Juan Carlos Villalonga: “La agenda ambiental está bastante maltratada”

Desde fines de 1983, Juan Carlos Villalonga tiene participación activa en el movimiento ambientalista. Fue diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires y es vocero del movimiento ecologista político Los Verdes Argentina

Cambio Climático Marcos Bach para Medio Ambiente en Accion 31 de agosto de 2022
Villalonga

MarcosBach

Juan Carlos Villalonga trabaja actualmente desde el ambiente privado, en esta charla exclusiva con Optimism, da un pantallazo de la situación de nuestro país en la temática ambiental.

-¿Qué es lo más difícil de trabajar en un mundo de inmediatez donde los cambios ambientales se ven a largo plazo?

Todos los países del mundo tienen una agenda cotidiana cargada de conflictos y cuestiones a resolver, el tema es que no todos los países tienen la misma capacidad de administrar ese corto y largo plazo con planificación. Si esto no existe, es fatal para la agenda de sustentabilidad, donde tenés que pensar los escenarios deseables y trazarte una hoja de ruta para llegar al objetivo. Cuando hablamos de mediano y largo plazo en cuestiones ambientales, hablamos de no más de 30 años, y esto para cualquier decisión económica o industrial de desarrollo, no es demasiado tiempo. Argentina perdió esta capacidad, estamos rezagados, incluso comparándonos con Chile, Uruguay y Brasil. Estos países tienen políticas de Estado muy interesantes, en cambio, nosotros tenemos la película atascada en la coyuntura el día a día, y este pecado afecta a todas las agendas, no logramos superar el escándalo del día, así que debemos recuperar esa capacidad de equilibrio.

-¿En qué lugar estamos como país a nivel ambiental?

En el pasado tuvimos grandes desarrollos y logros en materia de legislación cuando la reforma de la Constitución de 1994 cristalizó una visión bastante moderna desde lo ambiental. Pero también en los últimos años tuvimos un retraso peligroso porque Argentina, al ser un país federal, cada provincia maneja los recursos naturales y eso hace que no se pueda tener políticas ambientales nacionales. En la reforma del 94 se encontró una fórmula para sortear ese problema otorgando al Congreso un presupuesto mínimo, que tengan un piso básico para todo el país. Así comenzaron a surgir leyes muy interesantes como la ley general del ambiente, la ley de glaciares, y la ley de bosques. Lo que está pasando ahora es que ha resurgido una prédica por parte de las provincias para fragmentar políticas ambientales. Esto es malo porque comenzamos a tener una ruptura que conspira con una política homógenea en todo el país, y esto lo habíamos superado. Es una gran complicación que esperemos la podamos superar.

273502028_492594985758837_8857641223383890880_n

-¿De qué manera puede contribuir el ciudadano de a pie para mejorar el medio ambiente, o al menos no empeorarlo?

Trato de ser cuidadoso con lo que le pedimos al ciudadano, porque la principal responsabilidad está en los dirigentes de cualquier órbira; desde una ONG, una empresa, o un cargo público. Argentina rankea como cualquier país desarrollado en cuanto a que la gente conoce bastante bien las cuestiones ambientales. Desde la escuela los chicos aprenden sobre reciclaje, pero cuando esos niños salen al mundo se encuentran con que hay una doble moral absoluta, hay que tener mucho cuidado y la mejor educación para el ciudadano es la acción concreta, y eso contribuiría a que haya mucha más acción ciudadana.

-¿Desde chico que te interesa el tema, o cuándo arrancó esta pasión?

Arranqué con temas ambientales cuando comenzamos a transitar el fin de la dictadura, llegando al ’82 u ’83. Era adolescente y veníamos con una mirada de lo que estaba pasando en el mundo con estos temas, y vi en lo ambiental y ecológico algo que representaba una posición muy interesante, renovadora y crítica con la industria. Me volqué a eso y me dediqué a activar estos temas a través de una ONG. Pasado el tiempo la agenda verde demostró ser la agenda que nos obliga al mundo de la economía, y el capitalismo a reflexionar sobre la agenda mundial.

-¿Cuál es tu próximo objetivo?

Actualmente estoy volcado a la actividad privada con el desarrollo de energías renovables, y es un gusto poder hacerlo desde ahí. Cuando me tocó la función pública tuve mucha activada al respecto, y siempre estuve alrededor de estos temas. Tengo también el deseo y la vocación de continuar en algún momento trabajando desde la parte pública.

-¿Querés dejar alguna reflexión?

Una reflexión que estamos haciendo en conjunto con 50 referentes ambientales del país, colegas de muchos años en lo que se llama la agenda pendiente: compartimos la preocupación de que la agenda ambiental está bastante maltratada, y debe volver a ponerse en valor. Estamos haciendo intervenciones procurando que la política vuelva a poner el lugar que alguna vez tuvo estos temas. No como un accesorio, sino como un punto central de una política en desarrollo.

Te puede interesar

Los desafíos a la hora de producir energía eléctrica de fuentes renovables

“Es necesario que se construyan nuevas líneas de transmisión en alta tensión”, asegura el CEO de PCR. La compañía fundada en 1921 es la principal fabricante de cemento de la Patagonia, hace poco se diversificó hacia las renovables y se convirtió el año pasado en la segunda mayor generadora de energía eólica del país

Molinos eolicos/Energia eolica