Qué significa que una empresa sea carbono neutral y por qué todas miran en esa dirección

El cambio climático plantea la necesidad de que no sólo los gobiernos velen por el cuidado del medio ambiente. Las empresas son la punta de lanza y muchas en la Argentina ya están en ese sendero desde hace varios años

Contaminación 04 de abril de 2022
cambio-climatico-clima-medio-ambiente-911156

En respuesta a la urgencia de acción que exige la crisis climática, cada vez hay más empresas que asumen compromisos con el cuidado del medioambiente, entre los que se destacan reducir a cero la huella de carbono que dejan a partir de su accionar cotidiano.

Y si bien fue una tendencia que comenzó a verse en el exterior, hoy por hoy en Argentina son muchas las que avanzaron en ese plano. Y lo interesante es que corresponden a sectores tan variados como la belleza, la moda, el ámbito financiero, y la industria de los alimentos, además de algunas nativas digitales. 

Tal como quedó en evidencia luego de la COP26 en Glasgow, la meta principal en el mundo de hoy es impedir que el calentamiento del planeta sobrepase un aumento de 1,5 °C (grados centígrados) respecto al siglo XIX. Y para eso se requieren recortes drásticos y urgentes en las emisiones de dióxido de carbono, el principal gas de invernadero liberado por la quema de combustibles fósiles.

Las empresas pueden hacer mucho desde el triple impacto para colaborar con esta temática. Y así lo explica Cecilia Peluso, Copresidente del Directorio y presidente del Consejo Empresario de Sistema B Argentina. "Los gobiernos no son los únicos responsables de desacelerar el cambio climático. Las empresas cumplen un rol fundamental a la hora de alcanzar las cero emisiones netas".

El compromiso Huella Cero Neta (Net Zero) surgió en 2019, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP25, en Madrid. Allí, más de 500 Empresas B se comprometieron públicamente a acelerar la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero para alcanzar una trayectoria de 1,5 grados que conduzca hacia la carbono neutralidad para el año 2030, 20 años antes de los objetivos de 2050 establecidos en el Acuerdo de París.

Desde entonces, 111 empresas argentinas se han sumado al compromiso, de las cuáles 69 son Empresas B. Como recuerda Peluso, "cualquier empresa puede empezar este camino que además de ser necesario, es urgente"

Entre algunos casos recientes que alcanzaron la certificación carbono neutro aparece el Banco Galicia y también Globant, la compañía nativa digital. Hay ejemplos además en el ámbito de la indumentaria con Lulea, los alimentos con Pura y la ya tradicional Natura que enarbola la bandera del cuidado del medio ambiente. 

Unicornio verde

Globant empezó su ruta hacia las emisiones Net-Zero en 2020 cuando pasó a ser 100% energía renovable, comprando certificados que aseguraron el uso de esta clase de recursos en todas sus operaciones. “Siempre hemos sido conscientes de nuestra huella ecológica y lograr la neutralidad de carbono es otro paso importante en nuestro camino hacia las cero emisiones”, dijo Martín Migoya, CEO y co-fundador, al tiempo que expresó: “Nuestros esfuerzos para convertirnos en una compañía Net-Zero están alineados con nuestro propósito de hacer del mundo un lugar mejor, un paso a la vez, siendo parte de la solución”.

globant-20210625-1195500

En 2021, la compañía se sumó al compromiso "Business Ambition for 1.5°C" de la iniciativa Science Based Targets (SBT), uniéndose así al movimiento global de Race to Zero, dedicado a tomar acción rigurosa e inmediata frente a las emisiones relacionadas a los negocios de la compañía que tiene oficinas en 18 países. Su plan de acción global de descarbonización consiste en la reducción del consumo de energía.

“Desde que empezó nuestro camino hacia las emisiones netas de carbono, siempre hemos concebido la iniciativa como un esfuerzo en equipo para transformar nuestra compañía en un agente ambiental positivo”, dijo Francisco Michref, Government Affairs & Sustainability Director en Globant. “Lograr la neutralidad de carbono es importante, pero es apenas el inicio. La misma neutralidad estará acompañada por objetivos a largo plazo basados en la ciencia para alcanzar gradualmente un modelo mejorado para la descarbonización”.

Agua, ambiente y la necesidad de "salir del automático"

Lucas Barrionuevo, Director de Pura, empresa B certificada que fabrica purificadores de agua y botellas reutilizables explicó  que el compromiso con el ambiente está en el ADN de la marca que busca democratizar el acceso a agua libre de envases. "De esta manera las personas podemos bajar la huella de carbono de nuestra dieta y al mismo tiempo contribuir a regenerar los ecosistemas acuáticos. Esta misión tan clara hace que nosotros mismos nos midamos y busquemos hacer mejor lo que hacemos, para minimizar nuestro propio impacto y de esa manera hacer más efectiva la regeneración que proponemos y logramos con cada persona que se suma", manifestó.


 Creemos que las empresas son espacios para que las personas destinen su tiempo a una actividad que las gratifique al mismo tiempo que contribuyen a regenerar el mundo. Medir es muy importante y saber que cada vez lo podemos hacer mejor es esperanzador, también contagia a otros que ven que es posible hacer negocios de una manera más conectada con la naturaleza y nuestra consciencia. Es tiempo de que salgamos del automático y hagamos cosas buenas para nosotros mismos y para el mundo, y así estaremos eligiendo dar cada día un paso más para ser libres y felices.

En cuanto a los beneficios que les ofrece haber ingresado en esta senda, Barrionuevo aseguró:


El yoga y la indumentaria

Leonardo Mustafá El Abed, es fundador Lulea una empresa B Certificada. En una charla explicó que el propósito de la marca "es despertar conciencia para salvar la Humanidad y el Planeta. Claramente, la mayor amenaza para ambos actualmente es el cambio climático. Con urgencia el mundo necesita llevar a cero las emisiones netas de carbono. Aportamos nuestro granito de arena en luleå tanto con el acto de ser carbono neutral como en generar conciencia a nuestra comunidad de su importancia para que también actúen", analizó

En este camino que iniciaron, Mustafá El Abed reconoce que tomaron conciencia de todas las actividades que llevan a cabo y que emiten carbono. "No sabiamos de la magnitud de las emisiones de algunas de esas actividades. Esto nos permitió trabajar en un montón de planes de acción para reducir las emisiones", aseguró.  Y cómo ejemplo explicó que "los desechos orgánicos en bolsas de basura generan muchísimo carbono al emitir gas metano, lo que nos llevó a implementar composteras en todos nuestros edificios. También llevamos a cabo muchos cambios en cuanto a logística, lo que generó menos emisiones y a su vez reducciones en los costos", aseguró.

También el mundo de las finanzas

El Banco Galicia anunció recientemente que se convirtió en una empresa Carbono 0.  “Desde hace varios años medimos la huella de carbono operacional y trabajamos para mitigar y compensar un porcentaje de las emisiones restantes; el diferencial de este año es que pasamos a ser una empresa neutra en carbono”, explicó Fabián Kon, CEO de la institución.

Este año el Banco se adhirió a PCAF (Partnership for Carbon Accounting Financials) y con esta nueva herramienta aseguran que podrán "medir las emisiones provenientes de la cartera del negocio como un primer paso para fijar objetivos de mitigación de esta huella y diseñar soluciones financieras con foco en la transición hacia una economía baja en carbono", manifestaron

Natura, una pionera

La marca que nació en Brasil pero que ya se posiciona como referente en la región dentro del mundo de la belleza es una de las primeras que se puso a trabajar mirando de cerca el medio ambiente.

1218naturaleza-1102723

La marca opera en la Amazonia desde hace más de 20 años, en un modelo de negocio que según sus cifras genera ingresos para 7.000 familias y contribuye a la conservación de dos millones de hectáreas de bosque.


Las acciones de la compañía en la región se basan en un enfoque de desarrollo territorial que involucra proyectos de compensación de carbono –comprando créditos a las comunidades proveedoras que forman parte de su propia cadena–, pago de participación en beneficios y apoyo a iniciativas con impacto social y ambiental. Este modelo ya movió en la región, entre 2011 y 2020, R$2,1 mil millones e impactó positivamente en la vida de unas 28.000 personas.

aseguraron desde la compañía.


Vale destacar que la marca es carbono neutral desde 2007, lo que significa que mitiga todas sus emisiones de carbono y compensa lo que no logra mitigar a través de proyectos socioambientales. "La empresa ya está evitando la emisión de más de 1.28 millones de toneladas de carbono y su próximo objetivo es cero emisiones netas para 2030, lo que supone captar, a través de su modelo de negocios, más carbono del que emite", comentaron desde la compañía.

El medio ambiente requiere soluciones urgentes, y si bien el rol de los Estados es la piedra angular para marcar el camino, en la última COP 26 quedó claro que el rol de los privados parece tener hoy más protagonismo. 

No es una produccion propia, la fuente es el Diario Perfil (Argentina)

Te puede interesar