Placas solares, lo que necesitas saber para empezar con el autoconsumo

Para aclarar las dudas que tenga para que sepas como funciona la auto produccion de energía

Energía renovable Por: Marcos Bach 07 de septiembre de 2022
paneles-solares-2785049

MarcosBach

Según están los precios de la luz, cada día más gente se interesa por la instalación de placas solares con los que poder asegurarse su autoconsumo, pero no lo hacen por desconocimiento y porque no acaban de comprender mucho de este tema.

Como destaca la página web Computer Hoy, actualmente el autoconsumo solar es un camino que ya han tomado muchos usuarios por el precio tan desorbitado de lo que es la luz en nuestro país.

Es una solución cómoda para conseguir electricidad en nuestra casa sin depender de los fluctuantes precios de la electricidad. Pero además hablamos de una energía que ayuda al planeta a que el cambio climático avance con menos fuerza, puesto que no es nada contaminante.

El problema es que muchas personas no saben si optar por este tipo de energía por desconocimiento de su funcionamiento, de las ayudas gubernamentales y de todo lo que significa instalar estos paneles solares.

Por eso en este artículo vamos a intentar que todo quede completamente claro para que después cada uno tome la decisión que más le convenga, puesto que en todo lo que conlleva tener este tipo de paneles, hay muchas cosas que se deben conocer antes de tomar una decisión.

¿Qué es realmente el autoconsumo?

Cuando hablamos de autoconsumo nos referimos a que somos capaces de producir la energía eléctrica que después vamos a consumir en nuestra casa. En el caso que hoy nos ocupa, este sistema de abastecimiento se realiza por medio de paneles solares.

No es de extrañar que este tipo de energía de autoconsumo sea cada vez más popular en España, ya que hablamos de un país que tiene una media de casi 300 días de sol al año, una cantidad significativa. 

Evidentemente, no hace falta decir que es una energía totalmente verde y que hace que no dependamos de recursos no renovables como el carbón o el petróleo. 

paneles-solares-2785047

Energía solar

A grandes rasgos, este tipo de energía significa que podemos conseguir energía del sol mediante placas solares que lo transforman con energía eléctrica.

Se produce corriente continua, la cual es transformada en corriente alterna gracias a un inversor solar, todo ello para abastecer a nuestro hogar de electricidad.

Autoconsumo individual

Existen varios tipos de autoconsumo solar, comenzando por el llamado Individual. 

Este tipo de autoconsumo es aquel que se dedica a autoabastecer a una sola vivienda o incluso a más de una, convirtiéndose en tipo individual compartido.

Esto quiere decir que las instalaciones de energía solar son compartidas por varios, haciendo que el consumo sea individual, ya que se genera la energía necesaria para cada uno, pero se comparte por tema de paneles solares.

Las que son totalmente individuales, es decir, aquellas que se dedican a abastecer de electricidad a una sola vivienda, son mucho más comunes.

Residencial

Este tipo de autoconsumo lo podemos dividir en conectado a la red o desconectado, además de ser un sistema con o sin excedentes enviados a la red.

Cuando hablamos de tipo conectado a la red, significa que habrá una conexión a los paneles solares, pero también a la red eléctrica para los momentos en que los paneles no pueden generar electricidad. 

Aquella de tipo desconectado es la que solamente depende de los paneles, lo que obliga a tener baterías de almacenamiento de energía o generadores eléctricos para poder tener electricidad guardada y así poder utilizarla de manera continuada.

En el caso de estar conectado a la red, los excedentes de luz que se generen se pueden verter a la red eléctrica normal y recibir una compensación. Si no tenemos acceso a la red, los excedentes se pueden almacenar en baterías.

Industrial

El caso del autoconsumo industrial es la opción que eligen las empresas, cuyo funcionamiento es igual que el residencial, optando prácticamente siempre al sistema conectado a la red, como medida de seguridad.

Como es normal, el tamaño de las instalaciones es mucho mayor en este caso, ya que el consumo eléctrico también es mucho más elevado.

Los paneles solares

Cuando nos van a instalar un sistema de autoconsumo solar deben incorporar una serie de elementos como los paneles solares, el inversor solar, el soporte y los cables.

Los paneles solares suelen ser monocristalinos, porque son los que ofrecen una mayor eficiencia, aunque también los hay policristalinos o amorfos (estos están casi obsoletos).

En cuanto a los inversores solares, también los podremos dividir en varios tipos, aunque los principales son los inversores string, que a su vez pueden ser monofásicos o trifásicos, según sea el tipo de instalación eléctrica de la casa.

Estos inversores pueden funcionar incluso si estamos conectados a la red y son de distintas potencias, como ya te habrás imaginado, para que puedan ser válidos para todo tipo de instalaciones.

Las subvenciones

Aunque ha habido gobiernos que le han puesto más empeño que otros, lo cierto es que en los últimos años todos han tomado la decisión de que nuestro país tome una senda más ecológica y apostar por este tipo de energía.

Para apoyar el autoconsumo solar, existen diferentes tipos de subvenciones:

  • Bonificaciones del IBI: los ayuntamientos establecen bonificaciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, generalmente de un 50%.
  • Bonificaciones del ICIO: En Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras se puede llegar a bonificar al 95%.
  • Deducciones del IRPF: estas deducciones se realizan cuando realizamos la declaración de la renta y todo dependerá de cada comunidad autónoma.
  • Ayudas autonómicas: estas ayudas dependen de las CCAA, pero hay que tener en cuenta que el dinero es limitado y, por lo tanto, puede que sea concedida, pero que no se pague por falta de presupuesto.
  • Ayudas estatales: estas ayudas son limitadas, se otorgan según orden de llegada y si se agotan, no hay derecho a volver a solicitarlas. En el caso de instalaciones comunes, los importes serán de 600 euros por cada kWp de la instalación y 490 euros por kWh en la batería. Si la instalación es superior en potencia de 10 kWP, las ayudas serán de 450 euros y 300 euros por Kwp.

Los excedentes que nos compensan

Como ya te hemos comentado antes, puedes tener una compensación cuando tienes excedentes de energía en el caso de estar conectados a la red. Es decir, aquello que nos sobre de energía que no hemos consumido, pasará a la red eléctrica y obtendremos una compensación.

Si estás pensando en que es mejor colocar un sistema más grande para generar más excedentes, no es una buena idea, puesto que las eléctricas compensan el kWh hasta que la factura que tenemos con ellos llegue a 0. A partir de ahí, toda la energía que se vierta será gratuita.

Otra cosa que debemos tener en cuenta, es que el precio que nos van a pagar por el excedente de energía no es el mismo que el precio de venta. Lo normal es que se mueva en torno a lo 0,08 kWh.

¿Cuándo se amortiza la inversión?

Esta es la gran pregunta que se hace mucha gente antes de instalar paneles solares en su casa.

Debemos dejar claro que los datos que os vamos a contar ahora mismo son estimaciones, es decir, todo va a depender de muchos factores, por lo que la exactitud es muy complicada en este caso. Pero más o menos nos puede servir de orientación para hacernos una idea aproximada y ver si creemos que es viable o no.

Según los datos que se conocen en España, para una inversión media de unos 5.000 euros con IVA incluido la amortización, se produciría en estos dos supuestos:

  • Si no hemos recibido ningún tipo de ayuda gubernamental y tenemos una producción anual fotovoltaica de unos 5.100 kWh, en 7 años o incluso algo menos deberíamos haber amortizado una inversión.
  • Si hemos tenido la suerte de recibir la bonificación ICIO del 95% y el IBI al 50% durante 5 años, podremos recuperar la inversión en unos 4 años aproximadamente.

Con toda la información que te hemos contado ya tendrás los datos necesarios para saber si te interesa montar placas solares en tu casa y así dar el paso al autoconsumo 

Te puede interesar

Los invernaderos solares, el futuro de la energía agrovoltaica

Convertir los tejados de los invernaderos en plantas para la generación de energía solar no es una idea nueva, pero sí una apuesta que va ganando terreno por sus ventajas para la producción de energía limpia y para las propias explotaciones, que reducirían sus costes de producción, serían más sostenibles y podrían incluso contribuir a la optimización del terreno

Invernadero-solar1