una Economía Circular

Aunque muchos quieren ayudar al medio ambiente, no lo hacen por desconocimiento. Acá algunas respuestas que pueden ayudar

Reciclado 31 de marzo de 2022
plastico

Seguramente te has preguntado muchas veces si es posible reciclar ciertos productos de plástico sin que tengas la respuesta correcta. Para aportar a la economía circular, cuidar el medio ambiente y prevenir el calentamiento global, toma nota de estas respuestas.

1. ¿Se puede reciclar una crema de dientes a pesar de que quedan residuos ahí adentro?

Sí se puede reciclar. Seguramente has pensado que por tener todavía crema dental en el recipiente, no clasifica dentro de los plásticos reciclables. Lo cierto es que estos contenedores tienen en su mayoría mezclas de plástico HDPE y PP y se pueden reciclar. En los centros de reciclaje de Bogotá y centros de reciclaje de Medellín, por ejemplo, hay un proceso de lavado para que los recipientes queden totalmente limpios, y los residuos se puedan usar en otros procesos químicos.

2. ¿Y qué pasa con el cepillo de dientes que tiene plástico pero que ya está usado?

También se puede reciclar. Efectivamente la parte de la “escobilla” que entra a la boca no se usará, se cortará y se separará del resto, pero los cepillos en sí son plásticos reciclables y su uso en una planta recicladora también puede ayudar a disminuir el calentamiento global.

3. ¿Y qué pasa con la crema de afeitar que también tiene plástico?

También se pueden reciclar en los centros de reciclaje. Pasan por el proceso de lavado similar al de la crema de dientes. Su uso posterior depende mucho de los mercados que lo demanden. Cada producto tiene sus propios mercados como el vidrio reciclado, el cartón reciclado o el pet reciclado. Por eso es tan importante fijarse bien en las canecas para reciclar, su correcto uso facilita la economía circular.

4. ¿Qué hacer con los pitillos si uno ya los chupó y lamió a más no poder?

Buen punto para saber que los pitillos, tan satanizados últimamente, así como los mezcladores de bebidas calientes como los que se usan con el tinto o el agua aromática, también se pueden reciclar. En combinación con otros plásticos pueden convertirse en tapas de envases plásticos, por ejemplo. Ya sabes, puedes ayudar a que el sistema de reciclaje sea más eficiente y no los botes junto a los residuos no reciclables porque sí son plásticos reciclables.

5. ¿Si mi computador sacó la mano, lo tiro a la basura?

Ni se te ocurra botarlo junto a residuos no reciclables. Estos desechos, que pueden producir contaminación ambiental, al igual que las pilas o baterías, se llaman Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) y requieren una gestión diferente. Así que no pienses en cuál bolsa toca meterlos porque no es el caso. Hay empresas que tienen capacidades técnicas y certificaciones ambientales para garantizar su uso posterior y evitar un impacto ambiental por su mal uso. Muchos componentes se pueden reusar en otros equipos de tecnología, por ejemplo.

Por si acaso, en Colombia, según revista Dinero, empresas como Storkkermill / Cmbe producen, importan y venden máquinas para apoyar el reciclaje de residuos electrónicos en Latinoamérica, mientras que la multinacional Dell EMC ha implementado desde hace varios años programas de reciclaje destinados a fortalecer las políticas verdes. También échale un ojo al programa posconsumo para computadores y periféricos Ecocómputo y el de electrodomésticos usados llamado Red Verde.

6. ¿Qué pasa con los chupos y el tetero de un bebé que también tienen plástico?

Al igual que algunos juguetes, se componen de un tipo de plástico PVC y estos plásticos reciclables pueden ser aprovechados en los centros de reciclaje como materia prima de nuevos productos. Eso sí, no serán chupos ni teteros nuevamente sino suelas de zapatos o botas.

7. ¿Qué pasa con el paquete de papas o de Doritos si siempre quedará algo de comida?

A estos residuos se les llama “polilaminados” y son la materia prima de madera y bloques de construcción plásticos, tras ser mezclados con otros plásticos que vienen con residuos de alimentos. Los emprendimientos hoy en día trabajan en procedimientos para eliminar residuos de grasas y alimentos del plástico.

8. ¿Y qué pasa con un bombillo que se fundió?

Al igual que las pilas y las baterías, los bombillos requieren de una gestión especializada para su recolección y aprovechamiento, en particular para aquellos que dentro de sus componentes contienen mercurio, un metal que a temperatura ambiente es líquido, pero que en fase gaseosa es peligroso para la salud. Por eso, los bombillos también deben disponerse por medio de prestadores certificados por las autoridades ambientales locales para su correcta recolección, transporte y aprovechamiento. Solo así se evitará su impacto ambiental.

No es una produccion propia, la fuente es las 2 orillas (.co)

Te puede interesar

Cómo se reciclan los neumáticos desechados en materiales para plazas, mobiliario urbano y canchas de césped sintético

Se calcula que en la Argentina cada año se desechan entre 130 y 150 mil toneladas de neumáticos. Solo hay tres plantas especializadas en reciclaje de neumáticos y no funcionan a pleno porque no les llega suficiente material. En el país también hay un proyecto de ley, que tiene media sanción, para regular el manejo de este residuo muy contaminante, que puede tardar hasta 600 años en biodegradarse

BELOTFAUTRCPXEBG6JPWPXAQDE

Nueva iniciativa para reciclar la ropa en desuso

La iniciativa ambiental es una oportunidad laboral para jóvenes de la ciudad, que confeccionan productos a partir de la reutilización de descartes textiles. Hay dos ecopuntos habilitados para recibirlos. Una tendencia en crecimiento

r8yXm82Xb_1300x655__1