Las incidencias del cambio climático en Argentina

El cambio climático no es un mito, tampoco un tema de unos pocos científicos encerrados en la academia que piensan a contramano del desarrollo de la modernidad

Cambio Climático 03 de noviembre de 2021
aysen-patagonia-01

Es una realidad y las consecuencias ya tienen impacto en Argentina. El 2021 fue un año más seco y más cálido de lo esperado, en especial, en la Patagonia, según un informe del Servicio Meteorológico Nacional.

La cumbre climática de Glasgow (COP26) fue el marco donde especialistas locales advirtieron las manifestaciones del cambio climático en nuestra región con el objetivo de dar sustento a las políticas globales de adaptación, respuesta y mitigación frente a las transformaciones asociadas a dicho fenómeno. Según especificó Celeste Saulo, directora del SMN, el organismo cumple con la doble misión de ofrecer la información que nos permite conocer el clima actual y su evolución en las últimas décadas, pero también debe elaborar “estrategias para adaptarnos”. Según las autoridades del SMN, adaptarnos es “generar sistemas de alerta temprana, y así ayudar a la población y a los sectores productivos a estar mejor preparados ante las contingencias que generan los eventos extremos que se han hecho más frecuentes como resultado del cambio climático”.

El cambio climático no es cosa del futuro tampoco. A pesar de que existe una variabilidad climática habitual, los especialistas presentaron una serie de evidencias que dan cuenta de anomalías que pueden asociarse al calentamiento global. Es decir, se trata de eventos extremos que, si no hacemos nada para detenerlos, se verán acentuados por la crisis climática.

Entre el listado de fenómenos que se advirtieron en el informe argentino, se destaca que en 2021 la temperatura media del país fue superior a lo normal con respecto al período climatológico de referencia. La región más afectada fue, como señalamos, la patagónica. Es decir, ese tesoro de gigantescos contrastes entre lagos, desiertos, montañas y estepas, registró las temperaturas más altas y hasta el momento, el 2021 se ubica como el séptimo año más caliente desde 1961.

El calor y la sequedad vienen asociados en la misma región. Según los datos del SMN, entre enero y septiembre de 2021 se registró un nivel inferior de precipitaciones en el sur del país. La mayor parte del oeste y sur de Patagonia presentó lluvias inferiores a lo normal, como así también el extremo noreste del país. Como bien lo sabrán los productores agropecuarios, la sequía fue un verdadero problema y según los expertos nos enfrentamos a registros que exceden a las mediciones esperadas.

Finalmente, los registros de dióxido de carbono y metano muestran un incremento constante en el transcurso de los años. “Siguiendo la tendencia mundial, ambos gases han aumentado su concentración a lo largo del 2021”, advierte el SMN.

Las evidencias del cambio climático están a la orden del día. Afectan regiones, provincias, climas de nuestro país. Pero principalmente comienzan a afectar a personas. ¿Cuántas advertencias tenemos que recibir? El informe del SMN quizás sea un puntapié para despertar la atención no solo del gobierno nacional y de las administraciones provinciales, sino más bien de toda una ciudadanía que debe estar dispuesta y comprometida para asumir con responsabilidad un desafío gigante para el cual no existen vacunas.

No es una producción propia, la fuente es el Diario La Gaceta (Tucuman, Argentina)

Te puede interesar