La "nieve de sandía" se extiende por América del Norte y amenaza el futuro de los glaciares

La nieve rosa es más común de lo que se pensaba. Un estudio sugiere que este fenómeno puede encontrarse en todos los glaciares de Norteamérica

Agua y Glaciares 22/01/2024 Marcos Bach Marcos Bach
neve-de-melancia-espalha-se-pela-america-do-norte-e-ameaca-o-futuro-dos-glaciares-1705145329444_1024
Nieve rosa en una zona de gran altitud. Paso de montaña en el Parque Nacional de las Cascadas del Norte, Washington, USA

MARCOS BACH

La "nieve de sandía" se refiere a un fenómeno en el que la nieve del suelo se tiñe de un tono rojo rosado. También conocida como "sangre de glaciar", es causada por la floración de un alga rosada llamada Chlamydomonas nivalis.

Esta especie de alga contiene un pigmento carotenoide rojo secundario además de clorofila. A diferencia de la mayoría de las especies de algas de agua dulce, Chlamydomonas nivalis parece ser amante del frío (criófila) y prospera en aguas frías.

En Meteored.com.ar describen que, la "nieve de sandía" y sus efectos sobre la reducción de los glaciares se observan en todo el mundo. El capitán John Ross la siguió por primera vez al Ártico en 1818, cuando dirigió cuatro barcos ingleses enviados al Círculo Polar Ártico para la primera expedición por el Paso del Noroeste.

Amenaza creciente para los glaciares

Según un estudio, se descubrió que este fenómeno se había extendido por el 5% de la superficie total de glaciares del noroeste de América del Norte.

Esto incluye las montañas de Columbia Británica, Idaho, el estado de Washington, Alberta, Alaska y Montana. Se descubrió que algunos glaciares individuales tenían el 65 % de su superficie cubierta de algas rosadas durante una sola temporada. Los investigadores estiman que este fenómeno provocó un derretimiento equivalente a un promedio de 3 centímetros de agua derretida en la superficie del glaciar.

Según Lynne Quarmby, profesora de biología molecular y bioquímica de la Universidad Simon Fraser, el hielo se derrite al absorber colores oscuros. A medida que el glaciar se vuelve rosado, es mucho más probable que se derrita, ya que las algas coloreadas hacen que la luz del sol sea absorbida en lugar de reflejada, calentando el hielo circundante.

Las algas objeto de estudio crecen en la nieve que cubre lagos helados, rocas y glaciares. Dado que sus células necesitan agua líquida para crecer, este rápido derretimiento estimula un mayor crecimiento, oscurecimiento y absorción de la energía recibida del sol.

Los investigadores descubrieron este fenómeno utilizando miles de imágenes de satélite tomadas entre 2019 y 2022. De los 8.700 glaciares examinados en este estudio, 4.552 mostraron la presencia del alga Chlamydomonas nivalis.

En comparación con los impactos del cambio climático y el calentamiento global, el efecto de las algas sobre el glaciar y la capa de nieve se considera leve. Los glaciares se están derritiendo rápidamente debido al cambio climático, provocando la desaparición total de las algas.

La "nieve de sandía" no es exclusiva del Ártico, ya que también se puede encontrar en Nueva Zelanda, los Alpes, el Monte Olimpo y la Antártida. A medida que los glaciares retroceden, el efecto del derretimiento de las algas restantes de la "nieve de sandía" puede dañar aún más la nieve y el hielo.

A medida que la capa de nieve disminuye, las floraciones de algas se vuelven cada vez más concentradas y más pequeñas, según el ecólogo Scott Hotaling de la Universidad Estatal de Utah.

Te puede interesar
Lo más visto
japon-lanzara-el-primer-satelite-de-madera-para-enfrentar-la-crisis-de-basura-espacial

Antes que lanzar madera al espacio

Marcos Bach
Noticias Generales 23/02/2024

La propuesta japonesa de lanzar un satélite compuesto de madera es una innovación para abordar el problema de la basura espacial, pero hay medidas o acciones que podría resultar una mejor solución

Lula propone una alianza con Africa por la deforestación

Lula propone una alianza con África por la deforestación

Marcos Bach
Politicas Ambientales 23/02/2024

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ha propuesto este sábado iniciativas conjuntas para proteger los bosques tropicales, incluida una red de satélites para vigilar la deforestación y la recuperación de áreas degradadas, en la inauguración de la 37ª Cumbre de la Unión Africana, en Addis Abeba, Etiopía