Electromovilidad: cómo es el transporte más sustentable, cómodo y ágil

Hoy en día hay más de 10 millones de autos eléctricos que circulan alrededor del mundo. Cuál es la clave de su éxito y por qué se piensa que son el futuro de la movilidad

Movilidad y transporte Por: Marcos Bach 27 de octubre de 2022
EZ5WITFQGZCH7PMKLA3L2IMD4M

MarcosBach

Cada vez es más notorio que estamos en un mundo que gira en torno al cuidado del medio ambiente y esto se observa desde pequeños hábitos cotidianos, como la forma en la que administramos la basura del hogar, accediendo a hacer compost, hasta cambios más profundos, pero no por esto menos prácticos y beneficiosos, como, por ejemplo, optar por viajar en un transporte eléctrico. El diario La Nacion habla sobre Siemens, nos adelantan este cambio de paradigma que ya es furor en distintos países de la región como Chile y Colombia y nos invitan a reflexionar sobre los beneficios que podríamos experimentar en tan solo unos años si aceptamos movilizarnos de este modo.

“Para pensar este cambio hay que dar una mirada nueva a la forma en que nos transportamos. Aparecen nuevos comportamientos de los usuarios, nuevos roles en el mercado. Con la electromovilidad tendremos acceso a algo que hoy no tenemos, la posibilidad de cargar los vehículos en nuestros domicilios, en la oficina, o en un estacionamiento público, ir a cargar especialmente a un punto de recarga en estaciones de servicio será principalmente para cuando se requiera una carga rápida, por ejemplo en viajes de larga distancia.” explicó Nicolás Bin, vicepresidente de Smart Infrastructure para Siemens en Argentina y Uruguay.


El cambio no es solo tecnológico, es también cultural.


Cambios que traen nuevas reflexiones

Según informó Bin, el uso de automóviles eléctricos provocará, como consecuencia, una mayor demanda de energía eléctrica, pero como la carga de este tipo de vehículos se realiza principalmente durante la noche, es decir, cuando los otros consumos se encuentran apagados o con menos uso que durante el día, hasta que no esté masificado en gran escala el uso de este tipo de vehículos eléctricos no se precisará de grandes modificaciones respecto al uso de este tipo de energía. Hay que tener en cuenta que el 80% de las recargas de vehículos eléctricos se realizarán en los hogares. Un automóvil que en promedio recorra 50km diarios necesitará realizar una carga de unos 10kwh por día, que pueden cargarse fácilmente tomando poca potencia de la red en unas 5 horas aproximadamente. Mientras que, el cambio sí será necesario si se precisa de una carga rápida, es decir, en un ámbito que no sea el hogar de la persona.


Habrá que evaluar dónde ubicar esa infraestructura y qué ampliaciones de la red de distribución implicará; conociendo entonces los lugares donde podríamos estar brindado servicios públicos de carga deberemos verificar que contamos con redes capaces de distribuir la energía necesaria hasta ese punto de consumo.

compartió Nicolás.


Al mismo tiempo, desde el reporte “Escenarios Energéticos 2030″ que presentó la Secretaría de Energía de Argentina en 2019 estimó que en un escenario favorable, los autos eléctricos alcanzarían 1,2 millones de unidades en 2030. Esto representaría el 5,6% del parque automotor con un 30% de las ventas de las unidades nuevas. En este escenario se consumirían 3,24 TWh al año (menos del 2% de la demanda eléctrica proyectada del Sistema Interconectado nacional).

TG4HQWMRJBCVDHUT6MYDVDI46Q

Todo terreno: la electromovilidad reflejada en buses y camiones

La electromovilidad no es solo autos particulares, es transporte público de pasajeros y también camiones. El Área Metropolitana de Buenos Aires es uno de los conglomerados urbanos más grandes del mundo y aquí el 80% de los viajes en el transporte público de pasajeros se realiza en buses con motores a combustión. Promover la transición energética de esos vehículos aprovechando la infraestructura ya instalada, por ejemplo la red de Metrobus, sería un paso importante que los grandes centros urbanos ya están dando en todo el mundo.

Actualmente, la movilidad es la responsable del 33% de la energía consumida y el 25% de las emisiones de CO2 a nivel global, lo que vuelve necesario tomar medidas para hacer el transporte más eficiente y ecológico.

Los buses urbanos son una buena forma de impulsar la electromovilidad, países como Chile y Colombia son de los más avanzados en la región. En Colombia se puso en marcha Green Móvil, el centro logístico de movilidad eléctrica más grande del mundo fuera de China. Siemens se encargó del suministro, puesta en marcha y servicios de la infraestructura de carga para atender una flota de 406 buses eléctricos. Esta solución beneficiará a más de 300.000 usuarios de Transmilenio. La renovación de la flota de transporte de pasajeros en Bogotá inicia durante 2022 y se busca que sea 100% eléctrica a 2030.

En Argentina ya contamos con algunos pilotos, por ejemplo el piloto de la línea 59 en Buenos Aires. Según un informe sobre este tema de la Subsecretaría de Planificación de la Movilidad, aun considerando nuestra matriz de generación eléctrica, los buses eléctricos brindan un 88% de reducción de emisiones en comparación con los de combustión interna.

En el futuro el transporte de carga también será eléctrico y hay varios desafíos que traerán desde el punto de vista de la infraestructura. Las empresas de logística requerirán planificar de forma segura puntos de recarga, sistemas de reserva inteligentes y sistemas de detección de ocupación en tiempo real. La buena noticia es que ya se cuenta con la tecnología disponible para proveer esta infraestructura, desde Siemens se cuenta con un portafolio amplio que abarca todas las necesidades tanto desde el punto de vista del equipamiento como en lo que respecta a sistemas de información y gestión”, comentó el Ingeniero Bin.

En el futuro, los sistemas de seguimiento remoto y de despacho logístico para camiones podrían conectarse directamente a las estaciones de carga para una planificación flexible de rutas y gestión de reservas.

Un camino necesario que ya empezamos a recorrer


La movilidad eléctrica ya está en marcha. El desarrollo de una infraestructura a nivel nacional implica crear soluciones que vayan más allá del transporte individual, que tengan impacto real en el ecosistema de las ciudades, e incluso en las industrias del futuro.

señaló Bin.


“Por eso en Siemens nos encontramos trabajando junto con empresas de primer nivel como Volkswagen o Audi, que tienen la electromovilidad como uno de sus ejes estratégicos para desarrollarla como un factor clave en la sostenibilidad del planeta”, agregó el ejecutivo y concluyó: “Con nuestros conocimientos, queremos apoyar a la industria automotriz e infraestructura argentina a acelerar aún más esta transformación. Nuestro objetivo común es conseguir que los autos eléctricos circulen por nuestras calles y rutas de forma ágil, eficiente y sostenible.”

Te puede interesar

El desafío de la gestión sostenible del litio

Un mineral mágico parece haber producido un milagro en la Argentina: conseguir un consenso. La mayoría de los actores políticos, sociales y económicos acuerdan que su explotación es una oportunidad. En este especial, producido junto a Fundar, nos proponemos analizar la industria hablando con sus protagonistas

minera-estatal-argentina-primer-proyecto-litio-16621