La capacidad renovable en América Latina aumentara un 34 % para 2026

Las energías renovables son la columna vertebral de cualquier transición energética que se proponga la completa descarbonización de la economía

Energía renovable 14 de febrero de 2022
images (1)

A medida que el mundo se aleja cada vez más de los combustibles fósiles, comprender el papel actual que juegan es clave para garantizar un camino sin problemas hacia el cero neto.

Recientemente la Agencia Internacional de Energía (IEA) publicó su informe Renewables 2021: Analysis and forecast to 2026, su principal estudio sobre el sector, basado en las políticas actuales y la evolución del mercado. Pronosticando el despliegue de tecnologías de energía renovable en electricidad, transporte y calor para 2026, al mismo tiempo explora los desafíos clave para la industria identificando las barreras que impiden un crecimiento más rápido.

INCERTIDUMBRES NORMATIVAS Y TRANSMISIÓN DEFICIENTE RALENTIZAN LA EXPANSIÓN

Según el informe, se espera que la capacidad renovable en América Latina aumente un 34 %, una cifra equivalente a 96 GW, durante el periodo 2021-2026, a medida que el crecimiento pase de la energía hidroeléctrica a gran escala a la solar fotovoltaica. Las energías renovables variables juntas representan el 84% de la expansión regional.


La reducción de la remuneración propuesta por el país para la energía fotovoltaica distribuida en 2023 ralentiza las adiciones anuales generales de la región. Aunque las subastas competitivas siguen siendo un impulso importante para el desarrollo de energía solar fotovoltaica y eólica a gran escala, su ritmo se ha desacelerado desde 2018. A medida que bajan los precios de los equipos, aumenta el despliegue fuera de los esquemas de políticas gubernamentales, especialmente en Brasil, Chile y México.

En resumidas cuentas, Brasil sigue siendo el mercado más grande de América Latina.


Las incertidumbres normativas y regulatorias siguen siendo desafíos críticos para el crecimiento de las renovables en la región, mientras que las deficiencias en la transmisión siguen siendo el factor principal que retrasa los proyectos.

BRASIL

En Brasil la energía fotovoltaica distribuida y las actividades de mercado fuera de las subastas dirigidas por el gobierno son las que están impulsando la expansión de las renovables. Se espera que la capacidad renovable del gigante sudamericano aumente un 30 %, equivalente a 45 GW, durante el periodo 2021-2026. La energía solar fotovoltaica y eólica representan casi el 95 % de las adiciones previstas. Por otro lado, la sequía prolongada que afecta la producción de energía hidroeléctrica podría conducir a un mayor enfoque en los recursos no hidroeléctricos.

CHILE

En Chile se prevé que la capacidad renovable se duplique con la puesta en marcha de 18 GW durante el periodo 2021-2026. Aquí la energía fotovoltaica a gran escala y la energía eólica terrestre juntas representan casi el 90% de esta expansión. La IEA espera que los esquemas de subasta, la contratación competitiva en el mercado eléctrico desregulado y la estrategia de hidrógeno verde del país, sean los factores que impulsen la expansión de las renovables.

ARGENTINA

La capacidad renovable de Argentina aumentará en 5 GW durante el período de pronóstico, lo que equivale a un crecimiento del 32 %. Aquí han sido las subastas a largo plazo del plan RenovAr, que contrataron 4,4 GW de energía eólica y solar fotovoltaica durante el período 2016-19, las que impulsaron la reciente expansión de la capacidad renovable. Sin embargo, la reciente crisis macroeconómica y la pandemia han traído más desafíos financieros para proyectos de energías renovables y han retrasado su puesta en marcha. Como resultado, solo la mitad de los proyectos eólicos y solares fotovoltaicos adjudicados en subastas anteriores estaban operativos a mediados de 2021.

MÉXICO

La capacidad renovable de México se expandirá en más de 9,5 GW durante el período de pronóstico, con la fotovoltaica a gran escala liderando la expansión (4,3 GW), seguida por la eólica (2,5 GW). Sin embargo, por la falta de confianza de los inversionistas, se espera que las actividades comerciales fuera de los esquemas de políticas gubernamentales impulsen el 80 % del crecimiento de la capacidad eólica y solar fotovoltaica a escala de servicios públicos.

COLOMBIA

En Colombia, las subastas dirigidas por el Gobierno impulsan el desarrollo, pero la lenta expansión de la red plantea desafíos. Se pronostica que la capacidad renovable se expandirá en casi un 50 % (cerca de 7 GW) durante el periodo 2021-2026. Esto se debe principalmente a las competitivas subastas de energía solar fotovoltaica y eólica y la puesta en marcha del proyecto hidroeléctrico de 2,4 GW Hidroituango.

En general, se espera que las energías renovables satisfagan la creciente demanda de electricidad de Colombia, proporcionando precios bajos. Sin embargo, los retrasos en la construcción de la infraestructura de transmisión debido al Covid-19 en lugares donde se están desarrollando importantes proyectos solares y eólicos siguen siendo una incertidumbre de pronóstico. Por otro lado, el objetivo de Colombia de comenzar la producción de hidrógeno verde para 2030, que apunta a tener instalado al menos 1 GW de electrólisis, podría impulsar un desarrollo adicional al final del período de pronóstico.

No es una produccion propia, la fuente es Sustentar TV (.com)

Te puede interesar

Explotación minera: ¿Quién paga el costo ambiental?

Julián Monkes, becario del CONICET en agroecología, junto a Tomás Karagozian, presidente de la Unión Industrial Argentina Joven, fueron parte del debate sobre medio ambiente en Modo Fontevecchia. Mirá la entrevista completa

20211226mineriasanjuancedocg-1289700