "Por lo tanto, este aspecto debe tenerse en cuenta cuando se recrean y planifican las áreas de la ciudad, a pesar de los altos y crecientes costos de cobertura del suelo. Una vida saludable de todos los seres vivos es inasequible".

Fuente: Redaccion Medica (.com)

Te puede interesar

La destrucción de los ecosistemas, el primer paso hacia las pandemias

Las primeras reacciones ante una pandemia como la del coronavirus tratan de buscar culpables. El pangolín o el murciélago podrían estar detrás de la propagación del virus. Sin embargo, los expertos señalan al ser humano que, a través de la deforestación, la tala y el comercio con animales exóticos, se expone a estas enfermedades

lego-piezas-arboles