Sikkim: el primer estado totalmente orgánico y sostenible del mundo

Sikkim, el pequeño sitio lleva casi dos décadas de convertirse en el primer estado totalmente orgánico y sostenible de todo el mundo

Construcción sustentable 11 de mayo de 2021
images (1)

Cuando se trata de políticas sostenibles se corre el riesgo de quedar atrapado en medio de leyes de papel que no trascienden hacia el plano práctico. Sin embargo, existen sus valiosas y necesarias excepciones donde una comunidad, estado o país logra trascender hacia el cuidado exitoso del medio ambiente. Sikkim, en la India, se ha convertido en el primer estado del mundo totalmente orgánico y sostenible.

sikkim.27-04-2021.medio-ambiente

En 2018, el estado de la India ganó el premio Future Policy Gold Award de la Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la Agricultura (FAO). El premio resultó en la culminación de un camino arduo de esfuerzos para direccionar las prácticas de la comunidad de forma respetuosa con la naturaleza.

2cecfa79-21e6-400a-bdae-9fd2caa41113-533-000000433def26fcCosta Rica será el primer país del mundo en cerrar sus zoológicos y liberar a los animales
descargaSenillosa: cómo será la primera ecoaldea que se construirá en Argentina

Casi dos décadas como valioso ejemplo

Pero no sólo se trata de la premiación, ni del título en sí mismo, sino de los años que el estado ha invertido para convertirse en uno ambientalmente responsable. Ya desde 2003, Sikkim se convirtió en el primero en toda la India en adoptar oficialmente la agricultura orgánica como su estilo de vida. Una decisión que, sin duda, ha valido la pena ya que ha garantizado una vida saludable tanto para su población como para sus tierras.

primer-estado-sostenible-mundo-sikkim.27-04-2021.medio-ambiente

Precisamente en ese año, el estado hindú prohibió las importaciones de fertilizantes químicos, sus agricultores actualmente utilizan de forma eficiente estiércol orgánico. Aunado a esto, todas las tierras de producción de agricultura cuentan con certificación orgánica. Algo que ha mantenido sana la fertilidad de la tierra, a la vez que los ecosistemas circundantes, así como la población de humanos que habitan en él. Aquí las abejas vuelan libres entre los campos de flores que no representan un problema para los mayores polinizadores del mundo.

El estado que se ubica entre a los pies del Himalaya, entre Bután, Nepal, China y el Tíbet, lleva casi dos décadas desde que inició su transición verde hacia una revolución orgánica que ha beneficiado en todos los sentidos. A lo largo de sus calles es posible encontrar tiendas hortícolas que venden productos orgánicos, no por moda, sino como un estilo de vida.

estado-sustentable-india-sikkim.27-04-2021.medio-ambiente

Defensa del medio ambiente

Además de la prohibición de pesticidas y agroquímicos, Sikkim también prohibió el uso de botellas de plástico, una medida que le hace falta a todo el mundo. Quienes no respeten las prohibiciones se echan en los hombros una elevada multa, pero más que eso, la decepción del pueblo que defiende con orgullo al medio ambiente.

Ciudad VerdeThe Line, la curiosa ciudad ecológica sin autopistas ni autos
Colegio-NigeriaNigeria: las matriculas escolares se pueden pagar reciclando botellas, latas o papel

sikkim-primer-estado-sostenible-mundo.27-04-2021.medio-ambiente

Gracias a sus prácticas, el estado hindú se ha ganado el reconocimiento del mundo y han aumentado sus números de turistas en los últimos años. Así es como un pequeño estado le da una gran lección al mundo sobre cuidado del medio ambiente y se convirtió en el primer sitio sostenible de la India. El mundo más que nunca necesita motivaciones como esta para construir una relación sana con el planeta y dejar atrás prácticas lastimeras para la Madre Tierra.

Fuente: Ecoosfera (.com)

Te puede interesar

¿Por qué nuestro cerebro no es ecológico?

Consumo excesivo, comer en exceso, adicciones... Nuestro cerebro nos empuja a destruir el planeta en nombre del placer inmediato. Esta es la tesis que defiende Sébastien Bohler en su último ensayo: "Le bug humain". (Robert Laffont, 2019)

11c77a_201215756c4540d796f2e5bae5bee6b6_mv2