Pronóstico inquietante: los mayores riesgos para el futuro son ambientales

Según un informe del Foro Económico Mundial, el mayor problema en una década será el fracaso en la mitigación del cambio climático

Cambio Climático 30/01/2023 Marcos Bach Marcos Bach
1200x640_el-logo-del-foro-econmico-mundial-de-fondo-se-ve-nieve-rodea-montanas-davos-suiza-978222-215403
EL LOGO DEL FORO ECONÓMICO MUNDIAL. De fondo se ve la nieve que rodea las montañas de Davos, Suiza.

MarcosBach

La crisis del costo de vida es la amenaza más grande a la que nos enfrentamos en los próximos dos años, como comparte el diario argentino La Gaceta sobre el reciente Informe sobre Riesgos Globales 2023 del Foro Económico Mundial. Luego siguen las catástrofes naturales y  los enfrentamientos geoeconómicos. Pero en el largo plazo las preocupaciones se aúnan: cuatro de los 10 riesgos más graves para la próxima década son ambientales. La incapacidad de mitigar el cambio climático; el fracaso en la adaptación a este cambio; las catástrofes naturales y los fenómenos meteorológicos extremos, y la pérdida de biodiversidad o el colapso de los ecosistemas son las mayores dificultades para la humanidad. La preocupación está; lo que falta es actuar.

El documento utiliza datos de la Encuesta Mundial de Percepción de Riesgos 2022-2023. Con ellos, se intenta comprender cuáles son las dificultades a las que se enfrentará el mundo.


El panorama del riesgo a corto plazo está dominado por la energía, los alimentos, la deuda y las catástrofes. Los que ya son los más vulnerables están sufriendo, y ante las múltiples crisis, los que se califican como vulnerables están aumentando rápidamente, tanto en los países ricos como en los pobres. El clima y el desarrollo humano deben estar en el centro de las preocupaciones de los líderes mundiales, incluso mientras luchan contra las crisis actuales. La cooperación es la única forma de avanzar.

resume Saadia Zahidi, Directora General del Foro Económico Mundial.


Lo que enfrenta el globo es una policrisis, lo que el organismo entiende como un conjunto importante de riesgos globales que se encuentran estrechamente relacionados, y que tienen efectos agravantes y consecuencias impredecibles para el mundo.

Hoy y Mañana

En los riesgos a corto plazo, la cuestión ambiental también ocupa varios lugares. Lo que sucede  -advierte el estudio- es que a pesar de la promoción y la diplomacia, el sistema internacional no ha logrado los avances necesarios en materia de cambio climático; por eso es que ya desde hace 10 años, el fracaso potencial para abordar el problema empezó a aparecer en los reportes. De los encuestados, el 70% advierte que las medidas existentes para mitigar el cambio climático son ineficaces. Y eso lo muestran los resultados: según el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), la probabilidad de incumplir el objetivo alcanzar reducir el aumento de las temperaturas a 1,5°C en 2030, es del 50%.

Es obvio, entonces, que a largo plazo las mayores complicaciones tengan que ver con este tópico. Todas ellas -dice el estudio- se relacionan directamente a otras dificultades que surgirán. Esto es la policrisis. “En los próximos 10 años, la interacción entre la pérdida de biodiversidad, la contaminación, el consumo de recursos naturales, el cambio climático y los factores socioeconómicos creará una mezcla peligrosa explica el documento-; dado que se calcula que más de la mitad de la producción económica mundial depende entre moderada y altamente de la naturaleza, el colapso de los ecosistemas tendrá consecuencias económicas y sociales de gran alcance”.

En caso de no lograr mitigar el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, es probable que aumenten las enfermedades zoonóticas, que disminuya el rendimiento y el valor nutritivo de los cultivos, que haya más conflictos por la escasez de agua y que aumenten aún más las catástrofes naturales. Entre otras muchas más dificultades que surgirán.

Actuar ya

Todos los resultados del estudio surgen de la opinión de más de 1.200 expertos mundiales en riesgos, de políticos y de líderes en diferentes ámbitos. Y las conclusiones son apocalípticas: si el mundo no empieza a trabajar en pos del planeta, en 10 años habrá un colapso ecológico. Entre otras complicaciones...

La pregunta, entonces, es ¿qué podemos hacer? El informe es claro: “evitar los puntos de inflexión requiere una combinación de intervenciones para transformar el sistema alimentario, estrategias de mitigación climáticas aceleradas y favorables al consumo y a la producción. Esto implica reajustar incentivos y mejorar las estructuras de gobernanza, alimentadas por mejores datos y herramientas para captar las interdependencias entre alimentos, clima, energía y los ecosistemas.”. Otra vez: todo está conectado.

La cooperación y la preparación son claves. Y los estados deben enfrentar la realidad y tomar medidas en materia de sociedad, ambiente y seguridad. Para evitar las fatídicas consecuencias a nivel climático, la acción colectiva es necesaria.

Pero no todo está perdido, dice John Scott, Director de Riesgos de Sostenibilidad de Zurich Insurance Group: “Si aceleramos la acción, todavía tendremos la oportunidad de alcanzar una trayectoria de 1,5ºC y enfrentar la emergencia natural antes de que acabe la década. El progreso reciente en el despliegue de tecnologías de energías renovables y vehículos eléctricos nos dan buenas razones para ser optimistas”, asegura la cabeza de la firma suiza, que colaboró en la elaboración del informe.

Te puede interesar
Lo más visto