Sustentabilidad en un nuevo nivel: cómo será el primer auto con carrocería de origen vegetal

Se llama Liux, y será un vehículo en el que no se utilizará aluminio sino fibras y resinas para su construcción. Pero además, será eléctrico con batería modular y se fabricará completamente en impresora 3D

Movilidad y transporte 14 de julio de 2022
5Y6S5C7GURFZ5AMFOB72ZVFOME
El Liux será un sedán con su carrocería completamente construida con compuestos obtenidos de plantas y resinas naturales

Uno de los grandes debates que todavía se libran entre defensores y contrarios de los autos eléctricos, es cuánto contamina la fabricación del auto en sí, pero especialmente de su batería, porque aunque fuera un vehículo con motor térmico, el chasis, carrocería, suspensiones, frenos, interiores y vidrios, lo tendrá tanto se propulsa con un motor de combustión interna o alimentado por electricidad.

Los fabricantes de baterías en especial, hacen mucho hincapié en la segunda vida o segundo uso de sus productos una vez que cumplan su ciclo alimentando autos, como puede ser acumular energía de paneles fotovoltaicos o molinos eólicos para su uso doméstico, y también en la posibilidad de reciclado de casi todos sus componentes, la mayoría, asegurando que se podría recuperar y reutilizar cerca del 90% de sus elementos o incluso más.

Entonces la huella de carbono del proceso de fabricación es aparentemente uno de los déficit de la nueva movilidad, y mientras muchas fábricas se esfuerzan en producir consumiendo electricidad proveniente de fuentes renovables como una de las medidas paliativas, empezaron a aparecer ideas alternativas, que quizás no pueden aplicarse por ahora en las grandes factorías, pero sí en esas pequeñas empresas conocidas como startups, y que no son otra cosa que nuevos proyectos que pueden producir pequeñas cantidades de manera menos industrializada.


3HSX3U7EHC72N5G4QITHD2RO7E

Aunque los autos sean eléctricos, la huella de carbono que produce su fabricación, no les permite ser 100% sustentables, al menos por ahora


Es el caso de una empresa española, Liux, fundada por dos emprendedores que anunciar la fabricación del que será “el primer coche vegetal de la historia”, con una carrocería y chasis compuestos por materiales basados en biopolímeros y biocomposites procedentes de fibras y resinas naturales.

El desarrollo lo han hecho con un grupo unos 20 empleados jóvenes que está compuesto por ingenieros, diseñadores, arquitectos, mecánicos y expertos en tecnología. Y es que el auto será una revolución en muchos aspectos además de los materiales con los que se construirá. El concepto es de utilizar la menor cantidad de recursos posibles, y para ello han decidido que no es conveniente una factoría única, porque los costos de traslado encarecerán el producto, así que están en proceso de encontrar la mejor locación donde comenzar, con la idea de replicar esa forma de producción en otros sitios, en principio, dentro de España.


No podemos montar una fábrica como la de Seat en Martorell en un año, lo que queremos es hacer fábricas mucho más pequeñas que una gigafactoría y hacer no 500.000 vehículos sino 50.000 y establecernos localmente. Esto supone un ahorro logístico importante y, sobre todo, de CO2.

dice Antonio Espinosa de los Monteros, para explicar la filosofía de producción que intentan llevar a cabo.


G2CHWX74WZG73FOTDXGAJHZI6E

Además de su carrocería vegetal, el Liux tendrá cuatro módulos de baterías extraíbles individualmente, de modo que los usuarios podrán optar por la cantidad que realmente necesiten utilizar para sus traslados


Pero hay otros aspectos que son parte vital del vehículo y su proceso de fabricación. Uno de ellos es el de la impresión 3D para las piezas, porque facilita la producción de moldes y piezas de carrocería y chasis que reducen los tiempos de fabricación, pero también el consumo energético y las emisiones de CO2 en un 70%, según estiman.

La otra faceta importante es que el auto será eléctrico pero con un sistema modular de baterías que permite una extracción simple de toda la batería o de solo algunas partes de la misma. Además, según la necesidad del usuario, se podrá comprar el auto con solo dos baterías, y eventualmente, comprar otras dos en una segunda etapa. E incluso, como todos los modelos tendrán el mismo sistema, al momento de cambiar el Liux por otro, o comprar una segunda unidad, las baterías se pueden compartir entre ambos automóviles según la necesidad.


ELOCHMELFRCVDM7P4YZXZ3BNW4

En 2019, una empresa sueca de movilidad urbana, presentó un prototipo de su vehículo eléctrico con partes de su carrocería construídas con fibra de yute en lugar de fibra de vidrio


No es el primer desarrollo de materiales vegetales compuestos que se utilizan en la construcción de partes de un auto, aunque sí es el primer caso de uno que tendrá toda su estructura completamente fabricada con elementos renovables 100%. En 2019, en Suecia, la empresa de movilidad elétrica urbana Clean Motion, presentó una versión prototipo de uno de sus conocidos Zbee, una trimoto con una cabina cerrada para tres personas, con partes de su carrocería construida con fibra de yute en lugar de fibra de vidrio.

Este mismo año, la compañía suiza Bcomp, presentó un compuesto vegetal de fibras para construir partes de automóviles llamado Amplitex, que combina lino y resina epoxi, para producir un material súper resistente como la fibra de carbono. Porsche ya lo ha incorporado para ciertas partes de un Caimán de la categoría GT4, así como Volvo y Polestar lo utilizaron para ciertas partes del interior de algunos modelos.


XMGQ3RLOHFFJ3KC6G54U5LY5ZE

La empresa suiza Bcomp, fabrica un compuesto que combina fibras de lino con resinas epoxi para producir partes de carrocería tan resistentes y livianas como las de fibra de carbono, pero sin contaminar para su fabricación


Pensar un auto completo de biopolímeros y biocomposites procedentes de fibras y resinas naturales, que sea eléctrico con baterías recambiables y modulares, puede ser el primer paso para subir otro escalón en el desarrollo de autos verdaderamente sustentables, no solo por no emitir gases contaminantes por un caño de escapes, sino para no hacerlo tampoco en su construcción.

No es una produccion propia, la fuente es el diario Infobae (Argentina)

Te puede interesar

Qué mirar antes de comprar un coche eléctrico para no liarla

Si estás pensando en comprar un coche eléctrico, hay una serie de cosas que deberías tener en cuenta para no caer en errores. Con estos sencillos consejos será más probable que aciertes en tu compra y acabes teniendo una buena experiencia. Hay algunas recomendaciones que te servirán al comprar coche nuevo, y otras tantas que son también útiles si es de segunda mano

mantenimiento-coche-electrico-2-1140x648.jpg

Fervelectric, el primer coche eléctrico solar made in Spain

En el año 1967, Juan Ferret Carbonell construye el Fervelectric, un automóvil eléctrico. Con la carrocería basada en un Rambler de 1902, fue noticia en periódicos, revistas, radio y televisión. Dos años después, Juan Ferret pudo matricularlo para que pudiese circular. En 1980, gracias a unas placas fotovoltaicas instaladas en el techo, el Fervelectric se convierte en el primer coche solar de España

Fervelectric1