ONU: Los niveles de gases de efecto invernadero alcanzan un nuevo récord

Los datos envían un mensaje "duro" a las naciones encargadas de aumentar las medidas en la cumbre del clima de Cop26, dice el jefe de meteorología de la ONU

Cambio Climático 26 de octubre de 2021
11c77a_ab3c138ffc444743acb68d750f3fd049_mv2

La concentración de dióxido de carbono, el gas de efecto invernadero más importante, es ahora un 50% mayor que antes de la Revolución Industrial. Según un informe reciente de la ONU, la producción prevista de combustibles fósiles "supera ampliamente" los límites climáticos. A pesar de las promesas de acción de muchos países, casi ninguno tiene políticas para reducir la producción.  Los actuales compromisos climáticos de los países nos ponen en la senda de 2.7°C

Los niveles de gases que calientan el clima en la atmósfera alcanzaron niveles récord en 2020, a pesar de los cierres relacionados con el coronavirus, según ha anunciado la Organización Meteorológica Mundial de la ONU.

La concentración de dióxido de carbono, el gas de efecto invernadero más importante, es ahora un 50% más alta que antes de que la Revolución Industrial desencadenara la quema masiva de combustibles fósiles.

11c77a_a14c8f202b3b4ce8a83a77031b664536_mv2

Los niveles de metano se han duplicado con creces desde 1750.

11c77a_774b739566ae45d1917b57e8833201f6_mv2

Todos los principales gases de efecto invernadero (GEI) aumentaron más rápidamente en 2020 que la media de la década anterior y esta tendencia ha continuado en 2021, según el informe de la OMM

11c77a_f9aee08d6d6c4d6fb9db4c5b759b480b_mv2

11c77a_ca81bec9766e464eb80ae5045a4f67ba_mv2

Los datos demuestran que la crisis climática sigue empeorando y envían un mensaje "contundente" a las naciones reunidas en la cumbre climática de la Cop26 que se celebrará en Glasgow dentro de una semana, según el jefe de la OMM, el profesor Petteri Taalas: "Estamos muy lejos del camino".

11c77a_2cc824116d63430d981c9d099f3c7dd2_mv2

En el gráfico puede verse como el CO2 en la atmósfera se ha ido incrementando a lo largo de las COP, no sólo las Conferencias llevadas a cabo por los países no han logrado bajar las emisiones, sino que ni siquiera mantenerlas en la mismo porcentaje.

Los negociadores de la cumbre deben tomar medidas para mantener vivo el objetivo de poner fin a las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050 y evitar los peores impactos climáticos. Sólo deteniendo las emisiones se estabilizarán los niveles de los gases y se detendrá el aumento de la temperatura que impulsa los crecientes daños de las olas de calor, las inundaciones y las sequías.

"Al ritmo actual de aumento de las concentraciones de GEI, asistiremos a un incremento de la temperatura a finales de este siglo muy superior a los objetivos del Acuerdo de París de 1,5°C a 2°C", dijo Taalas. "[El aumento de los niveles de GEI] tiene importantes repercusiones negativas para nuestra vida cotidiana y nuestro bienestar, y para el futuro de nuestros hijos y nietos".


Es de esperar que en la Cop26 se produzca un aumento espectacular de los compromisos. Tenemos que transformar nuestro compromiso en acciones que tengan un impacto sobre los GEI. Tenemos que revisar nuestros sistemas industriales, energéticos y de transporte, así como todo nuestro estilo de vida; los cambios necesarios son económicamente asequibles y técnicamente posibles. No hay tiempo que perder.

dijo.


La quema de carbón, petróleo y gas es la mayor fuente de CO2, que es la causa del 66% del calentamiento global. Las emisiones de CO2 se redujeron aproximadamente un 5% en 2020 debido a las restricciones de Covid, en comparación con 2019. Sin embargo, muchos miles de millones de toneladas de CO2 se siguieron bombeando a la atmósfera, lo que significa que la desaceleración económica de Covid "no tuvo ningún impacto discernible en los niveles atmosféricos de GEI y sus tasas de crecimiento", dijo la OMM.

Peor aún, según un informe reciente de la ONU, la producción prevista de combustibles fósiles "supera ampliamente" los límites climáticos. A pesar de las promesas de acción de muchos países, casi ninguno tiene políticas para reducir la producción. 

Aproximadamente la mitad del CO2 procedente de las actividades humanas permanece en la atmósfera, mientras que la otra mitad es absorbida por los océanos y los árboles y plantas de la tierra. Pero la OMM advirtió que el calentamiento global está perjudicando la capacidad del mundo natural para absorber las emisiones. Por ejemplo, el Amazonas ha pasado de absorber CO2 a emitirlo a medida que los incendios forestales, las sequías y la tala destruyen los árboles.

El metano representa el 16% del calentamiento global y la mayor parte de sus emisiones se deben a la actividad humana, como la ganadería y la producción de combustibles fósiles. El metano es un GEI potente y de vida relativamente corta, por lo que la reducción de las emisiones tiene un impacto rápido. Antes de la COP26, Estados Unidos y la UE se comprometieron a reducir las emisiones de metano en un 30% para 2030.

El otro gran GEI es el óxido nitroso, responsable del 7% del calentamiento global. Estas emisiones proceden sobre todo del uso excesivo de fertilizantes químicos en la agricultura y del estiércol del ganado. Los datos de los GEI son recogidos por el Programa de Vigilancia de la Atmósfera Global de la OMM.


11c77a_f9aee08d6d6c4d6fb9db4c5b759b480b_mv2 (1)

Figura: Emisiones de óxido nitroso, producto de la agricultura industrial.  Fuente: Glen Peters - Climaterra  


Los niveles de GEI atmosféricos son los más altos jamás experimentados por la raza humana, y los más altos desde hace 3-5 millones de años. En aquella época, la temperatura global era de 2 a 3 ºC más caliente y el nivel del mar era de 10 a 20 metros más alto que hoy, dijo Talaas: "Pero entonces no había 7.800 millones de personas".


El verdadero éxito, o fracaso, de la Cop26 se escribirá en nuestros cielos en forma de concentraciones de gases de efecto invernadero. Este informe de la OMM ofrece una evaluación brutalmente franca de lo que se ha escrito allí hasta la fecha. Hasta ahora, es un fracaso épico.

dijo el profesor Dave Reay, de la Universidad de Edimburgo.


"La pequeña ventana de oportunidad para estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero a un nivel que cumpla los objetivos climáticos de París está a punto de desaparecer", dijo. "¿Encontrará esta 26ª Cop el éxito donde las 25 anteriores se han quedado cortas? Nuestra atmósfera será testigo".

No es una produccion propia, la fuente es Clima Terra (.org)

Te puede interesar