¿Merece la pena el coche eléctrico?

Vamos a plantearnos si merece la pena el coche eléctrico frente a uno convencional, una pregunta que muchos nos estamos haciendo ahora que su precio es más competitivo y su autonomía aumenta

Movilidad y transporte 28 de mayo de 2021
Autos electricos

Para ello hemos preparado una calculadora teniendo en cuenta los grandes aspectos a considerar (precio, coste del combustible, mantenimiento...) y así poder saber si nos interesa comprar un coche eléctrico o no.

Coche eléctrico vs Coche convencional

A la hora de comparar los costes de un coche eléctrico frente a uno convencional son muchos los puntos que debemos valorar, así que vamos a intentar ser lo más exhaustivos posible:

  • Precio: los coches eléctricos son sensiblemente más caros que sus equivalentes en gasolina, incluso con las ayudas estatales. Dependiendo del modelo, son entre 5.000 y 15.000 euros más caros. Este sobreprecio se debe poder amortizar con el ahorro en combustible, así que, en principio, cuanto más kilómetros le hagamos, mejor, aunque no es el único aspecto en el que podremos ahorrar. Para obtener información al detalle, es imprescindible nuestra guía de coches eléctricos que saldrán a la venta en 2021
  • Coste del combustible: Los motores eléctricos son mucho más eficientes energéticamente que los motores a combustión. Para que os hagáis una idea, recorrer 100 km con un coche eléctrico cuesta aproximadamente unos 13 kWh (aunque depende del tamaño del coche), mientras que un coche que homologue un consumo de 5 l/100km, necesitaríamos el equivalente a 45 kWh de gasolina para recorrer la misma distancia. Eso, unido al hecho de que el kWh en hora valle no cuesta más de 0,10 euros (con impuestos) y la gasolina, fácilmente, 1,30 euros/litro, es una gran diferencia. 100 kilómetros en un coche eléctrico cuesta 1,30 euros, mientras que en uno de gasolina, 6,5 euros: cinco veces más.
  • Autonomía: Es el punto débil de los coches eléctricos, aunque cada vez mejoran más en este aspecto. Actualmente es más que de sobra para ir y volver al trabajo sin problemas, y tal vez para una escapada a un destino no muy lejano. Sin embargo, si vamos a utilizar el coche eléctrico como único vehículo, es posible que debamos optar por modelos más caros con mayor autonomía, y adecuar nuestra forma de viajar (y, tal vez, el destino) para acomodar las recargas; o asumir el coste de alquilar un coche de gasolina para esos viajes.
Autos Electricos¿Cuáles son los autos 'verdes' más buscados?
Autos Electricos¿Qué es la Ley de Movilidad Sustentable y qué autos saldrán beneficiados?
  • Punto de recarga: No hay que olvidar tampoco el tema del punto de recarga. Si vivimos en una vivienda unifamiliar con garaje, este es un punto fácil de solucionar, pero si se trata de un garaje comunitario, es más costoso. Su instalación cuesta aproximadamente 1.200 €, aunque actualmente está subvencionada un 70%.
  • Reparaciones: Un coche eléctrico no tiene embrague, ni aceite, ni filtros, ni correas de distribución... por lo que su mantenimiento es mucho más sencillo. De forma orientativa, hemos supuesto un ahorro de un 25% con respecto al de un vehículo convencional, lo que puede suponer más de 2.000 euros a lo largo de 10 años y 200.000 kilómetros, aunque probablemente el ahorro sea mayor.
  • Aparcamiento: En las grandes ciudades, los coches eléctricos disponen de ciertas ventajas, como aparcamiento en la zona azul (ORA) gratuito o plazas con recarga en zonas comerciales, sin olvidar que pueden acceder sin restricciones a las zonas de bajas emisiones. Tampoco hay que subestimar el ahorro que esto pueda suponer a lo largo de los años: 4 euros a la semana en ORA son más de 200 euros al año
  • Impuestos: En determinadas provincias, los vehículos eléctricos disfrutan de ciertas ventajas fiscales, con descuentos en el Impuesto de Circulación que pueden llegar a alcanzar el 75%. En el caso de un coche de menos de 12 caballos fiscales en Madrid, por ejemplo, es un ahorro de 50 euros al año.

Calculadora para saber si me interesa un coche eléctrico

1366_2000
Para que podáis hacer números con vuestro caso particular, hemos preparado una calculadora para saber si te interesa un coche eléctrico, teniendo en cuenta todas esas variables.

Para no complicarla demasiado, algunos datos son inalterables (el gasto en mantenimiento por kilómetro, por ejemplo, o el precio por día de alquiler de un coche), y el resto los podéis completar con vuestros datos específicos: el precio de los vehículos, su consumo, el precio de la electricidad y la gasolina, los kilómetros que tengas previsto hacer al año...

vehículos eléctrico/AutosCinco coches eléctricos clave en la historia moderna del automóvil
thumbnail-image002-1607088485Baterías de estado sólido; la última tecnología de Toyota llegará antes de 2025

Un cálculo de ejemplo con datos orientativos basado en comparar la compra de un Peugeot e-208 (batería y ayudas incluidas) y el equivalente 208 de gasolina de 130CV.

Para este ejemplo, un coche eléctrico se amortiza con cierta holgura al cabo de 10 años (nos ahorramos unos 8.000 euros), algo que se incrementa si tenemos previsto un uso mayor del vehículo, pero que también se reduce si lo utilizamos menos. Aunque es cierto que, si optáramos por un modelo de menos potencia (como el 100 CV gasolina, que cuesta unos 13.000 euros) el ahorro sería algo menor.

Si hacemos los números, un coche eléctrico empieza a salir rentable a partir de algo menos de 20.000 kilómetros al año.

Fuente: Xataka (.com)

Te puede interesar