La primera miel solar ecológica del mundo se ha recogido en Extremadura

La compañía eléctrica Iberdrola recoge, en la fotovoltaica de Campo Arañuelo, ubicada en Romangordo, la primera miel solar ecológica del mundo

Alimentos y Tóxicos Por: Marcos Bach 24 de octubre de 2022
miel fotovoltaica

MarcosBach

Iberdrola ha recogido estos días la miel solar producida en la planta fotovoltaica de Campo Arañuelo III, en la provincia de Cáceres, un "nuevo hito" del proyecto de producción de miel solar que la compañía inició en 2020 junto a la empresa extremeña Tesela Natura, del Grupo Ecoenergías del Guadiana.

Las plantas fotovoltaicas se convierten en espacios "muy útiles para generar miel pura, al mismo tiempo que ofrecen a los apicultores "espacios seguros, libres de robos y plaguicidas".

Además, hace unos meses, tras el estudio de las distintas localizaciones de colmenas por parte del Comité de Agricultura Ecológica de Extremadura, se otorgó a esta planta solar la condición de terreno ecológico, dando lugar a la primera miel ecológica del mundo.

Ya se ha finalizado la temporada de cosecha y se ha recogido la miel de las 40 colmenas que se introdujeron junto a los paneles fotovoltaicos que generan energía verde libre de emisiones.

El responsable de Iberdrola Renovables en Extremadura, Nicolás Antón, ha destacado que este proyecto es un ejemplo de la "buena integración" que puede haber entre energías limpias y biodiversidad, ya que el espacio de la fotovoltaica puede tener otros usos que además benefician a todo el entorno con una polinización que enriquece el ecosistema.

Por su parte, la directora de Tesela Natura, Beatriz Román, ha incidido en que esta miel es de una "calidad excelente" y las abajas están a salvo dentro del terreno de la fotovoltaica sin verse afectadas por pesticidas y plaguicidas, por lo que seguirán trabajando junto a Iberdrola para instalar panales entre los paneles.

Entre 2022 y 2023, el proyecto tiene prevista su expansión a otras regiones de España, como Castilla-La Mancha, y seguirá su andadura en Andalucía, donde ya se han hecho recogidas de miel en la planta fotovoltaica de Andévalo.

La planta fotovoltaica de Arañueño III (40 MW), ubicada en el municipio cacereño de Romangordo, es el primer proyecto fotovoltaico de España que incorpora un sistema de almacenamiento, en este caso, una batería de 3 MW de potencia y 9 MWh de capacidad de almacenamiento.

Esta instalación forma parte del complejo Campo Arañuelo, ubicado en la comarca de Almaraz, integrado por las plantas fotovoltaicas Arañuelo I, II y III, que suman una capacidad instalada de 143 MW y evitarán la emisión a la atmósfera de 41.000 t CO2/año, ha recordado Iberdrola en nota de prensa.

En marzo de 2021 ya se instalaron 162 colmenas en la planta fotovoltaica de Andévalo (Huelva) con el objetivo de preservar la biodiversidad en el entorno y proteger una especie como las abejas, mientras se avanza en la estrategia de descarbonización de la economía.

Se recogieron 60 kilos de miel producidos en la fotovoltaica que se entregaron a varias asociaciones de mujeres de la zona. La miel se utilizó para hacer dulces artesanos que se vendieron en un mercadillo solidario y cuyos fondos recaudados se destinarán los afectados por el volcán de La Palma.

Recientemente Iberdrola también ha puesto en marcha en los viñedos de González Byass y Grupo Emperador ubicados en la localidad toledana de Guadamur la primera planta agrovoltaica inteligente de España. Esta innovadora instalación permite adaptar la disposición de los módulos a las necesidades de las viñas, para regular mediante la sombra de los paneles la incidencia del sol y la temperatura.

En los últimos tres años, Iberdrola ha realizado más de 1.450 acciones de protección a la biodiversidad, combinando la instalación de proyectos renovables con la conservación de la diversidad biológica de los ecosistemas, cuidando flora, fauna y patrimonio natural.

Te puede interesar

Tras las huellas de la palma: productores y procesadores por violar las normas ambientales en Latinoamérica

La producción de aceite de palma está dejando una huella profunda en los ríos y bosques de Latinoamérica. Tan solo en seis países de la región, entre 2010 y 2021, se abrieron por lo menos 298 procesos sancionatorios en contra de 170 empresas y productores por el incumplimiento de las normas ambientales, talar bosques, desviar el curso de ríos o acaparar el agua, entre otros delitos

Portada-Palma-1200x800