Cómo se hace y cuánto cuesta transformar una vivienda tradicional en una sustentable

Varios materiales otorgan ventajas para que una construcción se reconvierta en amigable con el medio ambiente. Sugerencia de los desarrolladores

Construcción sustentable 25 de abril de 2022
YMSUW7N3SRHNVMTBA22K7JV3T4

La tendencia de transformar una vivienda edificada con el formato tradicional para que adquiera foco con lo amigable con el medio ambiente cobró mayor protagonismo desde que llegó la pandemia. Son varias las familias que optaron por brindarle prestaciones sustentables al hogar.

Expertos sostienen que son muchas las variables que involucran esa transformación, desde los aspectos más básicos relacionados con la arquitectura hasta el recupero de aguas, el diseño del paisaje, la incorporación de equipamiento eficiente y la implementación de energías renovables.

Sostener o mejorar el nivel de confort bajando el consumo energético es el gran desafío, así lo confirmó Guillermo Adamo, director de arquitectura sustentable de Sursolar. “El factor más importante a la hora de lograr una vivienda eficiente es reducir el intercambio de calor entre el interior y el exterior, dado que más del 60% de la energía consumida en vivienda se destina al acondicionamiento térmico (frío y calor). La más eficiente es la que menos energía demanda, no solo aquella que la genera a través de las renovables. Verificar y, de ser necesario, corregir el nivel de aislación térmica de muros, cubiertas y ventanas es el primer paso para lograrlo”.

Dependiendo el tipo de cubiertas es más o menos sencillo adicionar aislación térmica, existen soluciones que se apoyan directamente sobre cubiertas planas y reducen a menos de 1/3 las pérdidas de calor. Trabajar sobre los muros suele ser más complejo, pudiéndose utilizar revoques térmicos, placas de aislación o revestimientos que permitan incorporar aislación entre el muro existente y la terminación.


Las aberturas, los elementos térmicamente más permeables, pueden reemplazarse por nuevas con tecnología de Doble Vidrio Hermético (DVH) y perfiles con menor conductividad e infiltración. Si el presupuesto es ajustado, se pueden aplicar burletes a todas las aberturas, disminuyendo el ingreso y egreso de aire, lo que reduce fuertemente la demanda de climatización.

amplió Adamo.


IV665XCSQNFJZNQ7JO67YDRHT4

Existen varias opciones para hacer más eficiente a una vivienda existente dependiendo de cuanto se esté dispuesto a invertir en ella, no es un gasto sino una inversión, algunas a corto y otras a largo plazo. “Entre las opciones está la alternativa de agregar tecnología sustentable como termotanques solares y paneles fotovoltaicos que según el caso reducen el consumo de gas y generan electricidad. Solicitar a la empresa prestadora de servicios eléctricos un medidor bidireccional es un tramite de bajo costo muy importante, y este medidor calcula tanto la energía consumida igual que el tradicional y también la producida por los paneles fotovoltaicos. El diferencial de la ecuación es la tarifa de luz a pagar”, detalló a Infobae el arquitecto Martín López, socio de Mahe Desarrollos Inmobiliarios.

Con relación a uso del agua potable los criterios de sustentabilidad que se aplican en países con mayor desarrollo que la Argentina apuntan a utilizar una presión adecuada en la instalación, artefactos de bajo consumo, aireadores en las griferías y equipos solares para el calentamiento de uso sanitario.


La posibilidad de producir energía eléctrica con módulos fotovoltaicos para autoconsumo e inyección a la red es una tendencia mundial desde los ´90. Actualmente, la Argentina cuenta con la Ley 27.424 de Generación Distribuida que le da marco legal a la posibilidad de que un privado pueda ser generador. En todos los casos, la consciencia ambiental de los usuarios, hábitos y costumbres, es el primer paso y el más importante.

dijo Adamo.


Lo aconsejable es seleccionar materiales con certificación de sustentabilidad, como en maderas, buscar aquellos que cuenten con contenido reciclado y los que se produzcan cerca del lugar de la obra para disminuir el impacto del transporte.

MW2WWLFD6ZHHPLM7O4TIDJTQ6U

Materiales con componentes tóxicos o que puedan desprender gases perjudiciales para la salud deben ser evitados.

En cuanto a los electrodomésticos, seleccionar aquellos con eficiencia A o superior y buscar equipos robustos que requieran menor recambio.

Ambientes que mejor pueden transformarse

Especialistas sostienen que toda la vivienda puede transformarse a sustentable. No existe limitación, aunque aquellos que demandan más energía y recursos deben ser los primeros ambientes en abordarse. Por eso es clave aislar la envolvente.

Martín López, justificó que dependiendo del grado de intervención, “una obra de mayor o menor medida no significa que deba hacerse húmeda, las modificaciones son posibles en seco, con sistemas de aislación exterior”.

En caso de viviendas en uso, donde transitar una obra civil no es viable, se puede evitar la reforma estructural y abordar la transformación desde el cambio de equipamiento por otros más eficientes, la utilización de energía renovable y especialmente la capacitación de los usuarios en prácticas más sustentables y de menor impacto en el medio ambiente, tales como reemplazar viejas calderas por las de condensación, aires acondicionados por equipos inverter, en baños cambiar equipos con doble descarga (3 y 6 litros, reducen 60% el consumo), colocar aireadores en griferías y, lo más sencillo, las luminarias por nuevas tecnologías.

Tendencia y materiales recomendables

Cuando se piensa en una construcción sostenible es clave elegir materiales que permitan lograr ese objetivo. Entre todas las partes que componen una vivienda las ventanas son un factor clave ya que además de posibilitar el ingreso de luz y ventilación natural, al elegir las adecuadas, posibilitan obtener espacios más seguros, herméticos y con la mayor aislación termo acústica posible.

ZVNK3OOX2VDHNB5KYBLBNKIA5U

La arquitecta Adriana López, jefa de grandes proyectos y experta en eficiencia energética de Tecnoperfiles, comentó que “las aberturas de PVC son cada vez más elegidas para las construcciones sustentables por las bondades del material: es resistente, versátil y perdurable, consume poca energía en su producción, y es el más reciclado en la industria de la construcción (con casi 3,6 millones de toneladas recicladas desde 2000 a nivel global). A su vez, su diversidad de productos como puertas, ventanas, pisos, decks y zócalos, se caracterizan por su larga vida útil, resistencia con mínimo mantenimiento”.

En este sentido, dependiendo del tipo de construcción, al momento de elegir una u otra opción, es muy importante tener en cuenta la zona geográfica donde se instalarán, orientación, presión de viento, como así también todas las partes del sistema que compone una ventana (perfil + vidrio + herrajes). En vidrios, pensar en DVH y TVH (triple vidriado hermético), laminados o templados; y herrajes con sistemas multipunto de cierre.

En qué tipo de viviendas y duración de los trabajos

Todas las viviendas pueden transformarse o mejorarse, especialmente aquellas con mayor antigüedad donde la envolvente no cuenta con aislación térmica, las aberturas suelen ser deficientes y el equipamiento poco eficiente.

Adamo, explicó: “Observamos muchas falencias también en barrios privados, donde la lógica de disminuir costos de algunos desarrolladores impacta en la calidad de las viviendas, siendo común el uso de muros y cubiertas poco eficientes, que no llegan a verificar la Ley 13.059 de eficiencia energética en edificios, y equipamiento de baja calidad. El mayor impacto se da en viviendas con alto nivel de confort, donde el consumo de energía por persona está por encima del promedio y muy lejos de los estándares europeos”.

XI5K7M5JYVGDFO55JF6YU7GJHU


En el caso de la renovación de aberturas, para sustituir por más eficientes energéticamente, aportan practicidad y agilidad en la instalación sin necesidad de entrar en obra gruesa.

comentó Adriana López.


Asimismo, hay otros sistemas que permiten que el marco de la abertura preexistente quede totalmente oculto, evitando trabajos de albañilería previos y posteriores a la colocación.

Así se pueden reciclar las aberturas, con una solución estética, de gran eficiencia energética, seguridad, durabilidad y resistencia.

7LKT56PLE5FH5JP46VZ73A6MXE

Contando con un proyecto de mejoras, se estima en 2 o 4 meses para una vivienda logre un cambio radical y mejoras en muchos aspectos vinculados a la sustentabilidad: envolventes, aberturas, sistemas de refrigeración y calefacción, eficiencia en el consumo de agua, materiales sustentables y energía renovable. En aquellas cuyos cambios son más puntuales, entre 1 y 4 semanas.

Se trabaja con gremios de obra en las modificaciones más estructurales (albañilería, plomería, electricidad, carpintería) y luego con especialistas en las distintas áreas de intervención (paisajistas, energía renovable, domótica, entre otros).

La construcción en seco abrió nuevas posibilidades en este campo. Las obras suelen ser más precisas y rápidas, sin tanto polvo y humedad.

Precios

El parámetro del costo en general oscila en USD 800 por metro cuadrado. Hay que tener en cuenta aislaciones en la envolvente con materiales que principalmente contienen aire que es el que frena el paso y la perdida de calor o frio (como lana de vidrio, poliestireno expandido, espumas de poliuretano, entre otros).

WZOI4LXW6RD3VL23OXN5EF5IQY


Los valores varían, por ejemplo cambiar una ventana tradicional por una de PVC corrediza ronda los USD 400 por metro cuadrado . Y cada panel fotovoltaico y termotanque solar cuesta aproximadamente USD 1.000 cada uno; para una casa de 4 personas con un termotanque solar y una batería de 4 paneles fotovoltaicos es mas que suficiente.

aclaró Martín López.


Producir agua caliente con energía solar es simple y la instalación no requiere grandes cambios. Los equipos de 150 a 300 litros generan entre el 65 y 80% del agua caliente anual, dependiendo de la tecnología y calidad que uno elija. Paralelamente, el costo de una instalación fotovoltaica bajo enormemente en los últimos 10 años y gracias a la nueva Ley de generación distribuida es posible inyectar a la red eléctrica el excedente de producción, generando un ahorro económico y evitando el uso de baterías.

En cuanto al equipamiento, algunos valores referenciales son los siguientes: Aire acondicionado inverter de 2500 frigorías, de $66.000 a $112.000; aireador de griferías, de $300 a $2.000; caldera de condensación, de $250.000 a $400.000; agua caliente solar para 4 personas, de $230.000 a $360.000 dependiendo la calidad del equipamiento, y solar fotovoltaica conectada a red, entre USD 1,70 a USD 2,10 por watt instalado para instalaciones entre 3 y 10 kilowatts.

Una ventana corrediza blanca de 2 hojas, con doble vidrio de 1500 x 1500 cm con mosquitero: $78.565, y una puerta corrediza de dos hojas con doble vidrio laminado de 2000 x 2000 cm, 157.859,87 pesos.

Las puertas de interior en WPC con herrajes y picaportes en acero inoxidable, con terminaciones de contramarcos, y pintura satinada laqueada o foliado rondan los $50.000 + IVA. Los pisos sintéticos en SPC 5.5/0.5 mm para alto tránsito rondan $4.100 + IVA por m2.

No es una produccion propia, la fuente es el Diario Infobae (Argentina)

Te puede interesar