Desde Sri Lanka hasta Costa Rica: 7 destinos que impulsan el turismo sostenible

Promocionan alojamientos comprometidos a reducir el consumo de energía, fomentan actividades diseñadas para retribuir a las comunidades locales y apoyan la conservación de áreas naturales

Noticias Generales 08 de noviembre de 2021
YJHPH4EN2JHEPLWL4LRAYSMCXI

Si hay algo que nos ha dado la pandemia, es el momento de considerar cómo contribuimos a la batalla en curso contra el cambio climático. La verdad es que viajar tiene un costo ambiental y, a menudo, cultural, pero al elegir hacerlo de manera más responsable y sostenible, podemos ayudar a equilibrar los impactos negativos del turismo.

Como viajeros individuales, esto significa tener conciencia cultural antes de poner un pie en el país, reconociendo la historia, buena y mala, de un lugar. La elección de destinos que ya han adoptado iniciativas beneficiosas a nivel local, como invertir en las comunidades circundantes o comprometerse a cuidar los ecosistemas cercanos, es igualmente importante.

También, es necesario tomarse el tiempo para reservar a través de operadores éticos, que muestran con orgullo su compromiso con los programas con conciencia ecológica y dirigidos por la comunidad. Después de todo, defender los lugares que presionan por un mejor turismo es una excelente manera de mostrar a los gobiernos que los consumidores también apoyan los viajes sostenibles.

Siete destinos que ya se han apuntado a un estilo de vida más considerado


YKVVMZIKF5FZNGLVNO2EXLC3DQ

Desde estadías en una granja en Calabria hasta retiros tradicionales en el campo en la Toscana, las ganancias obtenidas del agroturismo van directamente a las comunidades, que generalmente no se beneficiarían del mercado de turismo masivo de Italia


1. Defender la agricultura sostenible en Gales

La industria del turismo nacional del Reino Unido está en auge, y aunque los favoritos de los turistas galeses como Anglesey, Snowdon y Pembrokeshire han tenido una temporada de verano abrumadora, se han mantenido fieles a sus raíces en la protección de los negocios locales. Lejos de las cadenas de hoteles y pubs de la ciudad, aquí se encuentran la mayoría de los restaurantes y tiendas generales administrados por la comunidad que sirven productos de temporada cultivados localmente. Las comidas fuera a menudo son una experiencia suntuosamente fresca de la granja a la mesa, lo que significa que no solo las ganancias regresan a la comunidad, sino que también se apoyan las prácticas agrícolas sostenibles de la región.

2. La campaña carbono neutral de Costa Rica

Con más del 25% de la nación ya declarada zona de conservación, no es de extrañar que Costa Rica sea líder mundial en la lucha contra la crisis climática, al generar el 98% de la electricidad del país a partir de fuentes renovables. Con impresionantes costas de arena blanca y océanos llenos de vida marina (además, selvas tropicales densas con vegetación y especies de vida silvestre endémicas) que necesitan protección, el país se esfuerza por ser neutral en carbono para 2050. Si lo que se busca es experimentar actividades amigables con la naturaleza como caminatas por la jungla, observación de delfines y kayak de mar, Lapa Rios Eco Lodge, en la Península de Osa, combina la naturaleza y un merecido mimo.


IKZC33KMFVCLRLIKD5EG7RVMUI

Los visitantes se han sentido atraídos por Sri Lanka en masa, con recorridos de avistamiento de ballenas que luchan por satisfacer la demanda durante la temporada alta, lo que lleva a barcos abarrotados que persiguen a las ballenas lejos de la costa


3. Programas de conservación marina en Sri Lanka

Esta pequeña isla en forma de lágrima en el océano Índico es un refugio de vida silvestre marina, con gigantes oceánicos como las ballenas azules que se encuentran reproduciéndose a lo largo de la costa sur. Como resultado, los visitantes se han sentido atraídos por la zona en masa, con recorridos de avistamiento de ballenas que luchan por satisfacer la demanda durante la temporada alta, lo que lleva a barcos abarrotados que persiguen a las ballenas lejos de la costa. Afortunadamente, los últimos 18 meses han elevado la plataforma de proyectos comunitarios, como Oceanswell, que organiza limpiezas comunitarias, asesora a las empresas sobre los peligros de la contaminación y la sobrepesca, y promueve la observación responsable de ballenas.

4. El gran impulso de Eslovenia para el turismo verde

Demostrando que se toma en serio la adopción de un enfoque sostenible del turismo, Eslovenia ha introducido un “Esquema Verde” nacional, un programa de certificación que alienta a los hoteles, operadores turísticos y restaurantes a adoptar prácticas más ecológicas. El proceso de 11 pasos para unirse al esquema incluye producir informes ambientales regulares, formar un “equipo verde” para crear conciencia y ser reevaluado cada tres años. El beneficio es que el Patronato Nacional de Turismo promoverá activamente las empresas que se inscriban. Liubliana, la capital, ya está en la lista, mientras que una lista completa de restaurantes, alojamientos y atracciones se puede encontrar en línea.


AHCQBOS5RZF7XHRWDV42HOLZX4

Demostrando que se toma en serio la adopción de un enfoque sostenible del turismo, Eslovenia ha introducido un “Esquema Verde” nacional


5. La apuesta de Bután para prevenir la pérdida de cultura y el turismo excesivo

Hasta 1974, el Reino de Bután permaneció cerrado al turismo. Entonces, un día, el rey Jigme Singye Wangchuck declaró que Bután estaba abierto a los visitantes. Hoy en día, solo pueden ingresar aquellos que hayan reservado itinerarios guiados a través de operadores aprobados. Los permisos se cobran a una tarifa nocturna de temporada alta de USD 250 por persona, que incluye un impuesto del 37% que se destina a mejorar la infraestructura y fortalecer los sistemas de salud y educación. Esta política estricta significa que el turismo está controlado, y la vida local no se ve afectada en gran medida por su impacto. Blue Poppy Treks and Tours organiza viajes a medida a través de impresionantes pasos de montaña, valles y centros culturales, con guías que comparten sus valiosos conocimientos en todas partes.

6. Invertir en la comunidad de Botswana

Como uno de los lugares más convenientes para detectar los “Cinco Grandes”, la infraestructura de Botswana ha estado bajo presión durante mucho tiempo para satisfacer las demandas del mercado mundial de safaris. Afortunadamente, el equipo de la fundación Great Plains Safari ha estado practicando un enfoque positivo durante décadas, cuidando de minimizar el impacto e invertir en oportunidades basadas en la comunidad para ayudar a las aldeas locales a prosperar. Una de esas iniciativas es un campamento de conservación para niños, donde se invita a los niños a cursos de una semana para aprender sobre su entorno, el valor de la conservación y el papel del turismo ambiental.

7. La larga historia de “agroturismo” de Italia

Durante los últimos 30 años, Italia ha hecho crecer su industria de agroturismo. Ahora, más de 20.000 granjas operativas se han adherido a la iniciativa. Desde estadías en una granja en Calabria hasta retiros tradicionales en el campo en la Toscana, las ganancias obtenidas del agroturismo van directamente a las comunidades, que generalmente no se beneficiarían del mercado de turismo masivo de Italia. Mientras tanto, los huéspedes pueden disfrutar del campo tranquilo con comida casera fresca que se sirve a la hora de las comidas y la oportunidad de conectarse con las familias locales. El proyecto respalda las granjas sostenibles, especialmente aquellas que invierten en la conservación del suelo, la tierra y la vida silvestre.

No es una producción propia, la fuente es el Diario Infobae (Argentina)

Te puede interesar

Por una verdadera educación para el cambio climático

No es seguro que la llamada de Lorenzo Fioramonti, ministro de Educación de Italia, animando a los estudiantes a faltar a la escuela y participar en protestas, contribuya a preparar al mundo para los cambios tecnológicos, económicos y sociales necesarios para enfrentar el cambio climático

images (1)