El rápido calentamiento global está disminuyendo la productividad agrícola

La investigación muestra que el aumento de las temperaturas desde la década de 1960 ha actuado como freno de mano para el rendimiento agrícola de los cultivos y el ganado

Alimentos y Tóxicos 21 de abril de 2021
Campo/tractor/agricultura

La crisis climática ya está mermando la producción de los sistemas agrícolas del mundo, con una productividad muy inferior a la que habría tenido si el ser humano no hubiera calentado rápidamente el planeta, según una nueva investigación.

Los avances en la tecnología, el uso de fertilizantes y el comercio mundial han permitido que la producción de alimentos siga el ritmo de una población mundial en auge desde la década de 1960, aunque con grandes desigualdades que todavía dejan a millones de personas sufriendo desnutrición.

Pero el aumento de las temperaturas en este tiempo ha actuado como un freno de mano para la productividad agrícola de los cultivos y el ganado, según la nueva investigación, publicada en Nature Climate Change. De hecho, la productividad se ha reducido en un 21% desde 1961, en comparación con lo que ocurriría si el mundo no estuviera sometido al calentamiento inducido por el ser humano.

image1440x560croppedEl Año Internacional de la Sanidad Vegetal: la oportunidad de combatir las plagas del cambio climático
descarga¿En qué consiste el Día de la Gastronomía Sostenible?

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) calcula que la población mundial aumentará en más de 9.000 millones de personas de aquí a 2050 y que la producción de alimentos deberá incrementarse en un 70%, con un aumento de la producción anual de cultivos de casi 1.000 millones de toneladas y de la producción de carne de más de 200 millones de toneladas al año.

Mientras tanto, las temperaturas globales están aumentando a un ritmo que los científicos advierten que es extremadamente peligroso para la civilización humana.

"El impacto ya es mayor de lo que yo pensaba", dijo Ariel Ortiz-Bobea, economista de la Universidad de Cornell que dirigió la investigación.


Fue una gran sorpresa para mí. Lo que me preocupa es que la investigación y el desarrollo en la agricultura tardan décadas en traducirse en una mayor productividad. El aumento de temperatura previsto es tan rápido que no sé si vamos a seguir ese ritmo.


La investigación midió la productividad en función de los insumos -como la mano de obra, los fertilizantes y los equipos- y el rendimiento en alimentos que producen, utilizando un modelo para determinar cómo ha influido el cambio climático en esta relación.

Aunque la agricultura se ha vuelto en general mucho más eficiente en las últimas décadas, se ve cada vez más amenazada por las olas de calor que agotan a los trabajadores agrícolas y marchitan ciertos cultivos. Los fenómenos meteorológicos extremos y la sequía también pueden afectar a la producción de una explotación agrícola, especialmente a las más pequeñas de los países más pobres.

campo-de-sojaONU alerta: El Cambio climático seca Centroamérica; 1.4 millones necesitan ayuda urgente, dice

En 2019, los científicos que analizaron los 10 principales cultivos mundiales que proporcionan la mayoría de nuestras calorías alimentarias descubrieron que el cambio climático está reduciendo la producción mundial de productos básicos como el arroz y el trigo. De nuevo, los países menos ricos son los que más sufren esta situación.

La intensificación de la agricultura para aumentar la producción ha causado en sí misma un gran daño medioambiental, a través de la deforestación de las tierras de pastoreo, la pérdida de valiosa capa superficial del suelo, la contaminación por pesticidas y la liberación de grandes cantidades de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global.


En última instancia, queremos aumentar la productividad en un clima cambiante, pero una mala manera de hacerlo es aumentando los insumos, como la tierra y el agua. Si fuéramos más productivos podríamos producir más con menos huella ambiental.

dijo Ortiz-Bobea. 


Weston Anderson, investigador de la seguridad alimentaria y el clima en la Universidad de Columbia que no participó en el estudio, dijo que la nueva investigación proporciona una nueva visión de la magnitud del impacto sobre la agricultura.

large_v5gZ-4_o5k4Lbd_Hz-bjucOlmozHCX2jZCdS2Yr6DZsFrancia es el país que se alimenta de forma más sostenible
merlin_160177650_f2e71482-5c99-4daf-960e-72691ba10885-superJumboUna solución para el desperdicio de alimentos en el mundo: la ‘hora feliz’


Las regiones que este documento destaca como las que experimentan las mayores reducciones en la productividad agrícola -América Central y el Sahel- contienen algunos de los países con menor seguridad alimentaria del mundo, lo que es una verdadera preocupación

dijo.


"Significa que las poblaciones que ya sufrían inseguridad alimentaria están soportando la mayor carga del cambio climático, y pone de relieve la importancia de hacer todo lo posible para mejorar la producción agrícola en estas regiones vulnerables de forma inmediata."

Fuente: Clima Terra (.org)

Te puede interesar

El futuro de la alimentación es la democracia: El proyecto de Seguridad Social de la Alimentación en Francia

En 2017 un grupo de trabajo interdisciplinar comienza a madurar seriamente la propuesta de «Seguridad Social de la Alimentación». Participan en él miembros del sindicato campesino Confederation Paysanne y de la red CIVAM, movimientos sociales como Ingeniería Sin Fronteras y Reseaux Salariat o la investigadora Dominique Paturel. Se trata de un proyecto anticapitalista que va más allá de hacer desaparecer la ayuda alimentaria

40_vitale_2

Las emisiones del desperdicio de alimentos también cuentan

Una quinta parte del total de los alimentos disponibles en el mundo se desaprovecha y alrededor del 10 % de las emisiones de gases de efecto invernadero está ligado a la comida que desechamos. La sostenibilidad de la cadena alimentaria es hoy más importante que nunca

emisiones_desperdicio

La agroecología se consolida como alternativa de producción

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, visitó Treinta de Agosto y se reunió con miembros del grupo de cambio rural “Suelo vivo”. Lo acompañó un conocido de la región, el Director Nacional de Agroecología Eduardo Cerda, y el Secretario de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena Miguel Ángel Gómez

Campo