La ONU les bajó el pulgar a los acuerdos de la COP26 y alertó que el mundo se dirige hacia un aumento de la temperatura catastrófico

Aseguró que los compromisos alcanzados durante la cumbre de Glasgow apenas desvían la trayectoria actual, considerada crítica. Y pidió “siete veces más ambición” para sellar nuevos entendimientos

Cambio Climático 23 de noviembre de 2021
JFYK2HDIKVA7XLLD7Q6BPA3QBU

Naciones Unidas lanzó este martes una durísima advertencia sobre el futuro del planeta y el calentamiento global. En coincidencia con la cumbre sobre el cambio climático (COP26) que se celebra en Glasgow, la ONU alertó que el mundo se dirige hacia un aumento de la temperatura catastrófico más allá de los compromisos alcanzados en Escocia.

Para el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), los nuevos acuerdos para reducir en 30% las emisiones de metano o poner fin a la desforestación en 2030 solo modifican la trayectoria actual que desembocará inevitablemente en una situación trágica.

Qué se necesita para frenar el calentamiento global según la ONU

Una nueva estimación de ese organismo dependiente de la ONU dijo que la situación sigue siendo alarmante a pesar de los acuerdos no vinculantes firmados por decenas de líderes internacionales presentes en la cumbre.


Francamente, la montaña ha parido un ratón.

declaró la responsable del PNUMA, Inger Anderson.


3S2BGK37INFALOZSGPEPD3RORE

El PNUMA había publicado su informe anual en octubre, antes de la COP26 de Glasgow. Sus expertos calculaban que el mundo se dirigía a un aumento de la temperatura del planeta de hasta +2,7°C. Ahora, tras los últimos compromisos alcanzados en Glasgow, esa estimación no mejora de aquí a 2030.

El mundo sigue necesitando “siete veces más ambición” para cumplir con el objetivo de +1,5ºC previsto en el Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático de 2015, subrayó Anne Olhoff, principal autora del informe citada por la AFP.

La fotografía del canciller de Tuvalu que buscó concientizar a los participantes de la COP26

Para cumplir con el Acuerdo de París, los países reunidos en Glasgow deben imponer antes del cierre de la cumbre, previsto para este viernes, una serie de reglas de transparencia, de control mutuo de emisiones, financiación a medio plazo y las indemnizaciones por daños que ya están sufriendo las naciones más vulnerables.

En ese marco, Simon Kofe, ministro de Relaciones Exteriores de Tuvalu, un pequeño archipiélago polinesio, se filmó con el agua hasta las rodillas en un video dirigido a la COP26 para simbolizar el peligro de la subida del nivel de los océanos. Las fotos recorrieron el mundo.

OEZ4Q5RXBQWYENW4B76AM5RPQU

Los informes de evaluación “demuestran que ha habido progresos, pero claramente no han sido suficientes”, admitió el presidente de las negociaciones de la COP26, el británico, Alok Sharma.

Cómo fueron las negociaciones durante la cumbre sobre el cambio climático COP26 en Glasgow

Las negociaciones fueron divididas en mesas sectoriales, con dos ministros en cada una de ellas encargados de escuchar a las partes para elaborar un borrador de declaración final, como acostumbra a suceder en las conferencias del clima de la ONU.

La ministra de Medio Ambiente de Costa Rica, Andrea Meza, es la encargada de dar forma a todas las propuestas para el producto final.

Qué pidieron los países más vulnerables al cambio climático en la cumbre COP26 de Glasgow

Los países más vulnerables volvieron a denunciar las sombrías expectativas. Agrupados en una gran coalición de América Latina, Asia y África, pidieron 1,3 billones de dólares anuales a partir de 2030, repartidos en partes iguales entre medidas de mitigación del cambio climático y de adaptación.

Esos países recuerdan que, antes de 2020, las potencias habían prometido que entregarían 100.000 millones de dólares anuales con ese mismo objetivo.

5VRR2NQBEZDJLGNYEDOAYYBMTY


El objetivo para después de 2025 debe reflejar la ambición, la progresión y el acuerdo colectivo para mantenerse por debajo de 2 °C y aspirar a mantenerse dentro del objetivo de 1,5 °C.

explicó un comunicado firmado por el grupo de países considerados vulnerables, la mayoría de ellos insulares.


La cifra de 1,3 billones de dólares “forma parte de las negociaciones. (....) Por el momento estamos escuchando”, se limitó a indicar la ministra de Transición Ecológica francesa, Bárbara Pompili.

No es una produccion propia, la fuente es TN (Argentina)

Te puede interesar